Opinión

Opinión (1208)

Ya deberíamos tener claro que frente a nuestros ojos se arremolinan cinco gobiernos de Trump muy distintos –la versión de Trump en el entretenimiento, la de Trump en modo limpieza o resarcimiento, la de Trump demente, la de Trump republicano y la de Trump en esencia–, que no es posible predecir cuál de ellas definirá esta presidencia y mucho menos si logrará concluirla con éxito.

“Trump Entretenimiento” ahora se hace presente todos los días en algún tipo de “hecho alternativo” escandaloso, ya sea una conferencia de prensa agresiva, un tuit en el que denuncia a los medios noticiosos por ser “enemigos del pueblo estadounidense”, o un mitin en Florida sin ninguna relación con acciones legislativas y organizado con el único propósito de exaltar al presidente y levantar su ego.

Sin embargo, el país se está haciendo adicto a “Trump Entretenimiento”. Es difícil quitarle los ojos de encima a un presidente capaz de decir cualquier cosa sobre cualquier tema. Es tan inusual como un elefante volador o un caballo parlanchín, así que no nos queda más que mirar. Pero es una pérdida de energía. Me pregunto si los chinos pasan así los días. Sospecho que instalaron otra línea del tren de alta velocidad a partir de la elección de Trump. 

Los integrantes de “Trump en modo limpieza” son los adultos de su equipo que van detrás de “Trump Entretenimiento” y se dedican a “aclarar” los mensajes del presidente. Por ejemplo, el secretario de Defensa Jim Mattis tuvo que asegurar a los surcoreanos que, a pesar de las declaraciones de Trump, se respetarían los acuerdos de seguridad suscritos con ellos, además de confirmar a los iraquíes que en realidad no se pretende robar su petróleo. Otro ejemplo es la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, quien tuvo que aclarar que, a pesar de lo que dijo Trump, a su país todavía le interesa lograr que existan dos Estados para los israelíes y los palestinos.

No hay duda de que quien está a cargo de “Trump Demente” es su estratega en jefe Steve Bannon, responsable de la precipitada orden ejecutiva sobre inmigración que ocasionó el primer lío del presidente. Las tareas de Bannon incluyen: reducir la influencia global de China, la Unión Europea e Irán; lograr que Estados Unidos sea un país menos abierto a la inmigración y el comercio, un país más blanco y más nacionalista, un país que reciba la menor influencia posible de los musulmanes y el menor número posible de inmigrantes de esa religión. Con seguridad alentó a Trump cuando arremetió en contra de la comunidad de los servicios de inteligencia y los medios de comunicación con el único objetivo de socavar la credibilidad de las fuentes independientes que intentan hablar con la verdad, para que Trump pudiera inyectar su propia realidad, a través de Twitter, directamente a la clase política estadounidense.

A la cabeza de “Trump republicano” se encuentra Reince Priebus, quien representa los antiguos intereses republicanos. Sabe que Trump es una especie invasiva que tiene infestado el jardín republicano, así que “Trump republicano” solo intenta aprovechar lo que se pueda (como acabar con el Obamacare, recortar impuestos, liberalizar Wall Street, promover los combustibles fósiles y designar jueces conservadores) y esquivar las peores ideas de Trump, como su promesa de imponer restricciones al libre comercio.

Tantas noticias acerca de Trump han girado alrededor de sus invenciones en serie que nos hemos olvidado del “Trump Esencial”, que puede resumirse con la frase más cargada de verdad que ha pronunciado desde que comenzó su campaña: “Podría pararme a la mitad de la Quinta Avenida y dispararle a alguien, y no perdería ningún voto”.

Esa frase describe al “Trump Esencial”: un hombre para quien el valor más preciado es la lealtad, que piensa que sus seguidores son tan absurdamente leales que no lo condenarían por un asesinato aunque lo vieran cometerlo, que cree ser el único capaz de conseguir más empleos para la gente sencilla si aplica mano dura a las grandes empresas, y que no ha mostrado el menor interés en ganarse la confianza de los estadounidenses que no votaron por él. No incluyó a ningún demócrata en su gabinete y, como hizo evidente su mitin en Florida, solo le interesa ser el presidente del club de fans de Trump.

Si junto a todos estos Trump no me da la impresión de que formen un buen equipo; más bien, me parece un equipo de baloncesto de puras estrellas. No tienen una visión compartida del mundo donde vivimos y desconocen cuáles son las principales fuerzas que les dan forma. Su punto de partida son las conclusiones en las que Trump basa sus hechos.

Pero el hecho es que vivimos en un mundo que experimenta grandes avances en materia de tecnología, globalización, cambio climático y crecimiento poblacional, y es obligación del gobierno ayudar a más ciudadanos a prosperar y amortiguar los peores golpes. Mis conclusiones se basan en estos hechos.

En esta era, los líderes deben retar a los ciudadanos a comprender que se requiere más de ellos si quieren mantenerse en la clase media, que deben estar dispuestos a seguir aprendiendo toda la vida.

En esta era, prosperarán más los gobiernos que estén más abiertos al mundo (para que puedan ver las señales de cambio primero y así atraer a la mayoría de la gente que cuenta con un coeficiente intelectual alto y está dispuesta a tomar riesgos) y que además fomenten acciones empresariales radicales, ofrezcan redes de seguridad más resistentes como los servicios de salud y promuevan oportunidades de aprendizaje para todos los ciudadanos. Tendrán que ser de izquierda y de derecha al mismo tiempo. Estos gobiernos no se preocuparán por erigir muros, sino por preparar a sus ciudadanos para vivir sin ellos.

En esta era, los mejores líderes crearán relaciones de confianza con las élites y también con su pueblo, porque la confianza permite a los equipos moverse con rapidez y experimentar más. En esta era, para que Estados Unidos sea una potencia hará falta tomar decisiones difíciles e importantes, y ese tipo de decisiones solo se toman juntos. Además, en esta era en la que los cambios son tan rápidos, hasta el menor error de navegación del líder puede desviarnos muchísimo.

Con todo, es posible que esas administraciones de Trump nos sorprendan. Quizá los elefantes sí puedan volar. Pero puede ser que no.

 
Monday, 27 February 2017 00:00

¿Guadalupanos sin fronteras?

Escrito por

Después del 11 de septiembre de 2001, el legítimo temor a nuevos ataques terroristas transformó a quienes viajan a Estados Unidos en sospechosos que deben ser escaneados sin zapatos. Cruzar la aduana es un rito al que se peregrina durante una hora.

En un país de opciones y privilegios, no tardó en surgir un paliativo. Junto a la marea de turistas lentos, otra fila avanza con celeridad. Por ahí ingresan quienes pertenecen al programa Global Entry, que admite “viajeros confiables”.

Para pertenecer a la categoría rápida hay que llenar un formulario, pagar una cuota, esperar la aceptación provisional y sostener una entrevista con la policía en algún aeropuerto de la Unión Americana. Obviamente, quienes arriesgan su destino en el Río Bravo no pueden acudir a esta medida de excepción. Contaré una anécdota esotérica que en modo alguno mitiga el drama fronterizo.

Las citas de Global Entry requieren de anticipación; presenté mi solicitud en agosto de 2016 y conseguí un encuentro para diciembre. En el compás de espera, Trump fue electo presidente.

