Thursday, 16 February 2017 00:00

Miles de migrantes y simpatizantes protagonizan marcha "un día sin inmigrantes" en Estados Unidos

Escrito por  David Brooks y J. Jaime Hernández /La Jornada
Califica esta entrada
(0 votes)

Entre marchas, llamados a la resistencia y cierre de negocios o escuelas, decenas de miles de inmigrantes y simpatizantes con su causa mostraban músculo por distintas ciudades de Estados Unidos para protagonizar “un día sin inmigrantes”.

Trabajadores, estudiantes, madres de familia empujando sus carritos de bebé y miembros de distintas organizaciones defensoras de los derechos civiles de los inmigrantes, marchaban de costa a costa.

Las ciudades de Nueva York, Filadelfia, Boston, Washington y Chicago se convertían en las primeras en sentir el impacto de este día sin inmigrantes.

Aunque aún es pronto para conocer el alcance de las marchas y el impacto del boicot que traerá consigo este día sin inmigrantes, muchos han querido sumarse desde el convencimiento de que “no es posible quedarse brazos cruzados”.

“Es necesario que todos sumemos fuerzas. Que le digamos a Donald Trump no en mi casa. No en mi condado. No en mi Estado”, aseguró hoy la supervisora del distrito en la ciudad de Los Angeles, Hilda Solis, quien se ha sumado a la organización de “un día sin inmigrantes”.

Desde Nueva York hasta la ciudad de Los Angeles, una coalición de organizaciones sin un liderazgo claro, pero convencidos de que es necesario aprovechar el impulso que generaron las marchas en la ciudad de Milwaukee el pasado lunes, salieron a las calles para manifestarse contra las redadas y las deportaciones que mantienen en vilo a miles de familias.

Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) han desplegado a sus monitores para informar a la gente que la Constitución de Estados Unidos garantiza a todas las personas a manifestarse libremente, pero también para salvaguardar los derechos de una de las minorías más vulnerables.

 

En las ciudades de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia, cientos de jóvenes hijos de indocumentados marchaban y coreaban las mismas consignas que han repetido sus padres o sus abuelos.

El impacto de este paro de actividades en restaurantes y comercios alcanzaba hoy al Senado de Estados Unidos donde una de las cafeterías principales cesaba sus actividades ante la falta de sus trabajadores:

“Esto es lo que pasa cuando los inmigrantes no están presentes en sus puestos de trabajo. Y es una pena que tengamos que vivir una jornada sin inmigrantes para que algunos entiendan el valor y la importancia de su contribución a nuestra economía, a nuestro bienestar y a nuestra seguridad”, aseguró el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, quien mostró su solidaridad con la huelga de brazos caídos de los trabajadores hispanos en el Senado de EU.

En esa misma ciudad de Washington, el famoso chef de origen español, José Andrés, reiteraba hoy su mensaje de apoyo a la comunidad migrante con el cierre de sus restaurantes Oyamel, Jaleo y Zaitinia:

“Cerraremos nuestra cocina para apoyar así a nuestro personal, muchos de ellos inmigrantes, que desean protestar por el tipo de políticas migratorias” que ha decidido impulsar la administración Trump, aseguró José Andrés en un escueto mensaje.

(Más información en nuestro blog de cobertura al día en la sección de La Era Trump y la resistencia en EU).

Leído 26 Veces

Migración

23 hours ago
8
El presidente Donald Trump nombró al teniente general del ejército H.R. McMaster como su nuevo consejero de Seguridad Nacional el lunes, luego de una semana de difíciles negociaciones que mantuvieron en vilo a Washington. El mandatario dijo a los periodistas en su residencia en Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida, que McMaster es un experto en contrainsurgencia, un "hombre de tremendo talento y tremenda experiencia". "Estoy impaciente de sumarme al equipo de seguridad nacional y de hacer todo lo que esté en mi poder para hacer avanzar y proteger los derechos del pueblo estadounidense", declaró el general McMaster durante una breve rueda de prensa, ubicado al lado del presidente. En la foja de servicios de H.R. McMaster figura que sirvió en Irak en las guerras de 1991 y de 2004 a 2006 y en Afganistán. Su predecesor en el cargo, el general retirado Michael Flynn, fue llamado a renunciar la semana pasada luego de desinformar al vicepresidente Mike Pence sobre conversaciones mantenidas con el embajador ruso ante Estados Unidos en relación a sanciones impuestas por Washington a Moscú. Trump tomó la decisión de designar a McMaster tras pasar un fin de semana largo en su lujosa residencia en el estado de Florida, al término de una dificultosa búsqueda de un candidato para remplazar a Flynn. El presidente vio, por ejemplo, cómo uno de sus elegidos rechazaba asumir el puesto de director del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por su sigla en inglés, el gabinete de política exterior de la presidencia estadounidense, un cargo de alto contenido estratégico. Ni Donald ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…