Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte que en México y el resto de los países miembros de este organismo el problema de la obesidad seguirá en aumento. Aunque ha disminuido el ritmo del crecimiento, estima que 39 por ciento de los mexicanos será obeso en 2030, es decir, casi 20 por ciento más respecto de 2016.

El reporte, difundido ayer con motivo del Día Europeo de la Obesidad (20 de mayo), señala que entre los países miembros uno de cada dos adultos y uno de cada seis niños tiene sobrepeso u obesidad.

El primer lugar lo ocupa Estados Unidos, con la mayor cantidad de adultos con obesidad (38.2 por ciento) y México está en el segundo sitio, con 33.3 por ciento de las personas mayores de 20 años que tienen un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 30 kilogramos por metro cuadrado (kg/m2), de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Salud de Medio Camino de 2016.

Después están Nueva Zelanda y Hungría con los niveles más elevados de este problema de salud y, en el extremo contrario, se encuentran Japón y Corea, con sólo 3.7 y 5.3 por ciento de su población en condiciones de obesidad. El promedio en lo que se conoce como zona OCDE es de 19.5 por ciento.

Las previsiones sobre la tendencia que seguirá el exceso de peso corporal en los siguientes años indican que continuará en aumento hasta por lo menos 2030, sobre todo en Estados Unidos, México e Inglaterra, donde los porcentajes llegarán a 47, 39 y 35 por ciento, respectivamente.

Desventaja en el mercado laboral

Destaca que los niveles educativos y socioeconómicos de las personas tienen un impacto directo en el peso corporal. Si son obesas están en una situación de desventaja en el mercado laboral.

Esto, a su vez, refuerza las condiciones de desigualdad social. Los obesos, señala el informe, tienen menores expectativas laborales respecto de las personas que tienen un peso adecuado, son menos productivos debido a que se enferman con mayor frecuencia. Además, sus salarios son alrededor de 10 por ciento más bajos en relación con los empleados sin obesidad.

En la revisión por sexo, el reporte señala que en la mayoría de los países las mujeres suelen ser más obesas que los hombres, lo cual coincide con lo que ocurre en México, pues 38.6 por ciento de la población femenina y 27.7 por ciento de la masculina viven con esta condición.

El documento puntualiza, con base en los datos disponibles, que en los países de la OCDE la cantidad de hombres obesos aumenta con más rapidez respecto de ellas. También destaca que las mujeres con menor nivel educativo tienen un riesgo dos a tres veces mayor de incrementar su peso corporal en relación con las que alcanzaron grados escolares superiores.

Los países que aún forman parte del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (ATP, por sus siglas en inglés) preparan un comunicado para reafirmar su compromiso con el pacto comercial a pesar del retiro de Estados Unidos, dijeron fuentes cercanas a las negociaciones. 

Las conversaciones se realizan al margen de una reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la mayor cita comercial desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, trastocó al orden mundial con su política de "Estados Unidos primero".

Las visiones contrapuestas son evidentes en la reunión de la APEC de este fin de semana, en la que participan ministros de países que representan más del 40 por ciento del comercio mundial.

Mientras el nuevo Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, mantendrá conversaciones bilaterales con países clave, China impulsará su acuerdo comercial asiático y se presentará como un paladín mundial del libre comercio.

Japón, por su parte, lidera un grupo de países que todavía quiere seguir adelante con un ATP mucho más amplio, un acuerdo que Trump abandonó en uno de sus primeros actos en el cargo y que no incluye a China.

Fuentes cercanas a las discusiones dijeron que los estados del grupo llamado "ATP-11" -los 11 miembros que quedaron después de que Estados Unidos se retiró- buscarán elaborar un comunicado para el domingo que muestre su compromiso a seguir adelante con el TPP.

"Habrá dos puntos principales: Primero, apuntar a una pronta entrada en vigor del ATP-11. Segundo, tener en cuenta un entorno en el que un país signatario puede regresar", dijo una fuente cercana a las discusiones que no estaba autorizada a hablar con medios de comunicación.

