Wednesday, 17 May 2017 00:00

¿Es Banck el plan B del morenovallismo para la candidatura a la gubernatura?

Escrito por  Fermín Alejandro García
Califica esta entrada
(0 votes)

Es Luis Banck Serrato el plan B del morenovallismo para la candidatura a la gubernatura? La atípica gira que el fin de semana realizaron juntos, por la Sierra Norte, la dirigente panista Martha Erika Alonso Hidalgo y el alcalde de Puebla hace suponer que sí se está explorando la posibilidad de que el edil capitalino pudiera ser la alternativa del grupo de Rafael Moreno Valle Rosas para ser postulado como aspirante panista a la titularidad del Poder Ejecutivo, en caso de que desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del blanquiazul se frene el proyecto de nominar a Alonso Hidalgo.

Si se bloquea en el CEN a Martha Erika Alonso queda claro que el morenovallismo no permitirá que el abanderado albiazul sea Eduardo Rivera Pérez, el ex edil de la capital, y por eso se está configurando un plan B, que sería buscar que la postulación pudiera recaer en un tercer actor político: el edil de la capital.

¿Por qué fue atípica la gira? Para empezar Banck no está afiliado al PAN y resultaba fuera de lugar que estuviera en una gira del Partido Acción Nacional en los municipios de Pahuatlán y Venustiano Carranza, acompañando a Martha Erika Alonso y hablando de los “gobiernos humanistas”, cuando su administración no se ha caracterizado por identificarse con los postulados doctrinarios del panismo.

Además, nada justifica a un al edil de de la capital recorra regiones fuera de su jurisdicción como alcalde.

Dicho activismo parecería que tuvo el propósito de empezar a mostrar a la militancia albiazul la figura de Banck como un político con afinidad al PAN, que en un futuro podría ser candidato a un cargo de elección popular.

La mejor prueba de esa intención fueron las palabras de Martha Erika Alonso en algunos de los de actos de la gira que duró cuatro días, quien expresó: “Quiero decirles que esta dirigencia le abre las puertas a todo aquel o aquella persona que simpatice con los valores de Acción Nacional”.

Su alocución parecía dirigida a decir Banck no es panista, pero simpatiza con el PAN y es probable que él sea nuestro próximo candidato.

En política no hay casualidades y se antoja poco o nada probable que el motivo de Luis Banck de acompañar a Martha Erika Alonso solamente haya sido el interés de difrutar los paisajes de la Sierra Norte.

Cuatro escollos que podrían sacar a Alonso de la candidatura

La tendencia que persiste en el PAN de que sea el CEN el que elija a los candidatos a gobernadores, complica severamente el proyecto del ex mandatario de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, de postular a su cónyuge para que en 2018 contienda por la gubernatura del estado.

Existen cuatro importantes escollos que podrían frenar las aspiraciones de Martha Erika Alonso. Primero: la impopularidad que permea en todo el país de que se postule a las esposas de los gobernadores para ocupar el mismo cargo público, tal como pasó en Tlaxcala, en donde la popularidad del primer mandatario de oposición, Alfonso Sánchez Anaya, se derrumbó cuando quiso dejar como sucesora a su cónyuge.

Segundo: Rafael Moreno Valle tiene una reducida influencia dentro del CEN albiazul, ya que no logró colocar a figuras relevantes de su grupo en la dirigencia panista. Por tanto, no tiene capacidad de interlocución para persuadir a los miembros de ese cuerpo colegiado sobre las supuestas bondades políticas a favor de Martha Erika Alonso.

Tercero: La esposa de Moreno Valle y actual secretaria general del PAN en el estado es vista como una inquisidora que busca expulsar del partido a un nutrido conjunto de líderes del panismo tradicional, como una manera de debilitar la corriente del ex alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, y evitar que alcance la candidatura a gobernador.

Un cuarto factor es que si Moreno Valle no logra tener una participación relevante en la competencia por la candidatura presidencial panista, y el PAN obtiene un resultado catastrófico en la elección del estado de México, en donde el ex gobernador de Puebla fue un factor de división y confrontación en el albiazul, el ex mandatario perderá toda capacidad de negociación a favor del plan de colocar a su esposa en las boletas de los comicios de gobernador en 2018.

Por es el morenovallismo está buscando un plan B y ese podría ser buscar la postulación de Luis Banck a la gubernatura y de Martha Erika Alonso como candidata a la alcaldía de la capital.

Leído 25 Veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…