La principal característica del Aeropuerto Benito Juárez es que programa más vuelos de los que puede gestionar; tal vez por eso lleva el nombre de un prócer que defendió la soberanía en carreta. Ahí, los traslados no necesariamente responden a la velocidad de la propulsión a chorro. El caso es que llegué tardísimo a la cita con la policía estadounidense. En la puerta, un letrero anunciaba: “No tocar”. Al cabo de media hora fui atendido por un policía de una corpulencia que hacía innecesario su cinturón armado. Revisó mi solicitud y detuvo el índice en la hora convenida. Aunque la impuntualidad es una tradición mexicana, no era el momento de ponerse patriota. Tampoco valía la pena echarle la culpa a la saturada torre de control de la Ciudad de México. Acepté ser el piloto de mi impericia y obtuve una segunda oportunidad.

Media hora después fui admitido a una oficina donde me esperaba otro oficial. “¡Qué gusto verlo!”, exclamó. “Amo su país y soy devoto de la Virgen de Guadalupe. Le debo mi trabajo; bueno, le debo todo”. Contó que había nacido en República Dominicana y un día de sol, mientras dormitaba en clase, sintió un rayo que lo impulsaba a emigrar a Estados Unidos. Detrás de eso había una voluntad sagrada. Para cerciorarse, viajó a la Ciudad de México y consultó el asunto con la Virgen de Guadalupe. Ella lo animó a dejar su país y le sugirió que, ya que sería inmigrante, buscara trabajo en las aduanas. Así lo hizo. Descubrió que un país puede ser vigilado por gente que no ha nacido ahí, algo estupendo para él, pero fue asignado a una ciudad incómoda. Volvió a la Basílica y pidió un traslado. Lo obtuvo tres días después. Le pregunté si toda su familia era tan devota: “Es el tercer milagro”, contestó. Su padre tuvo hijos con varias mujeres y él no aceptaba ese amor repartido. Cuando su padre murió, le rezó a la Virgen y ella lo conminó a que lo perdonara y buscara a sus medios hermanos. Obedeció y ahora su casa está llena de sobrinos. Me mostró un video de su sala, presidida por un cuadro de la Virgen que compró en México. Luego me enseñó el pasillo: “¿Nota algo raro?”, preguntó. “Hay una mancha en la pared”. “¿Qué forma tiene?”. No me costó trabajo reconocer en esa huella de humedad la silueta de la Virgen.

Entrevisté al oficial hasta que suspendió la plática porque otro pasajero lo aguardaba. “¡Viva México!”, se despidió.

Mientras fronteras se cierran, la Virgen hace milagros. Sin embargo, no ampara a quienes más los necesitan y se juegan la vida en el desierto.

Monday, 27 February 2017 00:00

El agujero negro

Escrito por

Según las leyes de la física, un agujero negro es una especie de gigante aspiradora con tanta fuerza gravitatoria que engulle todo lo que está a su alrededor. Se trata de un viaje sin retorno. Como su nombre indica, los agujeros negros son negros y no pueden ser vistos desde el espacio. Pero si seguimos con el símil, Donald Trump sería una radiación, la parte visible del agujero negro en el que estamos atrapados ahora mismo.

Sin embargo, es un error analizarlo todo poniendo solo el foco en Trump. Hay que observar el panorama completo desde el fracaso múltiple y generalizado de una serie de instituciones que fallaron antes de la llegada del magnate neoyorquino porque el actual presidente de Estados Unidos no es la causa, sino la consecuencia y el resultado de errores previos.

Durante muchos años, Europa fue predecible y confiable porque la posibilidad de ser como Estados Unidos, pero en el Viejo Continente, la convertían en un sueño y en una realidad. Fue el lugar donde el fascismo y el comunismo se desgarraron y donde se perdieron millones de vidas en una lucha ideológica sin precedentes en la historia.

Hoy, Europa es un éxito burocrático y un fracaso espiritual que se busca a sí mismo en las citas electorales de sus miembros. Intenta saber cuánta vida le queda con los anhelos democráticos de Francia, Italia, España, Portugal y Reino Unido, aunque Londres decidió que, entre ser Europa o recuperar un pasado nostálgico que nunca existió, se quedaba con lo segundo.

Ahora, el fracaso de un sistema que no fue capaz de predecir el contrapeso de sus distintos poderes ha ido generando este agujero negro que va contra la historia, desdibujando no sólo los comportamientos, las aspiraciones, las ofertas políticas y las direcciones sociológicas, sino poniendo de manifiesto una contrahistoria que consiste en atrasar el reloj.

Tardamos 100 años en decretar un mundo global. Antes de Internet, antes de Bill Gates y antes de que el software se comiera al hardware, el mundo confiaba en ser mejor a lomos de los tratados de libre comercio y de la internacionalización que supuso el dólar, la Coca-Cola y los G.I. Joe que ganaron la Segunda Guerra Mundial. Todo venía de Estados Unidos y todo se ha ido cerrando desde allí.

En este agujero negro que no deja de acumular una masa de frustración es posible observar que la reconstrucción de los modelos políticos se ha complicado, entre otras cosas, porque nadie se ha planteado lo que significa asumir que un ciclo terminó y es obligado iniciar uno nuevo. En 2017, se cumplen 100 años de aquel célebre discurso que pronunció Vladímir Ilich Uliánov (Lenin) en la estación ferroviaria de Finlandia en San Petersburgo, con el que puso en marcha el coqueteo de jugar dentro y fuera de las instituciones hasta desencadenar la Revolución de Octubre.

Hoy estamos viviendo otro proceso que nadie anuncia, salvo por los términos tan vulgares que el inquilino de la Casa Blanca ha utilizado para referirse a la necesidad de expandir el arsenal nuclear estadounidense. Una intención que nos hace retroceder de la civilización a nuestro origen animal. El agujero negro es la pérdida de los objetivos sociales, la confusión moral, la falta de protección espiritual y, sobre todo, significa que los ecos han desplazado a las voces en la atmósfera violenta de una época de músculo y no de intelecto.

Aunque la única esperanza sea que el mundo lleva muchos años presenciando este tipo de fenómenos y lo que hay que hacer es esperar que esta vez nos salga más barato de lo que le costó al siglo XX, que aún lleva sobre sus hombros la muerte de más de 100 millones de personas en la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, todos nos dirigimos hacia el enorme agujero negro.

Monday, 27 February 2017 00:00

Lo que sí vale pagar en Colombia

Escrito por

Entender la prosperidad a partir de la apuesta por una sociedad del conocimiento y de la legalidad. Eso es precisamente el valor del programa Ser Pilo Paga en Colombia, que garantiza el acceso a la educación superior a los estudiantes de escasos recursos o estratos bajos que demuestren excelencia académica.

La mejor inversión que puede hacer un país es sin duda en educación, la base de la movilidad social. Y si está fundada en la solidaridad como un valor superior, el resultado no puede ser otro que la construcción de equidad y entonces estaremos criando la paz.

José Antonio Araújo nació en Valledupar, tierra de los niños cantores, de juglares, en una familia humilde. Sus padres le envían unos 16 dólares a Bogotá para ayudarle con su sustento mientras estudia jurisprudencia en una de las mejores universidades, el Rosario, gracias al programa del cual recibe para cada semestre el equivalente a cuatro salarios mínimos, aproximadamente mil dólares.

Su nombre se hizo conocido y viral porque le escribió una carta a la ministra de educación Yaneth Giha para advertirle por la demora en los pagos para el sostenimiento de algunos de sus compañeros. Uno ya se había desmayado de hambre en clase y a otra le tocaba llegar caminando porque no tenía como pagar el transporte público.