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha conectado la planta solar de reciente construcción en el campamento de refugiados de Azraq, en Jordania.

Financiado por la campaña "El poder de la luz" de la Fundación IKEA, este parque fotovoltaico proporcionará energía renovable a una población que desde hace dos años y medio lleva viviendo con acceso a la electricidad de manera esporádica. Además, la puesta en funcionamiento de los paneles solares contribuirá a la estrategia energética nacional de Jordania de lograr para 2020 una economía verde.

Esta planta fotovoltaica de 2 megavatios (MW) permitirá que ACNUR proporcione electricidad asequible de manera sostenible a los 20.000 refugiados sirios que viven en cerca de 5.000 albergues en el campamento de Azraq, cubriendo al mismo tiempo las necesidades energéticas de las dos localidades conectadas a la red nacional. Cada familia podrá ahora conectar un frigorífico, una televisión y un ventilador, así como tener luz dentro de su casa y cargar sus teléfonos móviles, siendo de gran importancia personal esta última actividad para mantener el contacto con sus familiares que están en otros países.

El campamento de Azraq abrió sus puertas en abril de 2014 y está situado en una zona desértica al norte de Jordania, con veranos calurosos y duros inviernos. La falta de electricidad ha sido uno de los principales retos para sus residentes, ya que ha dificultado actividades cotidianas como cocinar, lavar la ropa, estudiar o caminar de manera segura por las noches del albergue al baño, sobre todo para las mujeres y los niños.

Desde que en enero de 2017 se comenzó a tener electricidad, muchas de estas dificultades se han visto reducidas y se ha mejorado de manera significativa las condiciones de vida de los residentes en Azraq. Durante los últimos dos años y medio, los refugiados han estado viviendo con el único apoyo en materia de iluminación de las linternas solares y el alumbrado público instalados en uno de los pueblos, ambos financiados por la Fundación IKEA.

La planta solar de Azraq es la primera en ser construida en un campamento de refugiados en todo el mundo. En Jordania, donde el coste de la electricidad es muy alto, la planta solar permitirá que ACNUR proporcione electricidad a los residentes del campamento de Azraq de manera gratuita, un ahorro que los refugiados podrán invertir en otras necesidades.

El gobierno de Donald Trump anunció de manera oficial que planea renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque no se dieron detalles sobre qué cambios se buscarían para el acuerdo que el presidente estadounidense ha calificado como “el peor pacto comercial de la historia”.

En una carta a legisladores, el representante comercial Robert Lighthizer dijo que el gobierno buscará mejor paga para los trabajadores estadounidenses y un crecimiento económico a través de mejoras no especificadas al TLCAN, que ya tiene 23 años. Sin embargo, el aviso –con una versión minimizada de un borrador que circuló a principios del año– no prevé modificaciones a gran escala.

Trump había amenazado retirarse por completo del tratado, pero cambió de parecer a finales de abril después de que los líderes de Canadá y México lo llamaron para instarlo a renegociar.

“Durante años, los políticos han pedido que se revise este acuerdo, pero el presidente Trump es el primero en cumplir con esa promesa”, dijo Lighthizer.

 

Aunque organizaciones empresariales y no gubernamentales criticaron tal declaración.

“Donald Trump dijo que arreglaría el TLCAN en su primer día en el cargo”, dijo Michael Brune, director ejecutivo del Sierra Club, un grupo ambientalista, en un comunicado. “Después de 119 días se las arregló para mandarle al congreso una carta de dos páginas que no incluye detalle alguno sobre cómo arreglaría un acuerdo que ha socavado protecciones ambientales, eliminado trabajos, reducidos los salarios, contaminado el aire y el agua y contribuido al cambio climático”.

