El mundo entero espera la cumbre histórica entre Corea del Norte y Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegaron este domingo a esta capital, dos días antes de la histórica cumbre, tras décadas de desconfianza entre la superpotencia y el aislado país con armas nucleares.

El mundo entero observa esta cumbre histórica entre Kim Jong-un y Estados Unidos, dijo Kim a su llegada, mientras Trump aseguró que iba de camino a una misión de paz, pero con la advertencia de que no habrá otra oportunidad.

Kim llegó al aeropuerto Changi a las 14:38 horas (local) en un vuelo de Air China, de donde se trasladó al hotel St. Regis, donde se alojará su delegación, conformada por el canciller Ri Yong-ho, Kim Yong-chol, un ayudante cercano del líder norcoreano fundamental en la diplomacia que logró esta cumbre, y Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano.

Kim se reunió con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loon, a quien agradeció ser el anfitrión del encuentro.

Al partir desde Canadá, Trump dijo que iba camino a una misión de paz... Confío en que Kim Jong-un quiera hacer algo grande por su pueblo, ya que no volverá a tener otra oportunidad, dijo. Insistió en que sabrá desde el primer minuto si Corea del Norte va en serio con su oferta de paz con base en su toque y percepción de la situación.

Trump aterrizó a las 20:21 horas (local) en la base militar Paya Lebar, donde fue recibido por el canciller del país, Vivian Balakrishnan, para después trasladarse al hotel Shangri-La.

Con él llegaron el secretario de Estado, Mike Pompeo; el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton; el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, y la secretaria de prensa, Sarah Sanders. Este lunes Trump tiene previsto reunirse con el primer ministro Lee.

Enemigos desde la Guerra de Corea (1950-1953) Estados Unidos y Norcorea nunca han visto antes una reunión de sus líderes.

Las conversaciones que iniciarán a las nueve de la mañana del martes en el hotel Capella se centrarán en lograr un acuerdo sobre la desnuclearización de Pyongyang a cambio de un alivio de las sanciones económicas y diplomáticas que lo afectan, aunque recientemente Trump planteó que será una jornada para conocerse y sugirió la posibilidad de nuevas cumbres y de un acuerdo para cerrar la Guerra de Corea y sustituir el armisticio firmado en 1953 por un tratado de paz que también tendría como firmantes a China y Corea del Sur.

Desde China, el presidente ruso. Vladimir Putin, dijo que estaría encantado de reunirse con Trump, una vez que Washington esté listo para llevar a cabo una cumbre, y acogió la petición del presidente estadunidenses sobre reincorporar a Moscú al Grupo de los Siete.

Read 22 times
Login to post comments
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…