La indolencia del director del Icetex, Andrés Vásquez y la falta de previsión en hacer los desembolsos a tiempos se solucionó y hoy nuevamente están recibiendo un subsidio que debería garantizarse por encima de cualquier trámite burocrático. El programa es una especie de revolución del sistema educativo en Colombia a pesar de que para muchos, se esté privilegiando a un grupo poblacional quitándole recursos a la universidad pública, que está desfinanciada.

Estos jóvenes, que pueden llegar a 40.000, según la meta del último cuatrienio del Gobierno Santos, tienen la oportunidad por méritos, entiéndase bien, porque se lo han ganado, de hacer sus carreras en las mejores universidades del país, donde un semestre puede costar entre 5.000 y 8.000 dólares, junto a jóvenes que tienen mayores posibilidades económicas y a quienes lograr sacar de sus maneras de abordar o ver el mundo a través de la obligada inmersión en la cotidianidad del otro.

Colombia no tiene gratuidad universitaria. La cobertura de Ser Pilo Paga se acercaría al 7% de los bachilleres que se gradúan. No es una cifra menor y ojalá pueda ampliarse. Es claro que el Ministerio de Educación tiene que atender las irregularidades que puedan estarse presentando en torno al programa. Por ejemplo las denuncias de aumentos exagerados en las matrículas de esas universidades privadas que asumieron el programa. No es admisible que para sostenerlo le carguen sobrecostos a estudiantes que pagan por sus propios estudios. El programa se paga con los recursos públicos y solo algunos aportes de estas universidades.

Deben encontrarse alternativas para garantizar el acceso educativo para el porcentaje que se queda por fuera del sistema y ordenar las finanzas para no mantener en déficit permanente a las universidades públicas de educación superior. Estamos hablando de un derecho y de incrementar la movilidad social.

Ser Pilo Paga debe resguardarse y volverse una política de Estado por encima de quiénes rechazan las ayudas para los sectores menos favorecidos y se enfurecen porque el gobierno atienda a las poblaciones vulnerables. Eso es el mínimo vital y la verdadera apuesta no solo por el conocimiento tecnológico e innovador, sino y también por la inclusión y además por la recuperación de valores cada vez más escasos como la compasión y la solidaridad.

Ser Pilo Paga rompe paradigmas como lo está haciendo la iniciativa Criando la Paz de Diana Rodríguez y Laura Pardo, quienes desde la sociedad civil, decidieron ayudar a más de 80 madres de las FARC que llegaban cargando en su vientre a los hijos que hoy ya no tienen que abortar o abandonar o dejar al cuidado de un familiar.

Criando la Paz nació como una iniciativa privada espontánea por fuera del gobierno para despertar la solidaridad de los colombianos para ayudar a las madres gestantes y recolectar 200 morrales llenos de pañales, cobija, ropita, mosquitero y tantas otras cosas que se necesitan como multivitamínicos y repeletes. 

Durante ese recorrido a las 26 zonas veredales donde las FARC deberán abandonar las armas e iniciar su reintegro a la vida civil, nacerán esos colombianos que luego serán los jóvenes que crean en el futuro, en el orgullo de pertenecer a una sociedad que privilegie la legalidad, que premia la inteligencia y la disciplina, pero que sobre todo rompa las barreras personales y económicas. Serán los pilos del futuro sin armas y sin odio en el corazón.

Más allá de la impopularidad que envuelve a la persona de Israel Pacheco Velázquez, lo cierto es que el encarcelamiento del ex dirigente del Sindicato del ayuntamiento de Puebla raya en la ilegalidad y se ha convertido en una especie de tortura, puesto que desde hace ocho meses debería estar fuera de prisión por el delito de extorsión y ya tendría que haber recibido sentencia desde hace varios meses por la acusación de enriquecimiento inexplicable, la cual no tendría que haber procedido.

Y por si fuera poco, desde hace ocho meses se pidió al gobierno del estado una reunión para que, familiares y seguidores, expongan la situación jurídico del ex dirigente, sin que hasta la fecha se les ofrezca una respuesta por parte del Poder Ejecutivo, lo que es una violación al derecho de audiencia.

Pacheco Velázquez fue encarcelado el 12 de abril de 2014, como parte de la ola persecutoria del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas en contra de activistas que no se sometieron al control del morenovallismo. Las acusaciones en su contra no tuvieron nada que ver con los cuestionamientos que había –de años atrás– por parte de trabajadores disidentes del ayuntamiento de Puebla, sino por ilícitos sin soporte jurídico.

El delito por el que originalmente fue encarcelado Israel Pacheco, que era el de extorsión, fue exonerado desde finales del año 2015. El caso es que sigue encarcelado por acusaciones y procedimientos viciados.

deberia-estar-desde-hace-ocho-meses-en-libertad

Israel Pacheco debería de estar ya en libertad Foto: Esimagen

Actualmente Pacheco sigue en la cárcel por una segunda acusación por extorsión y por enriquecimiento inexplicable. Esta es la situación de ambos procesos:

El caso más anómalo es el que enfrenta en el juzgado penal de Cholula, en donde el ex dirigente enfrenta el delito por enriquecimiento inexplicable, en donde la autoridad judicial no ha querido hacer caso a una prueba de peso, que es la notificación del ayuntamiento de Puebla en donde se establece que Israel Pacheco no era servidor público.

Por no ser servidor público, no tendría que proceder la acusación de enriquecimiento inexplicable, ya que ese ilícito está configurado para miembros del servicio público.

Por tanto tendría que haber salido de la cárcel desde hace varios meses. Sin embargo hay un expresa dilación del juez en este caso.

En el proceso penal que se le sigue a Pacheco no se han presentado los dos testigos del supuesto delito que cometió.

Y lleva dos audiencia de vista, por tanto ya tendría que haber recibido sentencia desde mediados del año pasado.

La última vez que estaba fijada una audiencia para que lo declararan culpable o inocente a Pacheco, se pospuso el fallo por que faltaba la firma en un peritaje.

Es decir, se busca cualquier pretexto absurdo para seguir teniendo al ex secretario del ayuntamiento de Puebla en una celda en donde hay hacinamiento y maltrato de los presos con el que comparte el dormitorio.

Ahí no termina todo. De acuerdo al nuevo sistema penal acusatorio por el delito de enriquecimiento inexplicable, el ex líder sindical podría enfrentar el proceso penal en libertad. Los abogados solicitaron ese beneficio y les fue negado, por lo que la defensa se emparó y la justicia federal pidió que se analizara concederle dicho beneficio, pero el Ministerio Público pidió la revisión del fallo.

Con ello, se ha prolongado la estancia en prisión de Pacheco Velázquez.

Algo similar pasa en el segundo proceso penal que enfrenta el ex dirigente gremial por el delito de extorsión.

Luego de que Israel Pacheco Velázquez fue exonerado del delito de extorsión volvió a ser acusado del mismo ilícito, por alguien que lo fue a visitar a prisión y supuestamente ahí, tras las rejas, el ex líder sindical le exigió dinero de manera ilegal.

El nuevo sistema acusatorio también permite que por el delito de extorsión un acusado enfrente su juicio en libertad condicional.