Esa carta de dos páginas contrasta con una versión de ocho páginas que fue circulada en el Congreso durante marzo y proponía que se pudiera restablecer aranceles si las importaciones hacia Estados Unidos amenazaban a la industria de ese país, así como hacer cambios a la sección sobre reglas de origen de los productos.

El aviso de este jueves establece que cualquier cambio será sujeto a consultas legislativas dentro de Estados Unidos y que habrá coordinación y “transparencia” durante el proceso de renegociación. La carta cumple con un requisito de que el presidente debe avisar al congreso 90 días antes de empezar una negociación comercial.

Lighthizer destacó que entre las cosas que se discutirán está incluir provisiones sobre el comercio en materia digital, como la propiedad intelectual, así como medidas ambientales.

“Hay que hacer notar que el TLCAN fue negociado hace 25 años y que nuestras economías y empresas han cambiado desde entonces, pero el TLCAN no lo ha hecho”, dice Lighthizer en la carta.

La Secretaría de Economía mexicana emitió un comunicado en el que celebra el anuncio, aunque no hace referencia a puntos específicos mencionados en la carta de Lighthizer. “México reafirma su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI”, dice el comunicado mexicano. “Los países de América del Norte merecen un instrumento moderno que regule su relación comercial”.

Los funcionarios mexicanos buscan que las negociaciones puedan concluir antes del periodo electoral del próximo año, cuando México votará a su próximo presidente.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau y su gabinete también han dicho que Canadá celebra la oportunidad de renegociar y modernizar el TLCAN.

“Estamos en un momento crítico que nos ofrece la oportunidad de determinar cómo podemos alinear al TLCAN con las nuevas realidades e incluir maneras progresivas, libres y justas de abordar el comercio y las inversiones”, dijo Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores y quien tiene la tarea de liderar las relaciones con el gobierno de Trump.

Los arrestos de migrantes sin papeles en Estados Unidos se han incrementado casi un 38 por ciento respecto a las mismas fechas del año pasado en los primeros 100 días del presidente Donald Trump.

Las autoridades de migración (ICE, por sus siglas en inglés) cifraron en 41 mil 318 las detenciones por violaciones a las leyes migratorias que tuvieron lugar desde el 25 de enero hasta el 30 de abril. Es un 37.6 por ciento más que un año atrás.

El 25 de enero es la fecha en la que Trump firmó dos órdenes ejecutivas en materia de migración: la que daba por iniciado el proceso para construir el muro en la frontera con México y la que pretendía retirar fondos a las "ciudades santuario", que son las que se niegan a colaborar con las autoridades federales en la localización y detención de sin papeles para su deportación.

"Estas estadísticas reflejan el compromiso del presidente Trump con la aplicación justa de las leyes inmigratorias", dijo el director en funciones del ICE, Thomas Homan. 

Trump prometió en campaña electoral deportar a los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en Estados Unidos y, aunque en una entrevista concedida tras su victoria electoral cifró en hasta tres millones los indocumentados con antecedentes criminales, que aseguró que sería en los que se centraría inicialmente, ha situado a todos los sin papeles como prioritarios para la deportación.

Según el ICE, el 75 por ciento de los arrestados tenía antecedentes penales, "con delitos que van desde homicidio y asalto a abuso sexual y cargos relacionados con drogas".

Organizaciones de defensa de los migrantes sostienen sin embargo que la mayoría de los sin papeles que están siendo detenidos no suponen amenaza para la sociedad estadunidense.

"Están enfocándose en familias trabajadoras de inmigrantes con raíces profundas en Estados Unidos, la mayoría de las ni se acerca a la definición común de 'criminal", dijo Frank Sharry, director ejecutivo de America's Voice Education Fund, una organización que promociona los derechos civiles.

"Conducir sin licencia está siendo usado como pretexto para la deportación", manifestó.

