Opinión

Opinión (1208)

Pues no llegó. Lo estamos esperando desde hace años, pero no observamos ninguna propuesta, proyecto o encuadre pedagógico en el Nuevo Modelo Educativo (NME) presentado en los últimos días. Obviamente, las críticas no se han hecho esperar, pero seguramente, como se ha hecho costumbre, se defenderá a ultranza un “algo” que de antemano sabemos no dará solución a la situación educativa por la que atraviesa nuestro país.

Entre la página 89 y 93 del documento se establecen 14 principios pedagógicos (a los cuales podríamos llamar solamente principios o debeísmos, de los que, irónicamente y por cierto, se siguen sólo dos o tres de ellos en la evaluación docente), sin embargo no hay una referencia directa a un modelo o teoría pedagógica que le dé sustento epistemológico y validez al ejercicio y práctica de la docencia. Miguel Ángel Pérez Reynoso en su editorial “Re-educar todos los pensamientos. Re-pensar las educaciones” hacía referencia a la necesidad de rescatar a diferentes autores que han sido olvidados e incluso marginados pese a las grandes aportaciones que realizaron en el campo de lo estrictamente pedagógico, pero es entendible que tanto en educación básica como en Medio Superior se les excluya, sobre todo porque muchas de sus ideas se contraponen a los intereses y necesidades políticas de quien articuló este inacabado documento.
Es claro también que se sigue minimizando el papel del docente de manera velada, ya que la mayoría de las competencias que se trabajan están enfocadas al desarrollo de actitudes y valores, lo cual no precisa, necesariamente, de un docente con formación normalista o universitaria, con una amplia cultura y un cúmulo de conocimientos específicos; por ejemplo, en el caso de Medio Superior, de las 11 competencias genéricas solamente dos de ellas (2. Es sensible al arte y participa en la apreciación e interpretación de sus expresiones en distintos géneros y 4. Escucha, interpreta y emite mensajes pertinentes en distintos contextos mediante la utilización de medios, códigos y herramientas apropiados) manejan contenidos declarativos y procedimentales concretos, el resto de ellas no. Así, con el tiempo, se podrá prescindir de la figura del maestro o bien de la formación magisterial, ya que cualquier persona podrá modelar valores y actitudes en el aula, independientemente de su preparación académica.

Thursday, 16 March 2017 00:00

Ferrocarriles, reforma y monopolio

Escrito por

En marzo de 1995 se modificó la Constitución mexicana a fin de crear el marco legal para la privatización del sistema ferroviario, que tradicionalmente había sido operado por Ferrocarriles Nacionales. Eran los días del zedillismo. Según la propaganda oficial, en manos del Estado era un desastre, pero operado por el sector privado iba a ser una maravilla. Mejoraría el servicio, bajarían las tarifas, el ferrocarril detonaría la prosperidad en diversas provincias. Veintidos años después, los resultados no son lo que dijeron. Dice la Comisión Federal de Competencia Económica que el sector de transporte de carga por ferrocarril, dominado por el Grupo México, y la filial mexicana de la estadunidense Kansas City Southern, ha derivado en altos precios a los consumidores. Una investigación determinó que dos empresas, Ferromex, propiedad de la familia Larrea, y Kansas City Southern (KCS), así como una subsidiaria de ambas, controlan 73.3 por ciento de las vías férreas del país, por lo que pueden fijar precios de interconexión sin que competidores tengan la capacidad de negociar tarifas. Adicionalmente, se generan tiempos excesivos en el traslado de mercancías y aumentos de costos en logística, además de que las empresas tienen capacidad para restringir el acceso a sus redes. Como dato cultural, el ex presidente Zedillo luego fue empleado por Kansas City Southern. ¿Qué irán a decir de la industria petrolera en dos décadas más?

La costosa democracia

La ‘‘democracia’’ le costará a México este año 29 mil 525 millones de pesos, con elecciones de gobernador en el estado de Mexico, Coahuila y Nayarit, y legislativas en Veracruz. Esa cifra incluye lo que cuesta sostener el aparato político-electoral en el resto del país. De acuerdo con la consultora Integralia, no incluye aportaciones privadas a campañas ni tampoco financiamiento ilegal, que no se reporta a las autoridades. La cereza del pastel es el estado de México, donde se enfrentan Alfredo del Mazo (PRI), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Delfina Gómez (Morena). Ayer se perfilaba Juan Zepeda, por el PRD. Ya comenzó a correr un río de dinero para comprar votos.