Puebla, Pue. 13-04-2014. Integrantes del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento de Puebla,  Benito Juárez, se manifiestan a las puertas de la Procuraduría General de Justicia ante la presunta detención de su dirigente Israel Pacheco. Foto.- Ángel Flores/esimagen.com.mx!!

Le niegan continuar el proceso en libertad  Foto: esimagen

Los abogados de Pacheco en junio de 2016 pidieron la medida cautelar para que enfrentara su juicio fuera de la cárcel, a lo cual un juzgado de Puebla le negó ese derecho.

La defensa solicitó un amparo y la justicia federal le pidió al juzgado que analizara el otorgamiento de la medida cautelar, pero el juez se ha tardado meses en contestar.

Todo indica que no importa que Pacheco gane dos amparos, tenga pruebas a su favor y se venzan los plazos legales, de todos modos se le va a dejar en la cárcel, no como un acto de justicia, sino como una tortura y un encarcelamiento por motivos políticos.

Monday, 27 February 2017 00:00

Sergio Flores, a fuego lento

Escrito por

Sergio Flores (Apizaco, 17.04.91) es, más allá de ponderaciones particulares, el legítimo triunfador de la temporada capitalina. Y lo es por varias razones. La principal, que la cazuela de Insurgentes no había alcanzado este invierno la temperatura de ebullición que acompañó la gesta florentina con “Feudal” de Jaral de Peñas. Con la agravante de que a Sergio le ha costado que le den toros por lo menos lo doble que a sus compañeros de generación, aquí y no se diga en España. Para empezar, en la México siempre se le anunció con ese tipo encierros que los ases iberos prefieren omitir en sus contratos, lo cual lo cual significa carteles de escaso relumbrón con poco público en las gradas; en consonancia, los medios, habituados a tocar al son que les marca la empresa, han preferido desdeñar que apoyar, salvo a última hora, al joven torero de Tlaxcala. 

Los antecedentes 

Pertenece Sergio a la camada de diestros nacionales obligados a formarse en España, en circunstancias tal vez profesionalmente propicias, pero económica y adaptativamente muy cuesta arriba. Debutó con picadores en Francia (Millas, 09.08.2009) y la presentación en Madrid llegó tras año y medio de lucha (27.03.11). Una plaza, Las Ventas, harto significativa en su carrera, tanto por el reconocimiento que a pulso se fue labrando como por la constante enemiga de los presidentes, que en varias ocasiones lo privaron de pasear orejas solicitadas con vehemencia por su público; allí sufrió también el más grave de sus percances (15.07.2011), cuando el novillo “Regalado” de Javier Molina le produjo cinco cornadas, incluida una que casi lo degüella. Poco antes, el 29 de mayo de ese mismo año 11, a punto estuvo de abrir la Puerta del Príncipe en Sevilla, pero la espada lo traicionó en su segundo novillo de Guardiola, tras desorejar a su primero. Nunca volvería a la Maestranza, y cuando regresó a Madrid, el toro de su confirmación, “Jareño”, de Criado Holgado, hizo presa en Sergio justo cuando, la muleta en la diestra, daba un paso para cruzarse: ese percance le lesionó los ligamentos de la rodilla derecha, aun así reanudó el muleteo y entró a matar, instante en que el avispado y astifino animal volvió a cogerlo y le produjo una cornada en el muslo, a pesar de lo cual continuó en la arena hasta descabellar a su heridor (06.06.13; el padrino había sido Uceda Leal con Curro Díaz de testigo).

Imitando a la de Sevilla, la empresa de Las Ventas no lo incluiría más en sus carteles.

 

En la México 

A partir de su triunfal alternativa en Bayona (12.09.2012, de manos de El Juli, con Perera de testigo y toros de El Tajo y La Reina, al primero de los cuales le cortó las orejas), el radio de acción del apizaquense prácticamente quedaría reducido a cosos de nuestra república, con todos sus inconvenientes de contratos esporádicos, emolumentos limitados, post toros de lidia en abundancia y escaso eco mediático. Ni sus reiterados éxitos en Guadalajara, la plaza más rigurosa de América, consiguieron abrirle paso a ferias y carteles de verdadero tronío. Y fue precisamente la México –donde confirmó alternativa de manos de El Zotoluco con “Recuerdos” de Xajay (21.11.2013)– la que puso la muestra con su actitud esquiva hacia el tlaxcalteca, como comprobaremos enseguida.

 

Siete tardes, siete orejas, un indulto 

En tres años con sus cuatro temporadas, Sergio Flores es, de su generación, el torero con menos paseíllos en la Monumental. En su primer año, solamente lo hizo para confirmar, aunque diera ya el primer aldabonazo con un sexto toro de 560 kilos al que para su desgracia pinchó (21.11.2013). No lo volveríamos a ver hasta el 8 de febrero de 2015, por única vez en esa temporada pese a que se entretuvo en desorejar a su primero de Jaral de Peñas –“Bogotano”–, antes de indultar el cierraplaza “Gibraltar”, de Xajay, para salir en hombros. Al siguiente invierno le dieron por fin dos fechas consiguió, una en plena fase–basura del ciclo, con un encierro difícil de Villa Carmela (13.12.2015), y la segunda en mejores condiciones: esa tarde, alternando con Arturo Macías y Andrés Roca Rey, se alzó con una oreja de cada uno de los Barralvas de su lote –“Botanero” y “Carasucio”– y volvió a salir en andas mientras sus alternantes lo hacían a pie (14.02.2016). En cinco años de matador apenas cuatro corridas.

Hasta que, este invierno, al fin se le hizo justicia al aparecer tres veces su nombre en los carteles. El primer día (27.11.2016), se les fue por delante a Fermín Rivera y José Garrido al cuajar a “Cumplido” de El Vergel y cortarle las orejas. El 12 de este mes estuvo tan torero con la impropia torada de Barralva que, aunque perdiera por pinchar la oreja del cierraplaza “Mi Lic”, se ganó con creces su inclusión a los siete días, al lado de Hermoso y Joselito Adame. Y no hace falta recordar cómo estuvo y el baño que les pegó.

De modo que, en sus siete actuaciones en la Plaza México, Sergio Flores suma siete orejas, un indulto y cuatro salidas en hombros.

 

Agravio comparativo 

Hemos dicho que el trato recibido por Sergio no se compara con las consideraciones tenidas por la empresa capitalina con coetáneos suyos en la baraja nacional. Arturo Saldívar, por ejemplo, desde su confirmación (12.12.2010) ha participado en 15 corridas a lo largo de siete temporadas de la Monumental, con escasa fortuna en las dos últimas, pero con una cosecha previa de 15 orejas y tres puertas grandes. Dándose el caso –típico de la empresa Alemán–Herrerías–de que cuando más embalado estaba, sufrió incomprensible veto. Algo que nunca tuvo que afrontar Diego Silveti (confirmación el 06.11.2011), que a partir de entonces tuvo al menos tres actuaciones por ciclo, siempre en fechas y con alternantes y ganado muy escogidos, para un total de 17 tardes, 8 orejas y el rabo de “Charro Cantor”, aquel gran toro de Los Encinos al que se emborrachó de torear (11.12.2011), haciendo concebir esperanzas que luego no han tenido confirmación.