 

Dos hombres acusados de mantener relaciones sexuales entre sí fueron sentenciados este miércoles 17 de mayo a recibir 85 azotes en público cada uno. Es el primer caso en el que se castiga a personas por homosexualidad en la provincia indonesia de Aceh, la cual se rige bajo una versión estricta de la sharía, la ley musulmana.

Las sentencias alarmaron a los activistas de derechos humanos, quienes calificaron el castigo de excesivo y lo consideraron un giro inesperado y peligroso de la situación en Aceh, una provincia semiautónoma que ha impuesto una rígida versión del código legal del islam.

En las noticias se menciona que los vigilantes habían sorprendido a los dos hombres desnudos en la cama. Las víctimas imploraron para que no se notificara a la policía de la sharía, pero los hombres recibieron una golpiza mientras el ataque era grabado en video, y más tarde los llevaron a una estación local de policía.

En marzo, poco después de que llevaran a la estación a los dos hombres –de 20 y 23 años–, Marzuki Ali, investigador en jefe de la policía sharía, les preguntó: “¿Así que no les gustan las mujeres? ¿Ya no les interesan?”. Las cámaras registraron sus comentarios.

Desde 2014, la homosexualidad es ilegal en esta provincia conservadora, pero es la primera vez que se castiga a ciudadanos por ello. La sentencia máxima para este crimen es de 100 azotes, pero la corte los sentenció a 85 después de que se disculparan por sus acciones.

En 2016, un total de 339 personas fueron azotadas en Aceh por cargos de indecencia moral, según Human Rights Watch.

A pesar de que el momento de la sentencia parece ser una mera coincidencia, el miércoles 17 fue el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Según un informe anual sobre homofobia fomentada desde el Estado, recopilado por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexual, Trans e Intersex, la homosexualidad es un crimen en 72 países.

En tres de ellos —Irán, Arabia Saudita y Yemen—, la homosexualidad está calificada como un crimen con pena de muerte, aunque es raro que ocurran las ejecuciones. En otros cinco países —Afganistán, Mauritania, Pakistán, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos— la pena de muerte por homosexualidad está codificada por la ley sharía, pero no se ha puesto en práctica.

Sesenta y tres países tienen leyes antidiscriminación que protegen a gays y lesbianas, y en 23 se reconoce el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo; los más recientes en hacerlo fueron Finlandia y Eslovenia este año.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó hoy que “los muros funcionan, solo tienen que preguntar a Israel”, al reafirmar su intención de construir el muro con México, una de sus propuestas más controvertidas y que ha elevado las tensiones con el vecino del sur.

“Los muros funcionan, pregunten a Israel, funciona, créanme y no tenemos alternativa””, remarcó Trump en rueda de prensa conjunta con el Presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Cada vez que el Presidente de Estados Unidos se ve en escándalos en su propio país, Trump habla del muro con México. Ahora se tardó toda la mañana en hacerlo, pero normalmente amanece tuiteando sobre el tema.

No es la primera vez que Trump pone como ejemplo los muros de seguridad implantados por Israel para frenar el acceso de terroristas desde los territorios palestinos, al remarcar que “la gente quiere protección y los muros protegen”.

El mandatario estadounidense precisaba así unas declaraciones previas de Santos en las que este apuntaba que la mejor manera de hacer frente al tráfico ilegal de personas y drogas “es la colaboración y el trabajo conjunto”, sin críticas explícitamente el muro.

“Esa ha sido una larga y muy diplomática respuesta a su pregunta”, zanjó Trump sobre las palabras de Santos.

El muro fronterizo con México ha sido una de las principales promesas del mandatario durante su campaña electoral, pero ha encontrado notable oposición en el Congreso a la hora adjudicar fondos para su construcción.

Además, el coste estimado del muro se ha disparado desde los cerca de 8.000 millones calculados en un primer momento por Trump hasta los más de 21.000 millones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

La designación del ex director del FBI Robert Mueller como fiscal especial a cargo de la investigación de Rusia coloca a la joven presidencia de Trump en un terreno anegadizo a solo cuatro meses de haber asumido.