Otra alza en la tasa de interés

La Reserva Federal de Estados Unidos subió este miércoles las tasas de interés en 25 puntos base para situarla en un rango de 0.75 a 1.00 por ciento, en un movimiento esperado por los mercados. Este nivel es el más alto desde diciembre de 2008. De acuerdo con la mayoría de los expertos, el Banco de México subirá también su tasa de interés. Hoy es de 6.25%. Pero en tarjetas de crédito e hipotecas ya se dispararon.

A Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social, le molestó —y en serio— la ausencia de Enrique Doger Guerrero en la reunión que este miércoles tuvo con el gobernador José Antonio Gali Fayad y los secretarios de su gabinete, ocho alcaldes, el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Montiel Solana, y los delegados federales de la entidad.

Tanto que su malestar lo hizo público y del conocimiento de los asistentes al Salón de Gobernadores del Centro Integral de Servicios (CIS) y del representante de Enrique Doger, el jefe de Afiliación y Cobranza del IMSS Puebla, Enrique Chávez Estudillo.

El titular de Sedesol dijo que le parecía irresponsable la inasistencia de Doger al encuentro, aun cuando hubiera acudido a las oficinas centrales del IMSS. “No había nada más importante que estar presente”, dijo Miranda Nava al resaltar que la Estrategia Nacional de Inclusión emprendida por el gobierno federal con la participación de estados, municipios y los sectores productivos tiene el propósito de reducir los rezagos de Puebla y el país en materia de educación, vivienda, salud y servicios básicos.

***

Este miércoles el Juzgado Tercero de Distrito en materia de Amparo Civil, Administrativo, de Trabajo y de Juicios Federales con sede en Puebla admitió a trámite el amparo promovido por el ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, contra actos del Congreso local y la Auditoría Superior del Estado (ASE) por el procedimiento de responsabilidades que se le inició el 15 de diciembre del año pasado.

La intención de ese procedimiento, que el Congreso ha manejado con criterios políticos y electorales, no es otro que dejarlo fuera de la contienda por la gubernatura de Puebla en 2018.

Y es que hoy por hoy Eduardo Rivera sigue siendo la principal piedra en el zapato del ex gobernador Rafael Moreno Valle para que su esposa, Martha Erika Alonso Hidalgo, obtenga el año entrante la nominación del PAN a Casa Puebla.

Thursday, 16 March 2017 00:00

Rosario Castellanos, lúcida y escindida

Escrito por

Mi acercamiento a Chiapas tuvo dos comienzos: la lectura de Rosario Castellanos y el movimiento zapatista. Antes de aquel primero de enero de 1994 que en muchos sentidos cambió nuestra historia contemporánea, y antes de recorrer la zona buscando entender las raíces del conflicto, creí saber algo de Chiapas, este lugar histórico del México escindido: escindido entre la belleza primigenia de sus paisajes y la atroz dureza de sus condiciones sociales; escindido entre los ideales de justicia de Bartolomé de las Casas y la conquista perpetuada siglo tras siglo por la explotación y la servidumbre; escindido entre la indefensión de sus diversas comunidades indígenas y la arrogancia de sus castas blanca o ladinas, intocadas casi por la piedad cristiana o por el mestizaje, que en algo atenuó el sufrimiento en otras partes del país. Ese conocimiento primero, ese bautizo chiapaneco, se lo debo a Rosario Castellanos.

Siendo muy joven, leí Balún Canán y Ciudad Real. Lo que retuve principalmente fue el lenguaje, salpicado de palabras que no comprendí de inmediato. Aquellos no eran los giros habituales del lenguaje de los campesinos del centro del país. Palabras como baldío (en el sentido del trabajo gratuito al que los terratenientes obligaban a los indígenas, que en el centro llamaríamos, quizá, “de balde”), atajadoras (esas mujeres pobres cuyo miserable oficio consistía en interceptar a las indígenas que bajaban a los mercados para robarles las mercancías) o vos (“el español es privilegio nuestro, y lo usamos hablando de usted a los superiores, de tú a los iguales, de vos a los indios”, se lee en Balún Canán) permanecieron en mi memoria como propias de la sociedad escindida que Rosario Castellanos retrató. Junto a las palabras permanecieron también las frases que resumían universos de dolor, como en el cuento “Modesta Gómez”: “Su comadre Águeda la aleccionó desde el principio: para el indio se guardaba la carne podrida o con granos, la gran pesa de plomo que alteraba la balanza y el alarido de indignación ante su más mínima protesta.”