Menos apapachado por las empresas, pero también el hidrocálido Juan Pablo Sánchez (confirmado el 20.11.2011) tiene más presentaciones capitalinas que Flores, 10 en total con seis apéndices cobrados. Y hasta el gélido Fermincito Espinosa (confirmó el 23.11.2014) ha contado, proporcionalmente, con más oportunidades, cinco en tres temporadas para una sola oreja en su haber. Lo que corrobora, en suma, la cuesta arriba que ha tenido que recorrer Sergio Flores para consolidarse como el sólido proyecto de figura que ya es.

 

Excelentes razones 

Naturalmente, Sergio Flores no es un torero perfecto ni un estilista que destile aromas. Pero la gente lo quiere, lo sigue y lo respalda. Será que encuentra en él justo lo que busca cuando paga su boleto de entrada: la disposición, la seriedad, la entrega, los valores exigibles del auténtico torero. Su verónica –técnicamente irreprochable– ganará en estética cuando la dote de mayor amplitud y expresión personal, pero la media docena y esa media despatarrá con que saludó a “Feudal” tuvieron suavidad, pureza y mando. Y en el quite –citando en los medio envuelto en el capote, tomado éste por la espalda– cuando “Feudal” se arrancó como una flecha, dibujó ajustada pero muy limpiamente la vizcaína (ni gaoneras ni tapatías, señores cronistas), levantó una tarde que venía en picada. El público, ya encandilado, no dejó de advertir cómo, al comprobar el de Apizaco la incapacidad de su peón de lidia para poner en suerte durante la segundo tercio, y temiendo que el exceso de capotazos descompusiera al burel, de acusada querencia a los adentros, se adelantó para ocuparse personalmente de la brega, y cómo cubrió esta faceta con eficacia, fluidez y sentido. Esperaba la faena. Y la faena llegó porque Sergio Flores supo asumir el papel de protagonista de la tarde con tanta naturalidad como carácter. Naturalidad y carácter que darían fuerza y forma a un muleteo en que la intensidad de la entrega –“Feudal” desplazaba 542 kilos y Sergio lo pasó sin picar– tapó la inteligencia torera que, con el temple, el mando y un exacto conocimiento de terrenos y medidas, constituyeron los pilares en los que se cimentó la enorme faena, triunfo de un auténtico gran torero con un manso rajado, aunque emotivo por su fuerza y con cierta calidad en la embestida.

Así, Sergio Flores escribió la página más intensamente sentida de la temporada. Tiempo habrá para que, con semejantes mimbres, madure el artista recio y expresivo que apunta en este tlaxcalteca en quien se reúnen con naturalidad magnífica los valores que el rito y el arte taurino llevan siglos cultivando.

Monday, 27 February 2017 00:00

Recordando a Miloc; victoria del Puebla

Escrito por

El sábado último se apagó la vida del pundonoroso ex futbolista y polémico entrenador uruguayo Carlos Miloc Pelachi (Montevideo, 1932). Mejor conocido como “El Tanque” debido a su corpulencia, se desempeñó como interior –léxico de la época– y poseía un temible remate de larga distancia. A México llegó desde Colombia en 1957 para incorporarse al Morelia, y luego pasaría al Irapuato. En su primer año, el colegio de árbitros lo nombró “el futbolista más caballeroso del torneo”. La mordaz locuacidad que le dio fama se revelaría durante su fase de director técnico y eventual opinador en medios. De entonces datan frases como “el América se puede dirigir por teléfono”, “Jorge Vergara no sabe un carajo de futbol” o “Carlos Reinoso es una rata farsante”. Últimamente tuvo también expresiones de desprecio hacia la Femexfut y el Consejo de Dueños, que “solo van al negocio y están acabando con el futbol mexicano”. Y no se ahorró reproches para el Tri y su política extranjerizante. Ni dejó de criticar la tendencia de los futbolistas a “tatuajes, aretitos y actitudes poco viriles. Esto es cosa de hombres, carajo”. Ése era Miloc.

Pero también fue un entrenador seguido y querido por sus dirigidos, que sabía inyectar garra y pasión incluso a escuadras tan atildadas como el primer Tigres que dirigió (1977–78), y que contaba con gente como Tomás Boy –el jefe de un mediocampo particularmente creativo y tocador– o el extremo peruano Jerónimo Barbadillo, un regalo para la vista y el paladar del buen aficionado. Aunque llegó a dirigir al Guadalajara y al América, con nadie se identificó como con Tigres, al que hizo campeón –de liga completa, no minitorneos– las dos veces que recaló por ahí: en el 77–78 venciendo a Pumas (2–0 en “el Volcán” y empate a uno en CU), los tres tantos obra del también charrúa Walter Daniel Mantegazza; y en 1981–82 tras enfrentar en la final al Atlante, que patrocinado por el IMSS contaba con un trabuco donde descollaban el eatón Ayala, el histórico goleador polaco Gregorsz Lato y el gran Cabinho, un ataque que era dinamita pura; pero Miloc se las arregló para ganar 2–1 en la Sultana e insuflar de fe y coraje a los suyos en el desempate por penales del Azteca (06.06.82), previo triunfo atlantista con anotación solitaria de Cabinho, el único azulgrana que más tarde acertó desde los 11 metros a cambio de las certeras ejecuciones de Orduña, Barbadillo y el brasileño Goncálves que decidieron el título. Aquí en Puebla tuve ocasión de charlar con un Miloc muy correcto pero inocultablemente apasionado cuando nos visitó al frente de las Cobras de Ciudad Juárez. Ya había ocurrido el “suceso” por el que fue separado de la DT del América: en la final Interamericana del año anterior, si bien las Águilas vencieron al Olimpia de Asunción, campeón de la Libertadores (empate allá y 2–1 en el DF), se armó gran trifulca en el Azteca que Miloc no puso contenerse, invadió la cancha y participó en el reparto de catorrazos, que terminó con el Tanque uruguayo derribado en medio de un remolino de inaudita violencia. Lo despidieron. Y luego de entrenar algunos equipos menores se retiró a disfrutar de su familia a Monterrey, donde el sábado último lo sorprendería la muerte.

De mi archivo personal. El sábado, mientras el Veracruz perdía por la mínima en Pachuca, el Morelia visitó a los extraviados Tigres del Tuca y les arrancó un puntito en “el Volcán”, con lo que redujo a dos la distancia que lo separa del Tiburón. Miloc solía decir –lo recuerdo de aquella breve charla– que sus equipos eran el Nacional de Montevideo, los Tigres y el Morelia “porque fue quien me trajo a México y allí nacieron mis hijas”. Una de ellas, Sayonara, casada con el arquero del Puebla y posterior preparador de porteros Alberto Aguilar.

Mi primer recuerdo de Carlos Miloc data precisamente de una visita dominical a CU de su Morelia –modesto plantel cuyos jugadores eje eran “Perico” González, “Cuadros” Martínez y, desde luego, “El Tanque” Miloc. Su adversario era el Nacaxa, con fama de caganchesco –referencia a Cagancho, famoso torero gitano que lo mismo salía de la plaza aclamado y bajo palio que a cojinazos y escoltado por la Policía–, y en el papel muy superior a los Ates, como se conocía entonces a los morelianos, de camiseta canario y pantalón azul marino aquel mediodía. Los necaxistas pusieron sobre la grama su alineación de lujo, con Jorge Morelos en el arco, en el centro de la zaga el mundialista argentino Dellacha –“don Pedro del hacha”, le decían– y un ataque temible, de tintes artísticos, que yo recitaba de memoria –Fal, Evaristo, Noriega, Ortiz y Peniche. Pero Tello, el arquero michoacano, estuvo sublime, y su inspiración alcanzó al resto del equipo, que se llevó de regreso a casa un 1–3 que era oxígeno puro en su lucha por no descender. Ese día, Miloc marcó un gol de 30 metros justo cuando más apretaba el Necaxa. Parece que vuelvo a verlo, armándose para soltar aquel escopetazo brutal desde fuera del área.