El fiscal tiene facultad para pedir documentos de la Casa Blanca y la campaña electoral de Trump, e incluso podría tratar de anular la privacidad de las conversaciones presidenciales en la Casa Blanca. Personas afectadas por la investigación podrían verse obligadas a contratar costosos abogados y a ser sometidas a interrogatorios. El propio Trump podría tener que responder preguntas.

Incluso si se determina que la campaña de Trump no cometió irregularidad alguna en sus tratos con los rusos, el fantasma de la investigación acosará a la Casa Blancas por meses, si no años.

“Gobernarán con el constante temor de que cualquier noticia bomba puede estallar a la vuelta de la esquina”, afirmó Julian Zelizer, profesor de historia de la Princeton University.

Trump insiste en que ni él ni sus colaboradores mantuvieron contactos cuestionables con Rusia y dijo que la investigación lo comprobará.

La decisión del Departamento de Justicia de encomendar a Mueller la investigación se produce en momentos en que la Casa Blanca enfrentaba una serie de controversias que ella misma generó.

La semana pasada Trump causó conmoción al despedir al director del FBI James Comey, que supervisaba la investigación de Rusia. Y en una inusitada advertencia a Comey, insinuó que habría grabado las conversaciones entre ambos. Impertérritos, allegados a Comey revelaron que éste había tomado apuntes de un encuentro en el que el presidente le pidió que suspendiese la investigación del ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, que está también en la picota en relación con Rusia.

 

Como candidato, pasaba de una crisis a otra, incluida la aparición de un video en el que hace comentarios ofensivos hacia las mujeres. Su respuesta generalmente era acusar a la prensa de propagar “noticias falsas”, criticar a sus rivales y generar provocativas distracciones, a menudo con un tuit oportuno.

Intentó seguir el mismo libreto con Rusia. Acusó a los demócratas de propagar la idea de que hubo contactos irregulares con Rusia para justificar su derrota electoral del año pasado. Exhortó a sus partidarios y al FBI a enfocarse en las filtraciones que aumentan las sospechas de contactos inapropiados con los rusos. Y el jueves por la mañana describió las investigaciones en un tuit como “la caza de brujas de un político más grande de la historia” de los Estados Unidos.

El historiador Douglas Brinkley, especializado en la presidencia, dijo que Trump “no va a poder librarse” de la investigación encabezada por Mueller.

“Quería presentarlo como un instrumento de guerra de la prensa y los demócratas”, sostuvo Brinkley. “Pero ahora, con Mueller a cargo y los republicanos apoyando la decisión del Departamento de Justicia, Trump va a tener que responder a la justicia”.

Robert Mueller asumió el cargo de director del FBI en 2001 con la intención de ahondar en los casos relacionados con drogas, en delitos de cuello blanco y crímenes violentos. Una semana después ocurrieron los atentados terroristas del 11 de septiembre.

Su misión cambió de la noche a la mañana y Mueller dedicó los siguientes 12 años a convertir a la agencia en una fuerza de combate al terrorismo.

Ahora se encuentra una vez más catapultado al núcleo de acontecimientos históricos: el Departamento de Justicia lo nombró asesor especial para investigar la potencial colaboración entre Rusia y el equipo de Donald Trump durante la elección presidencial de 2016 y asuntos relacionados.

Republicanos y demócratas por igual elogiaron a Mueller, de 72 años, como alguien ampliamente respetado por su integridad e independencia.

Como jefe del FBI, Mueller permaneció de pie junto a James Comey, en ese entonces subsecretario de Justicia, durante un dramático enfrentamiento en un hospital en 2004 con relación a las regulaciones federales sobre las intervenciones telefónicas. Los dos hombres se plantaron al lado de la cama del secretario de Justicia John Ashcroft, quien estaba enfermo, con el fin de impedir que funcionarios del gobierno de George W. Bush realizaran una maniobra y consiguieran el permiso de Ashcroft para reautorizar un programa secreto de intervenciones telefónicas sin orden de un juez.