Al releer ahora esos libros encuentro dimensiones que entonces no advertí. Por ejemplo, la temporalidad. A San Cristóbal de Las Casas, Rosario Castellanos la describe así: “cercada por un férreo anillo de comunidades indígenas sordamente enemigas, Ciudad Real mantuvo con ellas una relación presidida por la injusticia”. Ese pasado ¿es pasado? La escritora pudo dar testimonio de los hechos que narra en los años treinta pero Chiapas, a sus ojos, es el lugar de un drama eterno: “¿En qué día? ¿En qué luna? ¿En qué año sucede lo que aquí se cuenta? Como en los sueños, como en las pesadillas, todo es simultáneo, todo está presente, todo existe hoy.” En otro pasaje alude, sin romanticismos o exotismos, sin idealización, a los indios “peor que vencidos, estupefactos” y a su alma “tercamente apegada al terror”. La sutileza de la narración no está solo en la indignación moral. No hay nada simplista o maniqueo en la obra de Rosario Castellanos. Lo que hay es la recreación literaria (perceptiva, sensible, puntual, imaginativa, musical) de un paisaje surcado de gradaciones: el indio, que no es solo eso, sino también chamula, tzeltal o de otra etnia; el ladino, que puede ser lo mismo un indio hispanizado que un mestizo, y que pudo haber comenzado sus días simplemente como indio; el criollo, descendiente de europeos incapaz de ver cómo es ya también culturalmente mestizo. Pero se trata de gradaciones que engendran degradaciones, porque todos explotan al más débil, a la mujer, al que se encuentra un escalón étnico, social, cultural, por debajo del suyo.

Dos terceras partes de los trabajadores del Centro Estatal de Salud Mental (CESM) se han propuesto no dejar entrar a sus oficinas este día a María Teresa de Jesús Balderas Meza, la directora de esta unidad médica, como una manera de exigir su destitución y que se frenen los constantes abusos contra el personal y los pacientes –que en su mayoría sufren de problemas de adicciones–, los cuales han provocado un clima de violencia y de graves carencias.

En el Centro Estatal de Salud Mental se ha vuelto una constante la falta de alimentos y de medicamentos básicos para los pacientes con problemas de adicciones, lo cual lleva a que los tratamientos en su mayoría resulten ineficaces. Esta es una situación grave si se parte de que el CESM es una de las pocas instancias públicas que existen en el estado de Puebla para atender el crecimiento de consumo de enervantes.

Se sabe que los volúmenes de medicamentos y alimentos que requiere el CESM sí están presupuestados y en su mayoría llegan a las bodegas de este centro de atención médica, pero la directora ordena que se utilice solamente una tercera parte. Todo con el afán de mostrarse como una funcionaria eficiente ante los directivos del Seguro Popular, bajo la idea de que ofrece buenos resultados utilizando menos insumos de los que marcan los protocolos.

El problema es que un paciente con adicciones necesita de ciertas raciones de alimentos y dosis exactas para controlarles las crisis que enfrentan por el exceso de consumo de drogas. Al no darse esas condiciones, los tratamientos no funcionan y los estados de salud de estos enfermos únicamente se agravan.

Otro problema es que se vive un clima de violencia, ya que la directora ha provocado agresiones físicas y psicológicas contra el personal frente a niños que acuden a tratamientos de paidopsiquiatría, por ser menores abusados, lo cual significa que los pacientes, en lugar de encontrar alivio, en el CESM se topan con una prolongación de sus desordenes emocionales.

Y es que la directora –de acuerdo con las denuncias del personal– alecciona a los pacientes para que sean éstos los que agredan, o hagan acusaciones anónimas –a través de una línea telefónica para reportar anomalías—, contra los trabajadores que no son del agrado de María Teresa de Jesús Balderas.

La crisis que se vive en el CESM es una herencia del gobierno morenovallista a la administración de Antonio Gali, ya que en su momento se les documentó a Jorge Aguilar Chedraui y a Salvador Escobedo Zoletto, cuando ambos eran secretarios de Salud, pero hicieron oídos sordos a los abusos de María Teresa de Jesús Balderas Meza, quien vive enfrentada con médicos, enfermeras y pacientes.