¿Cuál misterio? El problema del Cruz Azul es claro como agua de manantial, por más que a la nube de comentaristas que copan canales y frecuencias se les haya vuelto ciencia, entremezclada de conjuros mágicos. Lo que sucede es que no hay allí nadie capaz de empujar la pelotita entre los tres palos, y simultáneamente el DT adelantó tanto al cuadro que los de atrás quedan tan expuestos que hasta Chuy Corona parece a veces conejo lampareado. Por eso el América, que cuenta con Oribe Peralta, volvió a derrotarlos el sábado con dos goles del norteño. Y ya Jémez no sabe dónde meterse.

Lo cierto es que la directiva cementera –famosa por sus despistes–, en vez de reforzar su ataque con un “9” de verdad decidió importar un técnico con tendencia al juego “ofensivo y de toque” –aunque de poco le sirviera para impedir el descenso del Rayo Vallecano– y trajo, como presunto goleador, al uruguayo Cauteruccio, un cartucho quemado que cualquier observador no muy distraído tenía identificado como eterno suplente en equipos segundones durante las últimas 10 o 12 ediciones de la Copa Libertadores. Con semejante bagaje, el Cruz Azul podrá aspirar a dominar el juego lateral más aburrido de México, pero nada más. De ocho partidos ha ganado uno y tiene seis puntos.

Lo único bueno de todo esto es que el Puebla, con su victoria de ayer en Toluca –¡1–3, con goles de Míguez (23’), Amione (42´) y Paco Torres (80’)!– ha rebasado ya a los cementeros en la tabla del descenso (114 vs 113), y van quedando lejos Veracruz (105) y Morelia (103), con Jaguares (107) en calidad de sándwich.

Europa de noche. ¿O no juega la Champions exclusivamente en horario nocturno? Además, los octavos de final se siguen caracterizando por la abundancia de anotaciones. Ocho en Manchester, donde el City hizo pagar caro al Mónaco el desperdicio de una ventaja de dos goles y el errático lanzamiento de un penalti para voltear la tortilla con un 5–3 de alarido. Y seis más en Leverkusen, donde el Atlético de Madrid dio cuenta y fe del mal momento de las aspirinas que, con todo y un Chicharito sin cañón ni pólvora, arramblaron con un 2–4 que les deja imposible la visita al Calderón y la eliminatoria.

La otra escuadra española, el Sevilla, venció al Leicester City en el Sánchez Puizjuán, pero esa llave sigue en el aire, pues a pesar de haber sido mejor que el decaído monarca inglés no pasó del 2–1, por lo que a los británicos les bastaría un 1–0 en la vuelta para calificar. Sarabia y Correa –que falló un penalti– habían adelantado al local y el Sevilla dominaba cuando, por aflojar, Vardy convirtió casi al final un gol que puede serles muy valioso.

Layún en acción. No fue Javier Hernández el único “azteca” desafortunado de la semana. El Porto recibía a la Juventus y se quedó pronto con diez por expulsión del lateral Alex Telles. Nuno, el DT, metió entonces a Miguel Layún para reforzar esa zona, sin sospechar el protagonismo –de signo negativo– que el veracruzano había de alcanzar. El Porto se defendía con gallardía cuando Miguel atropelló en el área un pase de Dybala y la dejó servida para el fusilamiento del croata MRKO Pjaca (72’); por si fuera poco, dos minutos después descuidó el marcaje de Dani Alves y el brasileño la embocó a bocajarro para un 0–2 que deja virtualmente resuelta la eliminatoria.

El otro cuadro portugués, Benfica, necesitó de mucha suerte para vencer por la mínima al Borussia Dortmund jugando en Lisboa (gol del griego Mitroglou a los 51’). Los alemanes generaron más juego y se ven más fuertes como para darle vuelta al resultado.

¿No que muy exportadores? Italia dejó el catenaccio, pero lo que perdió en eficacia lo está ganando en emoción. Dígalo si no el partidazo de ida y vuelta que dieron ayer Inter y Roma en el estadio Meazza (1–3 para la Loba), en el cual, por cierto, fueron protagonistas el belga Nainggolan (anotó dos), el egipcio Salah (Roma), el chileno Medel y el colombiano Murillo (interistas). El único mexicano en Italia, Carlos Salcedo, es posible que juegue hoy con la Fiorentina, que recibe al Torino. Sólo posible, porque habitualmente no es titular.

Daniel Kahneman: nuestras dos formas de ser derrotan a la elección racional

Hoy analizo algunas dificultades para comprender y medir el bienestar humano con base en Thinking, Fast and Slow, 2011 (en español Pensar rápido, pensar despacio, Debate, Barcelona) del sicólogo Daniel Kahneman (DK), quien en 2002 recibió el premio Nobel de Economía por sus estudios pioneros (realizados con Amos Tversky) sobre la toma de decisiones. Es un libro largo y complejo; me centraré en la dualidad enunciada en el título. (Cito, con mi traducción, la edición en inglés). DK empieza la Parte V (y última) del libro con otra dualidad (pp.377-8):

“El término utilidad ha tenido dos significados en su larga historia. Jeremy Bentham abre su Introducción a los principios de moral y legislación con la famosa frase: ‘La naturaleza ha puesto a la humanidad bajo el gobierno de dos amos soberanos, el dolor y el placer. Sólo a ellos compete señalar lo que debemos hacer y determinar lo que haremos’. Para distinguir la interpretación de Bentham del término, la llamo utilidad experimentada (UE). En los últimos 100 años, los economistas han usado la misma palabra con otro significado. Tal como aplican el término economistas y teóricos de la decisión, significa ‘deseabilidad’ – y yo la llamo utilidad decisional (UD). Desde luego, los dos conceptos de utilidad coincidirán si las personas quieren lo que van a disfrutar, y disfrutan lo que eligen, y este supuesto de coincidencia está implícito en la idea general de que los agentes son racionales... Mi fascinación con las posibles discrepancias entre la UE y la UD viene desde hace mucho…”

DK se pregunta cómo puede medirse la UE. Cómo pueden contestarse preguntas como ¿cuánto dolor sufrió Helen durante el procedimiento médico? O ¿cuánto disfrutó de estar en la playa 20 minutos? Recuerda que el economista Edgeworth especuló en el siglo XIX sobre un aparato llamado ‘hedonímetro’, que mediría (y graficaría) continuamente el placer o dolor que experimentamos. El tiempo juega un papel decisivo en la concepción de Edgeworth. Si se duplica el tiempo en la playa y el nivel de gozo mantiene su intensidad, la UE se duplica. “Ésta era la teoría de Edgeworth, dice DK, y ahora entendemos de manera precisa las condiciones en las que su teoría es válida” (pp. 378-9). Ilustra esto con estudios de dolor experimentado por 124 pacientes al serles aplicadas colonoscopias (sin anestésicos) de diversa duración. Cada minuto el paciente expresaba con un número entre 0 (sin dolor) y 10 (dolor intolerable), qué tanto dolor sentía. Se graficaron las respuestas. El área bajo la curva expresa el dolor total padecido, la suma de los números reportados cada minuto. Es decir, el estudio hacía realidad el hedonímetro de Edgeworth, pero con niveles de dolor auto-reportados en vez de captados por un aparato. A la suma le llama DK totales hedonimétricos. Al fin del estudio se pidió a los pacientes un puntaje como evaluaciónretrospectiva del dolor total experimentado, como respuesta a una pregunta formulada para estimularlos a pensar en la suma del dolor.

