Monday, 20 March 2017 00:00

CNDH revela que la discriminación y la exclusión de migrantes existe tanto en Estados Unidos como en el sur de nuestro país

Escrito por  José Antonio Román/La Jornada
Califica esta entrada
(0 votes)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó enérgicamente la supremacía racial que pretenden las nuevas políticas migratorias y el discurso de odio en los Estados Unidos.

Pero también, agregó, observa con preocupación lo que ocurre al sur de nuestro país, por el trato discriminatorio y de exclusión que reciben quienes en contexto de migración provienen de países centroamericanos y el Caribe, principalmente, que huyen de la pobreza y violencia en sus países de origen, y buscan una mejor calidad de vida o la reunificación de sus familias.

En un pronunciamiento, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que se conmemora este 21 de marzo, la CNDH se pronunció en favor del fortalecimiento de la tolerancia y la cultura de la legalidad como vía para erradicar la discriminación, ya que considera que tan grave es la falta en sí como el consentimiento u ocultamiento de la misma.

"Hoy en día un sinnúmero de personas son víctimas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, lo que demanda la revisión de estrategias implementadas a nivel nacional para combatir dichos fenómenos", señala la Comisión.

Además, advirtió que la discriminación racial y étnica, es un fenómeno incompatible con el respeto a la dignidad de las personas, que va desde la negación de los principios básicos de igualdad de las personas hasta la instigación del odio étnico, que puede derivar en genocidio.

Con motivo de esta fecha conmemorativa, cabe recordar que el 21 de marzo de 1960 en Sharpeville, Sudáfrica, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación pacífica contra las “leyes de pases” del apartheid, lo que originó que seis años después la Asamblea General de Naciones Unidas proclamara esa fecha como Día Internacional de la Eliminación de todas las formas de discriminación racial.

 

Leído 43 Veces

Migración

3 days ago
56
Es irónico, sí. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya retórica política central es la de “compra americano, contrata americano”, repite con frecuencia su deseo de frenar la contratación de mano de obra extranjera y evitar que grandes empresas estadounidenses establezcan sus factorías en otros países donde los costes son menores. Sin embargo, su hijo, Eric Trump, se autoexcluye de esta petición de su padre: uno de sus viñedos, Trump Vineyard Estates, que forma parte del conglomerado empresarial de la organización Trump, ha solicitado al Departamento de Trabajo la contratación temporal de 29 inmigrantes ante la falta de trabajadores estadounidenses.  El pasado diciembre, la empresa vinícola de Eric pidió a través del programa de visas H-2 —que concede permisos a empresas del sector agrícola para contratar temporalmente a empleados extranjeros ante la escasez de trabajadores estadounidenses— la incorporación de seis trabajadores foráneos. En febrero, según informa el diario The Daily Progress, el viñedo, localizado en Virginia, aumentó su solicitud a 29 empleados extranjeros ante la falta de mano de obra estadounidense para realizar el trabajo requerido, que incluye principalmente labores manuales como plantar, cultivar y podar las viñas. Para que el Departamento de Trabajo apruebe las peticiones de este tipo, las empresas deben demostrar que “no hay suficientes trabajadores estadounidenses, dispuestos, cualificados y disponibles para trabajar de manera temporal” en sus trabajos agrícolas. Bajo esta autorización, los extranjeros reciben un sueldo de casi 11 ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…