Thursday, 16 February 2017 00:00

Arzobispo argentino llama a los muros un signo de debilidad y no de fortaleza

Escrito por  Elio Henríquez/La Jornada
Califica esta entrada
(0 votes)

Obispos de América Latina se pronunciaron en contra de la construcción de un muro en la frontera de México y Estados Unidos, como plantea el presidente, Donald Trump.

“El muro es una estupidez; es el signo de la debilidad de quien lo construye, no de la fortaleza”, afirmó el arzobispo argentino Mario Antonio Cargnello.

En rueda de prensa dijo que “antiguamente las murallas se hacían para proteger a una ciudad que estaba insegura en medio de un desierto, en una situación de vándalos, de gente que podría agredir; entonces la ciudad se defendía con murallas, pero hoy no tienen sentido, si la comunicación rompe cualquier barrera”.

-¿A Sur América le afectaría la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos? –se le preguntó.

-No sé desde el punto de vista de las vinculaciones económicas porque se dan por barco o por aviones; lo que haya que llevar está por encima de los muros. El problema es el símbolo que hay detrás del muro.

Agregó: “Nosotros también tenemos que aprender a crecer en vínculo con nuestros países vecinos: Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil. En el caso de Chile hay un muro natural que son los Andes, pero justamente lo que se hace es romper el muro con rutas nuevas, túneles y puentes, digamos de una manera genérica, y siendo países desde el punto de vista estratégico geográficos, más bien periféricos porque estamos en el sur rodeados por agua, necesitamos integrarnos no aislarnos”.

También presidente del departamento de Misión y Espiritualidad del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), Cargnello reiteró que “el muro es algo un tanto absurdo y preocupante porque traerá sufrimiento para mucha gente”.

El obispo venezolano, Freddy Fuenmayor Suárez, dijo por su parte que y ciertamente “la humanidad requiere hoy derribar las barreras y que todos nos encontremos; que todos los pueblos podamos aportar mutuamente lo necesario para su desarrollo, sobre todo en lo que se refiere a la dignidad de las personas”.

Insistió en que como obispo está en desacuerdo con la propuesta de Trump de que se construya un muro en la frontera norte de México. “En Venezuela, cuando se plantea el problema del desarrollo, de la dignidad de la persona procuramos hablar siempre apuntando al bien común de las comunidades, de los pueblos en contra de todas estas pretensiones”.

 

Recordó lo que el Papa Francisco dijo en el avión el año pasado cuando visitaría Estados Unidos, cuando Donald Trump era candidato a la presidencia de ese país, acerca de que “construir muros no era cosa de cristianos, lo que trajo una gran reacción y repercusión”.

En la rueda de prensa participaron también lo obispos de Perú, Raúl Antonio Chau y de San Cristóbal de Las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, quienes, junto con jerarcas y sacerdotes de 18 países participan desde el pasado lunes en el Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Comisiones Episcopales de Liturgia: La Inculturación de la Liturgia, organizado por el Celam, en el marco del primer aniversario de la llegada del Papa Francisco a San Cristóbal y a Tuxtla Gutiérrez.

Leído 102 Veces

Migración

18 hours ago
5
La Oficina de Presupuesto del Congreso dio a conocer este miércoles el impacto que tendría el plan de salud promovido por los republicanos, que ya fue aprobado por la Cámara de Representantes y que ahora espera ser discutido en el Senado. La ley de salud aprobada por un pequeño margen en la Cámara de Representantes para sustituir Obamacare dejaría sin seguro médico a 14 millones de personas en 2018 y a 23 millones en una década, según la evaluación de la no partidista Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO). Este es el primer análisis del impacto potencial que tendría la aprobación del proyecto. El comité fue enfático al asegurar que la nueva versión del American Health Care Act (AHCA), el proyecto de ley promovido por los republicanos, haría inaccesible en términos económicos acceder a un seguro de salud, especialmente para los enfermos. "Las primas de seguro variarían significativamente dependiendo del estatus de salud y del tipo de beneficios que se provean, y la gente menos saludable podría afrontar montos muy altos", concluyó el CBO.  La evaluación confirma que Trumpcare tendría un impacto devastador para las personas con condiciones preexistentes, pues verían incrementarse sus primas, sin necesariamente recibir unos mejores cuidados y una mejor cobertura. Este se ha convertido en el punto clave de la posición al proyecto de ley. Los legisladores de la Cámara de Representantes fueron muy criticados por aprobar un proyecto antes de que el CBO evaluara su impacto: cuánta gente se quedaría sin seguro, cuánto costaría la implementación de la ley, etc. La cifra ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…