Friday, 21 April 2017 00:00

En marcha el Concejo de Gobierno y la candidatura indígenas

Escrito por  Gilberto López y Rivas
Califica esta entrada
(0 votes)
El propósito fundamental del seminario de reflexión crítica: Los muros del capital, las grietas de la izquierda, –convocado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en las instalaciones de CIDECI-Universidad de la Tierra, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, del 12 al 15 de abril de este año–, fue analizar el contexto internacional, nacional, jurídico, político e ideológico en torno a la propuesta de integrar un Concejo de Gobierno Indígena para México, del cual resulte una candidatura independiente para las elecciones presidenciales de 2018. Además de los invitados a desarrollar cada uno de los temas acordados, la Comisión Sexta del EZLN y tres delegados [as] del Congreso Nacional Indígena (CNI) participaron activamente en las sesiones, aportando reflexiones que servirán como insumos para la reunión del CNI en mayo próximo.

El subcomandante insurgente Moisés inició el encuentro rememorando, nítida y dramáticamente, a partir de las conversaciones con los ancianos de los pueblos, las fincas del pasado, con sus formas extremas de explotación, que incluía el extenuante trabajo de hombres, mujeres, niños y ancianos, las violentas estructuras de dominación, los crueles castigos físicos, la utilización de peones como bestias de carga [animalización] para transportar por los difíciles caminos de entonces a la mujer del hacendado, el uso de caporales, capataces, mayordomos como instrumentos de la violencia y el control absoluto de sus vidas por el patrón; todo ese infierno dantesco del que sólo escapaban algunos peones que colectivamente fundaban comunidad en territorios agrestes y apartados. Esta descripción sirve al sub Moisés como alegoría para significar el capitalismo de hoy, en el que ya no existen países como tales, sino fincas en las que manda el patrón capitalista, mientras los gobiernos no son más que capataces, mayordomos y caporales a su servicio.

El subcomandante insurgente Galeano, hurgando en los papeles del fallecido subcomandante Marcos y en conversación postrera, dio lectura a un importante texto: Kagemusha: abril también es mañana, en el que se hace una aguda crítica a la ciencia social desarrollada durante el periodo en el que la Unión Soviética se autoerige como comando central de la revolución en todo el orbe. “La ciencia de la historia, la economía política, dejó de ser ciencia y abandonó el análisis científico, supliéndolo por la consigna. Si la realidad no coincidía con la visión del Comité Central, la realidad era catalogada como reaccionaria, pequeño burguesa, divisionista, revisionista, y muchos istas semejantes”. En este contexto de manuales y visiones dicotómicas de un mundo bipolar, la Revolución Cubana irrumpe con sus memorables dirigentes: Fidel, Camilo, Che. “Después de un largo calendario de derrotas en ese dolor llamado Latinoamérica, un pueblo entero se organizaba y cambiaba de destino y extendía su nombre. Desde la fracasada invasión mercenaria con patrocinio estadunidense, Cuba se llamó Fidel y Fidel Castro tuvo a Cuba como apellido de resistencia y rebeldía, de lucha. El país más pequeño, el más despreciado, el más humillado, se levantaba y, con su acción organizada, cambiaba la geografía mundial. El estadista que el pueblo cubano puso al frente, en unos cuantos años prácticamente borró a los demás líderes mundiales y, como debe de ser, en torno a su figura se convocaron los extremos: los pocos para adular, los más para atacar. Sólo unos cuantos miraron y aprendieron que algo nuevo había surgido y que la Revolución Cubana no sólo había roto el dominio que sobre América entera imponía el imperio de las barras y la estrellas, el ‘norte revuelto y brutal’. También había hecho pedazos la ya entonces acartonada teoría social que era pastoreada por los comisarios que, en todo el espectro político, son la constante y nunca la excepción. […] Tal vez, se me ocurre ahora, la arena de este reloj de arena es arena de Playa Girón, que así se llama esa grieta en el muro del capital y que, con su persistencia, nos enseñó a todos que el grande y poderoso puede ser derrotado por el pequeño y débil cuando hay resistencia organizada, necio empeño y horizonte. Déjenme decirles que el finado sub Marcos, y no sólo él, sentía una gran admiración por el pueblo de Cuba y un profundo respeto por Fidel Castro Ruz”.

Carlos González, del Congreso Nacional Indígena, advirtió que el capitalismo neoliberal significa una guerra de destrucción de los pueblos indígenas y de México como nación, además, llevada hasta sus últimas consecuencias, la destrucción misma de la humanidad, por lo que el Concejo de Gobierno y la candidatura indígenas responden a esta deriva posible del sistema capitalista. En la clausura del seminario, el subcomandante Moisés reiteró la necesidad de organizarse para luchar en el mundo entero contra los nuevos finqueros; comentó que no se requería ser demasiado experto para saber cómo en otros continentes explota el capitalismo y exhortó a todos y todas a ser expertos en cómo destruir al capitalismo; a no sólo estudiar sino practicar lo estudiado para avanzar. Comentó que la revolución y el cambio deben ser para todas y todos los hombres y las mujeres del mundo, así como la justicia, la democracia y la libertad deben ser para todos y todas. Señaló que hoy los compañeros y las compañeras del CNI llaman a organizarse para luchar contra el capitalismo en el campo y en la ciudad. Insiste en que el llamado no es para buscar el voto, sino para que millones de pobres del campo y la ciudad se organicen para destruir el capitalismo en el mundo. El problema no es votar o no votar, el problema es el capitalismo, es la explotación que padecemos. No hay otro camino, el remedio de estas maldades que padecemos por culpa del capitalismo es organizarnos, [de eso] se trata el recorrido, de llamado candidata y concejo indígena de gobierno, es como una comisión que va hacer su gira nacional, para llamarnos a ORGANIZARNOS.

Es responsabilidad de todos y todas poner en práctica las formas de lucha más adecuadas y desarrollar instancias unitarias en torno al Concejo Indígena de Gobierno para México y la candidata del CNI y el EZLN. No tenemos más opción, ciertamente, que hacer retemblar en su centro la tierra.

Leído 33 Veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…