Thursday, 16 March 2017 00:00

AMLO: resbalar en Nueva York

Escrito por

Andrés Manuel López Obrador tiene una recurrente indisposición hacia ciertas formas de crítica o de oposición a sus decisiones, lo cual suele manifestarse en actos de su partido, Morena, y respecto de determinados periodistas y opinadores. La fórmula para eludir críticas y objeciones ha sido acusar a esos adversarios de ser infiltrados, manipulados, enviados del gobierno, miembros de la mafia del poder o provocadores. Con socarronería o enojo, según el caso, el adalid tabasqueño emite las sentencias descalificatorias y evita entrar al fondo de los asuntos. Si lo retan a debates, no acepta porque le pueden robar la cartera o porque él desea polemizar con el jefe del desafiante y no con éste.

En su reciente visita a Nueva York, en el contexto de una exitosa gira por Estados Unidos que le ha colocado como el único precandidato presidencial mexicano que ha encabezado actos políticos realmente masivos en defensa de nuestros paisanos, López Obrador resbaló ante la congruente presión (conducta similar observó, por ejemplo, ante el priísta Enrique Ochoa Reza) del padre de uno de los normalistas de Ayotzinapa que fueron desaparecidos.

La pifia no se dio solamente en cuanto al tratamiento verbal a ese progenitor, Antonio Tizapa, sino más allá, por la falta de un abordamiento claro e incluso autocrítico de lo sucedido en los procesos políticos que desembocaron en la tragedia de Iguala. El presidente de este municipio, José Luis Abarca, recibió protección e impulso, aún en el PRD, de Lázaro Mazón, a quien López Obrador enfilaba para que fuera candidato de Morena a gobernador de Guerrero.

La desaparición de los 43 jóvenes también borró del mapa moreno a Mazón, pero es inocultable que él fue promotor y protector de la carrera política de Abarca. El pragmatismo electoral lopezobradorista, visto entonces como ahora, y la recolección de pecadores que son absueltos al pasar al bando bueno, han generado ese tipo de circunstancias que activistas con fundada razón, como Tizapa, creen necesario denunciar y evidenciar.

Los incidentes neoyorquinos sirvieron, por otra parte, para desatar una histérica campaña de medios tratando de evidenciar al virtual tricandidato presidencial como incongruente, déspota e inmisericorde. Con insistencia concertada se dio por buena la versión de que AMLO había dicho cállate al activista Tizapa y que le había señalado como un provocador. El reportero de Proceso Arturo Rodríguez aisló la parte del audio correspondiente y lo escuchó con cuidado y a velocidad más baja de la real, y concluyó que López Obrador había dicho que te vaya bien y no cállate. Pero la verdad mediática sincronizada ya había condenado al pronunciante, evocando incluso aquel episodio del cállate, chachalaca que en su momento enderezó AMLO contra el entonces presidente Fox.

El nuevo plan para la educación ambiciosamente denominado Modelo educativo para la enseñanza obligatoria: educar para la libertad y la creatividad, fue presentado como siempre en un reluciente acto en Palacio Nacional, en presencia, también como siempre, de todos los poderes institucionales y fácticos. Lo primero que ha recogido la prensa, en general, de las palabras del responsable mayor de dicho modelo, el secretario de la SEP, es que en la ruta de implementación del nuevo modelo educativo no habrá concesiones políticas. Salta a la vista que un modelo que pretende educar para la libertad, pero que debe ser impuesto sin concesiones políticas (mensaje típico-críptico-priísta para los maestros democráticos), representa una aberrante contradicción. Para Aurelio Nuño Mayer y los aplaudidores del nuevo modelo, la libertad consiste entonces en aceptar e impulsar la propuesta. La libertad como ejercicio unilateral de acuerdo.

En consecuencia, la comprensión del corrupto líder magisterial, Díaz de la Torre, sobre la implementación de este nuevo modelo va por el mismo camino y amenaza con que el SNTE tampoco permitirá que las propuestas para la formación y desarrollo profesional docente se conviertan en campos de batalla ideológicos, económicos o políticos. Si entendemos bien, la posibilidad de educar para la libertad y la creatividad y como dijo el propio presidente Peña Nieto la educación para formar un individuo libre, responsable y comprometido, ciudadano, pero también (sic) con las mejores causas de la humanidad consiste en cerrar paso al disenso, a la reflexión crítica, al análisis de las condiciones reales económicas, políticas y sociales, así como de ignorar los diferentes debates teórico-ideológicos. El modelo es tan perfecto y rotundo que debe ser aceptado sin rechistar.

