Un nuevo caso vuelve a llenar de indignación a la comunidad indocumentada en Estados Unidos.

Esta vez una inmigrante en estado de embarazo permanece detenida desde principios agosto por parte de ICE a pesar de no tener antecedentes penales.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) solicitó hoy al Gobierno estadounidense la mujer mexicana que se encuentra recluida en un centro de detención en San Diego, en California.

María Solís, de 28 años y madre de tres niñas ciudadanas estadounidenses, fue detenida por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) debido a que contaba con una orden de deportación por haber ingresado al país sin documentos.

En una carta enviada hoy a directivos de ICE tanto en San Diego como en Washington, el organismo expone su preocupación al considerar que el encarcelamiento está afectando la salud tanto de la mujer de origen mexicana como de su hijo.

ACLU apunta que las propias directrices del Departamento de Seguridad Nacional precisan que debe evitarse tener mujeres embarazadas en custodia salvo por “circunstancias extraordinarias”.

“Ninguna ley requiere que ICE encarcele a la señora Solís mientras ella busca estatus migratorio legal para el cual es elegible, y no se ha justificado su detención en violación a la propia política de ICE”, denunció Bardis Vakili, abogado de la ACLU en San Diego.

ACLU insiste en que continúe su proceso en libertad mientras espera una audiencia con un juez de inmigración.

Solís, quien carece de antecedentes criminales, “no representa ningún tipo de riesgo de seguridad” ni existe el riesgo de que salga del país, subraya el organismo en el documento.

Su defensa legal dice tener reportes de malas condiciones al interior del centro de detención, como el pobre acceso a vitaminas prenatales, maquinaria de ultrasonidos que no funciona y un trato duro por parte del personal.

Lauren Mack, vocera de ICE en San Diego, confirmó a Efe que la inmigrante mexicana continúa bajo custodia mientras su caso es llevado ante un juez de inmigración.

“La base de datos del Departamento de Seguridad Nacional indica que la señora Solís Jasso fue deportada de Estados Unidos en septiembre de 2007, y posteriormente reingresó ilegalmente a los Estados Unidos”, precisó.

Anteriormente, la portavoz había asegurado a medios locales que la mujer ha recibido atención médica, vitaminas y pruebas de laboratorio necesarias.

La mujer llegó a Estados Unidos a temprana edad, aunque a los 15 años se fue a vivir a México. Tres años más tarde, regresó a California.

Mientras intentó cruzar la frontera sin documentos fue descubierta y deportada, aunque finalmente lo volvió a intentar con éxito y desde entonces había vivido en la comunidad de Oceanside, California.

Dado que Solís cooperó con la policía al denunciar a su exesposo por violencia doméstica, a consecuencia de lo cual fue deportado hace varios años, calificaría para una visa U, considera su defensa.

Solís pidió al gobierno estadounidense su liberación aunque le fue negada el pasado 31 de agosto.

Sin embargo, no se dio alguna explicación del porqué habrían “circunstancias extraordinarias” que requirieran su permanencia en el centro de detención pese a estar embarazada, denunció la ACLU.

A casi tres años de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, sus padres rechazaron las declaraciones “irresponsables” y “cínicas” sobre “la verdad histórica” hechas por Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

El 28 y 29 de agosto se celebró la tercera visita oficial a México del Mecanismo Especial de Seguimiento a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para supervisar el cumplimiento y el avance de la investigación.

María Regina Apodaca Moreno, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizó una estancia en el Centro de Investigación de la NASA y poco a poco va haciendo realidad su sueño de convertirse en una ingeniera aeroespacial.

De acuerdo con información publicada por la UNAM, la estudiante de 22 años realizó una estancia de cuatro meses en un programa de internos del Centro de Investigación AMES, de la agencia aeroespacial norteaméricana, ubicada en la el famoso sector tecnológico Silicon Valley.

El secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, advirtió hoy de que podría prolongarse hasta 2018 la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que integra a Estados Unidos, (EU), México y Canadá.

En declaraciones a los periodistas en el foro de inversión SelectUSA, que se celebra en National Harbor (Maryland), Ross admitió que el Gobierno del presidente Donald Trump podría acabar las negociaciones en 2017 en un “mundo ideal”.

Ese calendario “sería una velocidad récord para cualquier gran negociación comercial”, subrayó el titular de Comercio.

“Por tanto, no sé si podremos hacer eso. Pero ciertamente somos conscientes del calendario y del hecho de que el calendario no es nuestro amigo”, agregó Ross, quien ve “razones de sobra” para renegociar el TLCAN este año.

El secretario de Comercio pareció aludir a circunstancias como las elecciones generales que tendrán lugar en México en julio de 2018, o los comicios legislativos de noviembre que ese mismo año se celebrarán en Estados Unidos.

El pasado mayo, Trump notificó formalmente al Congreso su intención de renegociar (TLCAN), lo que abrió un periodo de consultas de 90 días antes de iniciar el diálogo con los socios en ese pacto, México y Canadá.

La oficina del Representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, quien junto a Ross, liderará las negociaciones, confirmó el envío de la carta de notificación al Congreso.

En abril pasado, Trump causó sorpresa al afirmar que estaba listo para terminar el TLCAN, pero al final optó por renegociar el acuerdo después de que se lo pidieran -según él- su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.  

El presidente estadounidense cumple así con una de sus principales promesas de la campaña electoral de 2016.

El mandatario llegó a calificar el pacto, en vigor desde 1994, como un “desastre” para los trabajadores y empresas estadounidenses, y criticó especialmente el abultado déficit comercial generado con México.

Page 3 of 12
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…