“Sorpresivamente los pacientes no hicieron nada parecido. El análisis estadístico reveló dos hallazgos que después hemos observado en otros experimentos: 1. Regla cima-final: El puntaje global retrospectivo [auto-reportado] se predice bien con el promedio del nivel reportado en el peor momento (cima) y en el final. 2. Duración omitida. La duración del procedimiento no tiene ningún efecto en los puntajes del dolor total. Estamos ante un hecho embarazoso: tenemos dos medidas de UE –los totales hedonimétricos y la evaluación retrospectiva– que son sistemáticamente diferentes… Los primeros son ponderados por la duración, pues el cómputo del área bajo la curva asigna pesos iguales a todos los momentos: dos minutos de dolor al nivel 9 son el doble de malo que un minuto al mismo nivel de dolor. Sin embargo, los hallazgos de este experimento y de otros muestran que las evaluaciones retrospectivas son insensibles a la duración y le dan un peso mucho mayor a la cima y el final, que a los demás momentos”. (p.380)

DK se pregunta cuál debería importar. ¿Qué debería hacer el médico? Si el objetivo fuese disminuir la memoria del dolor en el paciente, bajar el nivel de dolor máximo (la cima) podría ser más importante que minimizar la duración del procedimiento, y la terminación gradual sería preferible a la abrupta. Si el objetivo fuese reducir el monto total de dolor experimentado, la realización rápida del procedimiento sería lo apropiado. A partir de aquí, identifica la dualidad del ser:

Foto
Portada del libro de Kahneman reseñado en el texto

Siento que me ayuda a pensar en este dilema el verlo como un conflicto de intereses entre dos formas de ser, o del yo (self)… El ser-experiencia es el que responde la pregunta ¿duele ahora? El ser-memoria (o yo-memoria) es el que contesta la pregunta: ¿cómo estuvo, en total? Los recuerdos son todo lo que conservamos de la experiencia de vivir, y la única perspectiva que podemos adoptar cuando pensamos acerca de nuestras vidas es, por tanto, la del ser-memoria. Confundir la experiencia con la memoria de ella es una ilusión cognitiva ineludible y es esta sustitución la que nos hace creer que una experiencia pasada se puede arruinar. El ser-experiencia no tiene voz. El ser-memoria se equivoca a veces, pero es el que lleva el score, gobierna lo que aprendemos, y toma las decisiones. La lección del pasado es: maximicemos la calidad de nuestros recuerdos futuros, no necesariamente de nuestra experiencia futura. Esta es la tiranía del ser-memoria. (p.381).

Para demostrar el poder de decisión del ser-memoria, DK diseñó otro experimento en el cual cada persona es sometida a dos experiencias de inmersión de una mano (izquierda y luego derecha o viceversa) en agua fría: una dura 60 segundos (agua a 14º) y la otra dura 90 segundos (los primeros 60 segundos a 14º y los últimos 30 segundos a 15º). Nótese que la experiencia larga contiene a la corta y 30 segundos más en los que también hay dolor (adicional) aunque levemente disminuido. A lo largo de ambas inmersiones los sujetos van indicando su nivel de dolor con una flecha que pueden mover con la mano libre. Terminadas las dos inmersiones, se les dijo que serían sometidos a una tercera inmersión y se les dio a escoger cuál preferirían, si la que experimentaron con la mano izquierda o con la derecha. El 80% escogió la experiencia de 90 segundos, demostrando el poder de decisión del ser-memoria y la prevalencia de los dos hallazgos reportados en los procedimientos médicos: regla cima-final y duración omitida. Comenta DK:

“Los sujetos que prefirieron el episodio largo no son masoquistas y no eligieron deliberadamente someterse a la peor experiencia; sólo cometieron un error. Si les hubiésemos preguntado: ¿Prefieren una inmersión de 90 segundos o sólo la primera parte de ella?; habrían seguramente seleccionado la opción corta... Escogieron repetir el episodio del cual tenían una memoria menos negativa. Sabían muy bien cuál había sido la exposición más larga –les preguntamos–, pero no usaron ese conocimiento. Su decisión fue guiada por una regla simple de la elección intuitiva: elige la opción que te disguste menos. Las reglas de la memoria determinaron qué tanto les disgustaron las dos opciones, lo que a su vez determinó su elección. El experimento de manos frías… reveló una discrepancia entre la utilidad-decisional (UD) y la utilidad-experimentada (UE)”. (p.383)

Sus conclusiones son una fuerte derrota para la teoría de la elección racional:

“Decisiones que no producen la mejor experiencia posible y yerran al predecir sentimientos futuros son ambas malas noticias para los creyentes en la elección racional. El estudio de las manos frías demostró que no podemos confiar en que nuestras preferencias reflejarán nuestros intereses, incluso si se basan en experiencia personal [muy reciente]. Los gustos y las decisiones son conformados por los recuerdos y éstos pueden ser erróneos. La evidencia representa un desafío profundo a la idea que los humanos tienen preferencias consistentes y saben cómo maximizarlas, piedra angular del modelo del agente racional. Hay una inconsistencia construida en nuestra mente” (pp.384-5).

www.julioboltvinik.org

Un problema grave que enfrenta la izquierda para poder conquistar el poder político es la falta de unidad, de cohesión, frente a un mismo proyecto electoral y de nación. La visita de ayer de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano evidenció que persiste el distanciamiento entre él y Andrés Manuel López Obrador, el aspirante presidencial mejor posicionado. Parecería que sigue habiendo un enorme caudal de diferencias entre ambos personajes, cuyas luchas han sido fundamentales para el avance democrático del país.

Cárdenas presentó en el salón Barroco de la UAP el libro biográfico de su padre, el general Lázaro Cárdenas del Río. El acto tuvo poca difusión y sin embargo el recinto estuvo lleno, lo cual demuestra la popularidad, aprecio y liderazgo que sigue ostentando quien fuera el primer jefe de gobierno de la capital del país.

Muchos de los asistentes tienen una peculiaridad: son leales por igual a la figura de Cárdenas como de Andrés Manuel López Obrador, como consecuencia de que ambos han sido portadores de la esperanza de un cambio en el país desde la izquierda electoral, democrática y que mantiene una visión del nacionalismo revolucionario.

Cuauhtémoc Cárdenas se mostró cordial, atento, a todos los temas que le preguntaron en una entrevista al final del acto de la presentación del libro en cuestión, hasta que llegaron las interrogantes sobre López Obrador. Fue cuando un semblante de molestia se percibió en el político michoacano. Las tres siguientes respuestas mostraron su enconado alejamiento con López Obrador:

Primera pregunta: ¿Apoyará a López Obrador como candidato presidencial? Respuesta: hasta que aparezca en las boletas electorales dirá si lo respalda o no.

Segunda pregunta: ¿Qué opina de proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador? Respuesta: palabras más, palabras menos, “no conozco su proyecto”.

