Tauromaquia (32)

Si la afición decae, la fiesta se afantasma. Qué cosa patética seguir llamando “fiesta brava” a una tauromaquia rodeada del vacío, como viene ocurriendo desde hace años durante las reducidas temporadas chicas de la Plaza México. Esos tendidos mudos, esas gradas desoladas son la antítesis de lo que los festejos novilleriles significaron siempre: la cita con una esperanza plural, compartida…
Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección. La temporada europea toma vuelo –también en Arlés, donde Luis David abrió la puerta grande. De este lado, Tlaxcala vivió una noche mágica, con astados a tono con las condiciones de un festejo en que el más joven de los actuantes frisaba los 69. Allá, en cambio, el juego y presentación de los…
Lo de Tlaxcala, el sábado por la noche, fue un desborde de sensibilidad. De cuando las corridas tenían misterio, los aficionados paladar y los toreros personalidad. La torre de adobe de San Francisco y la luna llena –es decir, la eternidad– presidieron un festejo de detalles torerísimos, casta auténtica –nadie en su sano juicio, con setenta años encima, se arrima…
Hacía muchísimos años que no se anunciaban en la Plaza México festejos novilleriles al empezar el mes de marzo. De hecho, a lo largo del siglo XXI, el coso capitalino, contando desde el final de la temporada grande, permaneció cerrado hasta bien avanzado el verano, en una estrategia que parecía pensada para enfriar la poca afición que quedara en pie.…
Page 1 of 4
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…