Una vez más podemos comprobar que el espacio educativo sigue siendo el preferido por el gobierno y sus acompañantes empresariales y partidistas, para desplegar todas las armas demagógicas y tratar de convencernos de su enorme patriotismo y preocupación por todos los mexicanos y mexicanas sin distinción. Una vez fracasadas sus reformas, sobre toda la energética y su consecuente gasolinazo, vuelve presuroso al terreno educativo donde todo puede ser grandilocuente retórica vacía.

He venido entrecomillando el término nuevo modelo con toda intención. En el documento del modelo educativo se establece el nuevo eje curricular que guiará el trabajo docente: desarrollar aprendizajes claves, aprender a lo largo de la vida, aprender a aprender, dejar de lado las formas memorísticas, en fin, una verdadera revolución educativa. Para algunos que llevamos años de trabajo dedicados a analizar los problemas educativos, y gozamos aún de buena memoria, resulta risible y lamentable que se presente con tanto boato el nuevo modelo que repite lo que viene diciéndose desde hace más de 20 o 30 años.

La inusitada expansión por 54 mil millones de dólares (mmdd) que Trump agregó a los 610 mmdd del descomunal presupuesto del Departamento de Defensa para este año fiscal (octubre de 2017-septiembre 2018) además de 60 mmdd para más guerra en Irak y Afganistán, representa un grave acontecimiento para el planeta en lo militar y para México y la periferia capitalista en lo económico. Lo primero por crear más riesgos de guerra mundial, al incluirse un billón (trillion) de dólares por tres décadas para una modernización nuclear alentada por Obama que desestabiliza la balanza estratégica y lo otro por el potencial de grave crisis deudora que acarrea para México y la periferia, similar, aunque en contexto diferente a la que gestó en el mercado internacional de capitales el desmesurado programa de expansión militar de Reagan (1981-1989).

Ante la actual modernización nuclear William Perry, ex secretario de Defensa (1994-96), advirtió que “enfrentamos peligros nucleares con más probabilidad de desencadenar un conflicto nuclear que durante la guerra fría”. Rusia y China ya actualizan sus arsenales. Ante esas innovaciones, despliegues y bases militares de Estados Unidos en sus fronteras. Preocupa a Pekín el influjo del ultra-derechista Steve Bannon, estratega de la Casa Blanca, quien ve a musulmanes y a China como amenazas para el occidente judeocristiano y anticipa una guerra con China en los próximos años. En los ochenta la hiperampliación del gasto militar de Reagan y sus recortes impositivos a favor de ricos y corporaciones triplicaron la deuda de Estados Unidos: de un billón a 3 billones de dólares (con un PIB de 6.45 billones). Esa erogación impactó al mercado de capitales y Paul Volcker, jefe de la Reserva Federal, elevó las tasas de interés de 9.5 por ciento a más de 16 por ciento en octubre de l981.

Con el aumento en los precios del petróleo, México registró un saldo de la balanza en cuenta corriente superavitaria, pero el Banco Mundial (BM) animó al país a seguir endeudándose. Así lo demuestra el economista Eric Toussaint, del Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas. Indica que el volumen de los préstamos del BM a México... se multiplicó por cuatro entre 1973 y 1981 y que con aval del BM también se endeudó a gran escala con la banca privada: En 1982 se contabilizaban 550 bancos privados acreedores de México. Para el BM, la clave era conservar la influencia sobre el gobierno mexicano. Mientras la situación de las finanzas públicas entre el 74 y 76 se deterioraba gravemente y las señales de alerta se encendían, el Banco Mundial empujaba a México a seguir endeudándose. (www.cadtm.org/). Toussaint muestra que (textual) (El) mensaje emitido por el BM consiste en decir que aun si todo hace pensar que todo va mal, no hay nada que temer, la situación real es excelente y hay que seguir endeudándose. Así, mientras el 19 de noviembre de 1979 procedía el shock Volcker, el BM decía: Tanto el crecimiento de la deuda pública externa de México como el aumento de la ratio del servicio de la deuda, que en 1979 podrá llegar hasta 2/3 de sus exportaciones, sugieren que se trata de una situación muy crítica. De hecho, la realidad es exactamente lo contrario. (sic) Lo que hace a Toussaint exclamar: Es, literalmente, alucinante.