Tercera pregunta: ¿López Obrador sería un buen presidente? Respuesta: esa pregunta la podría responder hasta que el tabasqueño haya gobernado al país.

Carta del PRI

Sr. Fermín Alejandro García

Jefe de Información de

La Jornada de Oriente

Sirva la presente para enviarle un cordial saludo, al tiempo de permitirnos aclarar la información publicada en su columna “Numerosos litigios contra el PRI por imposiciones en comités municipales”, publicada este jueves 23 de febrero.

El PRI en el estado de Puebla trabaja en la renovación de los 217 Comités Municipales con miras a reforzar su estructura rumbo al proceso electoral de 2018; al momento han rendido protesta más de 173 dirigencias.

En esta renovación hemos escuchado a todos los grupos y juntos hemos llegado a consensos, los militantes han tomado las decisiones; no se han dado imposiciones, ni recomendaciones, tampoco se pagan cuotas en este sentido desde el Comité Directivo Estatal.

Su fuente consultada le proporcionó datos erróneos, a la fecha no se ha presentado ningún litigio por la toma de protesta de estos Comités Municipales, como Usted asegura.

La estructura del PRI no es propiedad de ningún liderazgo que busque ser beneficiado con espacios para la próxima contienda electoral. Los Comités Municipales constituyen la fortaleza principal de nuestro partido.

Los priistas poblanos han participado con gran entusiasmo y efervescencia en este proceso de renovación; en el Comité Directivo Estatal continuaremos escuchando y atendiendo las opiniones de nuestra militancia, su fuerza es la que nos llevará a permear el proyecto de Estado que queremos para el progreso de Puebla.

Atentamente

Comité Directivo Estatal

Friday, 24 February 2017 00:00

Gilberto López y Rivas

Escrito por
No pasaron desapercibidos los señalamientos al dirigente del partido Morena por parte de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema), en una carta abierta, en la que rechazó la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de suscribir compromisos para lograr mayor inversión de las empresas mineras canadienses en México, con salarios justos y cuidado del medio ambiente, inscrita en un decálogo para contrarrestar las políticas de Donald Trump.

Rema aclara que no tiene vínculos con ningún partido político, y que su posicionamiento obedece a la necesidad de externar su preocupación profunda ante el hecho de que “la clase política del país sigue sorda y muda ante las recurrentes denuncias que la sociedad, y, en especial, la Rema, ha realizado contra las empresas mineras que trabajan en México y en Latinoamérica. […] El minero es de los procesos extractivos que mayor emisión de contaminantes tóxicos emite tanto al agua, a los sedimentos y al aire, y esta contaminación es prácticamente irreversible. El modelo se sustenta en el ánimo de obtener la mayor ganancia posible, y es precursor de la destrucción de los derechos laborales, porque fue el primero en promover-adoptar el ataque contra el sindicalismo tradicional, enarbola y fomenta la aparición de sindicatos blancos, para luego confrontar a los trabajadores en la misma mina y, por si fuera poco, cada vez más utiliza el outsourcing como su principal medio para la contratación de trabajadores […] Su interés en promover la inversión canadiense deja mucho que desear, no sólo porque las mineras canadienses concentran 70% de los proyectos de esta industria en nuestro país, sino porque es justo en Canadá donde se gestó el actual modelo extractivo minero depredador […] Canadá no reconoce ni respeta el derecho de los pueblos al consentimiento previo, libre e informado, pues no es signatario del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y demoró cuatro años para firmar la Declaración de la ONU sobre Derechos de los Pueblos Indígenas […] hay cientos de experiencias de lo que aquí manifestamos. No estamos elucubrando; el modelo extractivo minero es depredador y no basta con mejorarlo, atenuarlo o reglamentarlo mejor, puesto que ello es imposible. Hoy la extracción minera es el sistema técnico y tecnológico más depredador del planeta. Desde nuestra humilde contribución a su decálogo, le decimos que esa inversión hay que desterrarla del país.” (Véase la página http://www.remamx.org/ ).

Como se ha evidenciado con frecuencia en La Jornada a través de artículos de opinión, editoriales y números especiales (http://www.jornada.unam.mx/2015/ 07/27/ecologica.pdf ), las corporaciones mineras prometen empleos, servicios públicos, proyectos productivos y respeto al medio ambiente, pero es un hecho que históricamente estas empresas han dejado una estela de muerte, empobrecimiento, daños irreversibles al medio ambiente y afectación a la salud, polarización y división social en las comunidades. La megaminería tóxica es especialmente lesiva y contraria al espíritu y letra de los artículos 2 y 27 constitucionales, ya que las distintas leyes secundarias otorgan a la exploración, explotación y beneficio de los minerales el carácter de utilidad pública y preferente sobre cualquier otro uso o aprovechamiento del terreno, y dan facilidades extraordinarias a los particulares para acceder a las tierras que amparan las concesiones, transformando a ejidatarios y comuneros en la condición inédita de superficiarios, fuera de todo criterio o marco legal. Estos privilegios para corporaciones, en su mayoría extranjeras, que ya poseen concesiones de 35% del territorio nacional, constituyen una ruptura del pacto constitucional que resulta de la Revolución Mexicana de 1910-1917, y una prueba más de la traición nacional de la cúpula gobernante.

En el ámbito mundial, los datos empíricos demuestran que las compañías mineras dejan una secuela de millones de toneladas de tierra y rocas removidas en extensas áreas de operación, con la consecuente destrucción del hábitat y deterioro del entorno social: contaminan ríos, mantos freáticos, presas y drenajes con sustancias sumamente tóxicas; acaparan el agua; explotan a sus trabajadores y los exponen a condiciones de riesgo extremo; apoyan a regímenes antidemocráticos –como el de México–, contratan incluso sicarios y grupos paramilitares para enfrentar a sus opositores y organizan poderosos grupos de presión (llamados con el eufemismo anglicista de lobbies) que actúan en los parlamentos sobornando, comprando conciencias, hasta de congresistas de la izquierda institucionalizada, para que apoyen directa o indirectamente sus negocios en el país. Todo ello, a cambio de los escasísimos ingresos que reciben los pobladores de los territorios explotados (1.3 a 2.9 por ciento, entre rentas y apoyos, cuando los reciben), cuando llegan a ser presionados para otorgar los permisos con engaños, por la necesidad imperante y la corrupción de líderes o caciques que se prestan para servir de amanuenses nativos de las corporaciones.

La única defensa frente a la amenaza minera es la organización, movilización y fortalecimiento de la autonomía de las comunidades indígenas-campesinas afectadas, y de los movimientos sociales que desde abajo defiendan la soberanía popular. La ignorancia y la desinformación en todo México respecto a la multiplicidad y severidad de los daños que implica la megaminería tóxica, sea entre campesinos en asambleas, entre profesionistas y académicos, entre legisladores, jueces, funcionarios y líderes políticos tiene consecuencias muy graves para nuestro país y sus territorios. Y no hay que esperar algún tipo de defensa o protección del gobierno mexicano que cada día que pasa pierde más credibilidad y dignidad. Rompiendo récords en cuanto a apertura a la inversión extranjera, México es tal vez el país en el mundo donde es más fácil obtener una concesión para este tipo de explotación minera, y su gobierno inclusive dota a las empresas de créditos favorables y de otros numerosos apoyos.

En este tema, como en otros muchos, es preciso escuchar a los pueblos.

 

 

Page 10 of 87
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…