Miercoles, 13 September 2017 00:00

Administración de Donald Trump prepara prioridades para proteger a los dreamers, EU

Escrito por  María Peña/LaRaza

En medio de la lucha campal en el Congreso por el futuro de DACA, la Administración Trump alista las prioridades que apoyaría para proteger a los DREAMers de forma permanente, afirmó este martes un asesor de alto rango de la Casa Blanca.

Durante un encuentro con periodistas organizado por el diario “Christian Science Monitor”, el asesor para asuntos legislativos de la Casa Blanca, Marc Short, dijo que en las próximas semanas la Administración delineará los componentes que quiere ver incluidos en un paquete migratorio.

Aunque no ofreció detalles, Short sí dejó entrever que una medida para proteger a los beneficiarios del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, no necesariamente estaría atada a los fondos para el muro fronterizo que prometió el presidente Donald Trump durante la contienda electoral.

Short dijo que, en aras de lograr una solución, no iba a especular sobre si el muro estaría o no incluido “como parte de un paquete de DACA u otro paquete legislativo”.

Sus palabras contradicen las declaraciones de ayer de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, quien dijo que para Trump, el muro sería “una parte importante de un paquete de reforma migratoria responsable”.

Los demócratas ya han advertido de que no aceptarán ninguna legislación que incluya fondos para el muro, aunque sí han dejado margen para negociar otros componentes de la seguridad fronteriza.

Así las cosas, la decisión de Trump de eliminar de forma escalonada los permisos del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, a partir del 5 de marzo de 2018, ha desatado una lucha campal en el Congreso de grupos a favor y en contra del alivio migratorio.

Desde el anuncio la semana pasada, activistas DREAMers y grupos cívicos de todo EEUU realizan prácticamente a diario actos de protesta, conferencias de prensa y mensajes en las redes sociales para que el Congreso encuentre ya una solución permanente.

Decenas de DREAMers, activistas y líderes comunitarios de diversos grupos proinmigrantes, entregaron este martes al Congreso un millón de firmas para exigir un voto sobre el DREAM Actpara legalizar a los jóvenes indocumentados, pero sin condiciones porque éstos no deben ser “pieza de negociación” a cambio del prometido muro fronterizo. 

Los activistas afirmaron que no aceptarán una medida que ayude a los DREAMers pero “ponga la diana” de la deportación en sus padres. María Peña/Impremedia 

Sin embargo, tanto el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, como el senador republicano de Texas, John Cornyn, han dicho que cualquier medida que salga del Congreso tiene que incluir elementos para la vigilancia fronteriza.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, nuevamente instó al liderazgo republicano en el Senado a que programe un voto de la medida bipartidista que legalice a los DREAMers amparados al DACA.

Durbin destacó a la Dreamer Cristina Velázquez, una estudiante de la Universidad de Georgetown que ha sido aceptada en “Teach for America”, un programa que despliega a maestros a zonas marginadas en todo el país y cuenta con 190 Dreamers.

“Los líderes republicanos del Congreso necesitan ayudarnos a aprobar el DREAM Act de una vez por todas… necesitamos asumir responsabilidad por los centenares de miles que pueden hacer de EEUU un mejor país, y mostrar con sus vidas que la promesa de EEUU sigue muy viva “, dijo Durbin, coautor del llamado DREAM Act, junto al senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham.

Mientras, grupos ultraconservadores y anti-inmigrantes hacen lo propio a través de mensajes en las redes sociales, columnas de opinión, y encuentros con los medios, para presionar en contra de cualquier medida que legalice a los DREAMers. 

Plazo corto, agenda amplia y divisiones

El Congreso tiene un plazo de apenas seis meses para bregar con la “papa caliente” del DACA, encima de otras prioridades como  la reforma tributaria, el aumento del techo de la deuda, los fondos para el gobierno, y millonarias inversiones para la infraestructura nacional.

De hecho, la urgencia de aprobar fondos para los damnificados por el huracán “Harvey” en Texas, y el huracán “Irma” en Florida, obligó a postegar indefinidamente una audiencia sobre DACA prevista para mañana en un comité del Senado.

Así, es poco probable que el Legislativo logre una solución consensuada para un problema migratorio que viene arrastrando durante años, según observadores.

Además, el Partido Republicano está dividido sobre cómo resolver el problema de la inmigración ilegal y, de cara a los comicios legislativos de 2018, no querrá proyectar una imagen de debilidad frente a su base.

Algunos republicanos, presionados por grupos conservadores, promueven la iniciativa “RAISE Act” para reducir la inmigración legal, pero ésta no goza de amplio apoyo incluso dentro del partido.

El propio exasesor político de Trump, Steve Bannon, advirtió en una entrevista reciente con la cadena televisiva CBS que la decisión del mandatario de dejar el futuro de DACA en manos de los republicanos en el Congreso podría desatar una “guerra civil” y poner en peligro el control de la Cámara Baja. 

En la actualidad, 15 estados y el Distrito de Columbia presentaron una demanda contra Trump por haber anulado DACA, y ayer California presentó otra similar junto a los estados de Maryland, Maine y Minnesota.

Mario López, presidente del conservador Fondo de Liderazgo Hispano, afirmó hoy en una columna de opinión que Trump debe implicarse de lleno en las negociaciones para una solución permanente para los “DREAMers”, a los que calificó como “jóvenes estupendos” y prometió una solución que dejará a la gente “feliz y orgullosa”.

“Castigar a niños por las acciones de sus padres es mala política”, afirmó López.

Leído 12 Veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…