Hace poco más de dos años, comencé mi segundo año en la preparatoria. El verano anterior salí del clóset con mi familia y amigos como hombre transgénero. También lo hice con la administración de la escuela: les dije quién era y les pedí que respetaran mi identidad de género.

Me aseguraron que los profesores y administradores me llamarían Gavin y utilizarían pronombres masculinos cuando se refirieran a mí, y si alguien llegaba a causar problemas lo resolverían de inmediato. Para cuando comencé el semestre, ya había cambiado mi nombre legalmente y estaba listo para comenzar mi tratamiento con testosterona.

Sin embargo, aún me sentía ansioso. Vengo de una comunidad muy conservadora y no estaba seguro de que me aceptarían como soy. A causa de esa ansiedad, no pedí permiso para utilizar el baño de hombres. Aún no estaba acostumbrado a defenderme y me preocupaba que estuviera pidiendo demasiadas cosas, demasiado pronto. En vez de eso, utilicé el baño de la enfermería.

Ese año, la enfermería estaba lejos del salón de clases. Me tomaba demasiado tiempo utilizar el baño, sobre todo porque en cualquier clase estaba más cerca del baño de hombres. Por eso contacté de nuevo a la administración de la escuela. Esta vez, pedí utilizar los baños que corresponden a mi identidad de género. Mi director me dijo que el siguiente día podría utilizar el baño de hombres y así lo hice. 

Durante un periodo de casi siete semanas lo utilicé sin problema alguno. No hubo ninguna confrontación física ni verbal. Tampoco ocurrió ninguna mala conducta de mi parte ni en mi contra. Este periodo de siete semanas me demostró cómo era ser aceptado en tu escuela y además me dio la seguridad de que sería capaz de vivir un año escolar normal, sin lidiar con las políticas de uso de baños.

Desafortunadamente, solo fue una falsa sensación de seguridad. Después de ese periodo de siete semanas, el consejo de la escuela sostuvo una reunión —una conversación pública acerca de mis genitales y el uso del baño— sin notificármelo. Mi madre y yo nos enteramos por casualidad menos de 24 horas antes de la reunión. Un viejo amigo de mi madre había visto una publicación que se compartió en Facebook; se trataba de un llamado de movilización que los adultos de mi comunidad organizaron para pedirle a la gente que asistiera a la reunión con tal de “sacar a esa niña del baño de hombres”.

Wednesday, 15 March 2017 00:00

Modelo Educativo: ¿qué cambió?

Escrito por

Preámbulo: A partir de este jueves y cada quince días, aparecerá mi columna “Universidad Crítica” en Educación Futura. Espero que pueda usted leer y comentar mis puntos de vista y opiniones, como quizás lo hizo en Campus-Milenio. Agradezco a este medio que durante más de diez años abrió un espacio para expresarme crítica y libremente. Ahora lo haré desde aquí.

El pasado lunes 13, se presentó la versión revisada del Nuevo Modelo Educativo. Palacio Nacional fue el escenario elegido por el actual gobierno para dar a conocer su propuesta filosófica y curricular. Como era de esperarse, fue un acto político, del cual voy a comentar algunos pormenores a reserva de revisar detalladamente los documentos y compararlos con la versión previa.

El interés por ver la presentación del Modelo Educativo tenía al menos dos propósitos. Por un lado, obviamente, informarme sobre la nueva propuesta y segundo, guardaba la ilusión de que los actuales servidores públicos, explicaran al ciudadano en qué había cambiado el modelo luego de la amplia consulta que se llevó a cabo el año pasado. De acuerdo con el informe del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), se registraron casi 300 mil comentarios por medio de seis estrategias: (1) foros organizados por la propia SEP, (2) Consejos Técnicos Escolares, (3) órganos académicos de los bachilleratos, (4) foros y documentos externos, (5) foros estatales y (6) una plataforma de consulta en línea que, sorprendentemente, acumuló tres quintas partes del total de registros.

Dado el cúmulo de información y la débil tradición de escuchar y respetar la voz de la gente, albergaba la esperanza de que el gobierno de Enrique Peña Nieto haría lucir sus propuestas explicando qué elementos del modelo educativo fueron incorporados a partir de la consulta, cuáles no y por qué. Esto no fue lo que vimos, en cambio, constatamos que el modelo mantuvo sus cinco ejes: (1) cambio pedagógico (dejar atrás la memorización), (2) escuela al centro, (3) formación de profesores, (4) equidad e inclusión y (5) una nueva gobernanza del sistema educativo.

Page 3 of 87
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…