El representante republicano Jason Chaffetz, presidente de la comisión de vigilancia de la Cámara de Representantes, tuiteó que Mueller era “una gran designación. Credenciales impecables”.

Chuck Schumer, líder demócrata en el Senado, dijo que el nombramiento de Mueller le dio “una confianza significativamente mayor de que la investigación seguirá los hechos a dondequiera que conduzcan”. 

El esfuerzo de Mueller por transformar la prioridad principal del FBI de resolver crímenes a nivel nacional a la de prevenir el terrorismo fue un reto impresionante: evitar que se concretaran incluso 99 de 100 confabulaciones terroristas era insuficiente para una nación traumatizada.

En respuesta, el FBI decidió que 2 mil de los 5 mil agentes en sus programas contra la delincuencia pasarían a dedicarse a la seguridad nacional. 

Durante el período de Mueller en el cargo, los terroristas fueron frustrados en sus esfuerzos por derribar un vuelo transatlántico en 2001, un avión que iba a Detroit en la Navidad de 2009 y de enviar aviones de carga a Estados Unidos que transportaban bombas en cartuchos de impresión en 2010.

Hacia el final de su responsabilidad como director del FBI ocurrieron dos incidentes terroristas: el atentado con bomba durante el maratón de Boston y las balaceras en el Fuerte Hood. Ambos pesaron fuertemente sobre su ánimo, admitió en una entrevista dos semanas antes de su partida en 2013.

“Uno se sienta con familiares de las víctimas, ve el dolor por el que atraviesan y siempre se pregunta si no hubo algo más” que se pudiera haber hecho, lamentó.

Cuando se convirtió en director, dijo Mueller en 2012, “esperaba enfocarme en áreas familiares a mí como fiscal: casos de drogas, casos de delitos de cuello blanco y crímenes violentos”. En lugar de ello “tuvimos que enfocarnos en un cambio estratégico a largo plazo. Tuvimos que mejorar nuestras capacidades de inteligencia y actualizar nuestra tecnología. Tuvimos que desarrollar colaboraciones sólidas y forjar nuevas amistades, tanto aquí en casa como en el exterior”.

En retrospectiva, la transformación fue un éxito en su mayor parte.

Page 8 of 217

Migración

2 days ago
14
El primer presupuesto del presidente estadounidense Donald Trump prevé cambios importantes en políticas migratorias, así como la asignación de millones de dólares para reforzar la aplicación de la ley en contra de los migrantes indocumentados en Estados Unidos. Entre otras cosas, contempla que no puedan tener acceso alguno a trabajos, a deducciones al declarar impuestos o a lugares donde vivir, además de que aumenta el financiamiento para las autoridades que supervisan las deportaciones y para costear los vuelos de repatriación para quienes son expulsados. Las propuestas son parte de un proyecto de 4,1 billones de dólares presentado por la Casa Blanca el 23 de mayo. Son el indicio más claro de cómo Trump, quien hizo campaña con la promesa de construir un muro fronterizo para frenar la migración, planea llevar a cabo sus políticas de mano dura. Además del ámbito militar, el migratorio es uno de los pocos para los que se planea destinar más fondos.   “En estos tiempos peligrosos, nuestra mayor atención en la seguridad pública y nacional envía una señal clara al resto del mundo; una de la fortaleza estadounidense”, dijo Trump en un mensaje que acompaña su proyecto presupuestario. “Cumple con mi promesa de mantener a salvo a los estadounidenses, a los terroristas fuera de la nación y a los criminales violentos detrás de las rejas”. Trump ha pedido 2700 millones adicionales para la seguridad fronteriza. Sin embargo, su enfoque en los migrantes va más allá de los gastos para encontrar a los indocumentados y deportarlos. La propuesta prohibiría que puedan recibir ...
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…