Friday, 19 May 2017 00:00

El TLCAN, el peor pacto comercial de la historia: Donald Trump

Escrito por  Julie Hirschfeld Davis/The New York Times
Califica esta entrada
(0 votes)

El gobierno de Donald Trump anunció de manera oficial que planea renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque no se dieron detalles sobre qué cambios se buscarían para el acuerdo que el presidente estadounidense ha calificado como “el peor pacto comercial de la historia”.

En una carta a legisladores, el representante comercial Robert Lighthizer dijo que el gobierno buscará mejor paga para los trabajadores estadounidenses y un crecimiento económico a través de mejoras no especificadas al TLCAN, que ya tiene 23 años. Sin embargo, el aviso –con una versión minimizada de un borrador que circuló a principios del año– no prevé modificaciones a gran escala.

Trump había amenazado retirarse por completo del tratado, pero cambió de parecer a finales de abril después de que los líderes de Canadá y México lo llamaron para instarlo a renegociar.

“Durante años, los políticos han pedido que se revise este acuerdo, pero el presidente Trump es el primero en cumplir con esa promesa”, dijo Lighthizer.

 

Aunque organizaciones empresariales y no gubernamentales criticaron tal declaración.

“Donald Trump dijo que arreglaría el TLCAN en su primer día en el cargo”, dijo Michael Brune, director ejecutivo del Sierra Club, un grupo ambientalista, en un comunicado. “Después de 119 días se las arregló para mandarle al congreso una carta de dos páginas que no incluye detalle alguno sobre cómo arreglaría un acuerdo que ha socavado protecciones ambientales, eliminado trabajos, reducidos los salarios, contaminado el aire y el agua y contribuido al cambio climático”.

Esa carta de dos páginas contrasta con una versión de ocho páginas que fue circulada en el Congreso durante marzo y proponía que se pudiera restablecer aranceles si las importaciones hacia Estados Unidos amenazaban a la industria de ese país, así como hacer cambios a la sección sobre reglas de origen de los productos.

El aviso de este jueves establece que cualquier cambio será sujeto a consultas legislativas dentro de Estados Unidos y que habrá coordinación y “transparencia” durante el proceso de renegociación. La carta cumple con un requisito de que el presidente debe avisar al congreso 90 días antes de empezar una negociación comercial.

Lighthizer destacó que entre las cosas que se discutirán está incluir provisiones sobre el comercio en materia digital, como la propiedad intelectual, así como medidas ambientales.

“Hay que hacer notar que el TLCAN fue negociado hace 25 años y que nuestras economías y empresas han cambiado desde entonces, pero el TLCAN no lo ha hecho”, dice Lighthizer en la carta.

La Secretaría de Economía mexicana emitió un comunicado en el que celebra el anuncio, aunque no hace referencia a puntos específicos mencionados en la carta de Lighthizer. “México reafirma su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI”, dice el comunicado mexicano. “Los países de América del Norte merecen un instrumento moderno que regule su relación comercial”.

Los funcionarios mexicanos buscan que las negociaciones puedan concluir antes del periodo electoral del próximo año, cuando México votará a su próximo presidente.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau y su gabinete también han dicho que Canadá celebra la oportunidad de renegociar y modernizar el TLCAN.

“Estamos en un momento crítico que nos ofrece la oportunidad de determinar cómo podemos alinear al TLCAN con las nuevas realidades e incluir maneras progresivas, libres y justas de abordar el comercio y las inversiones”, dijo Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores y quien tiene la tarea de liderar las relaciones con el gobierno de Trump.

 

Leído 39 Veces

Migración

22 hours ago
9
Los últimos cálculos de los efectos de la reforma sanitaria que impulsan los republicanos no arrojan sorpresas ni grandes saltos respecto a las primeras propuestas. El texto que se encuentra ahora en el Senado dejaría sin seguro a 15 millones de personas más que la legislación actual, según el informe que ha publicado este lunes la Oficina Presupuestaria del Congreso, lo que supone tan solo un millón más que los 14 millones de damnificados que se estimaron en la legislación que bendijo la Cámara de Representantes el pasado mayo. También la diferencia es muy estrecha en la previsión para 2026, si la propuesta anterior situaba en 23 millones los ciudadanos excluidos de la cobertura, la actual los deja en 22 millones.  La Oficina Presupuestaria del Congreso, que es un organismo independiente, no ha servido para despejar dudas sobre una legislación muy controvertida dentro de los propios conservadores: estaban de acuerdo desde el principio en demoler la famosa reforma de Barack Obama, lo que resultó una promesa electoral estrella de Donald Trump, pero no han logrado aún ponerse de acuerdo en el modelo para sustituirla. Los republicanos cuentan con una mayoría en la Cámara de 52 a 48 puestos, pero al menos cinco senadores han mostrado recelos al último borrador. En la Cámara de Representantes, el partido del presidente logró aprobar una propuesta el pasado 5 de mayo después de duras negociaciones y con tan solo cuatro votos de diferencia. Ahora, una versión similar de esa legislación, que tiene que votar el Senado, no se encuentra con menos dificultades -ni tampoco con un ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…