Opinión

Opinión (1862)

A partir del pasado 2 de junio se ha recrudecido la agresión y amenazas paramilitares contra el ejido de Tila, Chiapas. Los acusan, señalan sus autoridades, de que les estamos arrebatando su propiedad de 130 hectáreas y que cuentan con más de 200 escrituras privadas. Con ello, de nueva cuenta se pone en la mesa la raíz de la injusticia sin que el Estado, en todos los órdenes y niveles se haga cargo del potencial de violencia, o lo hace, en los hechos, permitiendo el ilegal accionar de grupos con larga trayectoria en esa zona.

Recordemos: el pueblo chol, en el ejido de Tila, Chiapas, fue afectado con el despojo de 130 hectáreas de su territorio, ocupadas de manera inconstitucional por el H. ayuntamiento municipal de Tila, a raíz de la publicación del decreto 72 del 17 de diciembre de 1980, emitido por el gobernador y el Congreso del estado de Chiapas. En su defensa tramitaron un juicio de amparo, el 14 de abril de 1982 (259/1982), ante el juzgado primero, el cual fue resuelto 26 años después de su presentación, el 16 de diciembre de 2008, concediendo el amparo al ejido de Tila y ordenando al H. ayuntamiento municipal de Tila, al gobernador del estado de Chiapas, al Congreso local y al Registro Público de la Propiedad y del Comercio la restitución inmediata de las tierras al ejido Tila y la cancelación de todo tipo de escrituras que las privatizaran. A nueve años de la resolución, los sucesivos gobiernos han alegado imposibilidad física y material de cumplir con la sentencia, por lo que han señalado que sólo procede la indemnización por esas tierras.

Los ejidatarios choles han insistido en que al restituírselas, como corresponde, ellos encabezarían un proceso interno de negociación con quienes ocupan actualmente las tierras que les fueron despojadas, y lo harían desde una posición de autoridad. En noviembre de 2010 dio inicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un incidente de inejecución de sentencia (1302/2010); se asignó la ponencia a la entonces ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero, quien elaboró un proyecto que intentó condicionar la ejecución de la sentencia; rechazando, eso sí, la indemnización, incluía medidas para que regresen las tierras al patrimonio del ejido y se regularicen desde ahí las tierras en posesión de terceros, sin embargo, la mayoría de los ministros sugerían el cumplimiento sustituto (indemnización), haciendo uso de una facultad de la Corte en los casos en que dicho cumplimiento ocasione un daño mayor a la sociedad.

Implícitamente, según las miradas de la Corte, por sociedad, en este caso, se entendería a quienes están en posesión de las tierras del ejido de los choles. La hoy ex ministra retiró su proyecto. Para realizar uno nuevo, solicitó a la Universidad Nacional Autónoma de México diversos peritajes que ya se concluyeron, sin embargo, en la SCJN el caso ha quedado prácticamente en el limbo, sin la resolución del incidente referido. Frente a este breve recuento, queda claro el sentido de la decisión de la Asamblea Ejidal, órgano máximo del ejido donde se asienta el pueblo cho’l, el 8 de noviembre de 2015, en el sentido de autoejecutar la sentencia de 2008 y dar inicio a la construcción de su autonomía como pueblo indígena, según establecen el artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Convenio 169 de la Oragnización Internacional del Trabajo. Así lo expresaron: Exigimos una vez más que se retire el ayuntamiento municipal de Tila, Chiapas, adonde corresponda, ya que aquí en el ejido no le corresponde ni un centímetro de terreno... Ahora ha autodeterminado por acuerdo general que se vaya el ayuntamiento de nuestro territorio, que se vaya ese nido de paramilitares y partidismos políticos de nuestro pueblo, por eso la Federación mandaron a militares y policías... denunciamos a los falsos comisariados nombrados por el gobierno del estado... quienes están engañando a los avecindados, diciendo que los ejidatarios les van a quemar sus casas o que los van a correr. Durante casi dos años han avanzado en la construcción de autonomía en diversos ámbitos, entre otros la justicia comunitaria, siempre en medio de tensión.

El Poder Judicial en su máxima instancia no contribuye a resolver casos críticos de violación a los derechos de los pueblos indígenas y, como sabemos, cuando se emiten resoluciones, que se quedan a medio camino, como en el caso de la tribu yaqui, no se hace cargo de que en los hechos pierden todo sentido al no ejecutarse. En cuanto a Tila es paradójico que les resulte difícil reorientar un caso que se encaminó por la vía agraria, cuando no existía reconocimiento a los pueblos indígenas. Hoy disponen de todos los elementos y no dan cuenta de ellos. Qué decir del Poder Ejecutivo, federal y estatal: dejan o alientan que los conflictos crezcan sin la noción de la responsabilidad que les corresponde. Con la mirada puesta en otro lado, en otros intereses. Urge detener la agresión hacia quienes lograron que la justicia reconociera su derecho. Aún es tiempo.

Una pieza clave del proyecto de llevar a Martha Erika Alonso Hidalgo a la candidatura del PAN a la gubernatura y que pueda ganar la elección de 2018, es la presencia en Puebla de Olaf Iván Corro Labra, quien se hace cargo de las labores de espionaje desde el Poder Ejecutivo, una tarea en la que se inició en Oaxaca a mediados de los años 90 –bajo la tutela del entonces mandatario Diódoro Carrasco Altamirano– y que le costó ser considerado como un enemigo acérrimo de la familia Murad, que en dos ocasiones ha tenido el control de la gubernatura de esa entidad.

Olaf Iván Corro Labra, quien también ha sido operador del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se ha hecho cargo del Centro de Análisis y Prospectiva que se creó en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas para realizar espionaje político y que tuvo como primer titular a Héctor Javier Arrona Urrea, quien actualmente es funcionario del ayuntamiento de la capital.

A diferencia de Héctor Arrona que era responsable solamente de las labores específicas de espionaje que le encomendaban, ahora Iván Corro ha concentrado toda la información de inteligencia que se recaba desde varias áreas del gobierno del estado.

Por esa razón la Dirección de Investigaciones Políticas, que se creó en el sexenio de Manuel Bartlett Díaz, luce desmantelada y su personal ha sido desplazado de las labores que antes realizaba.

Corro Labra forma parte del grupo de aproximadamente 50 políticos oaxaqueños que Diódoro Carrasco ha colocado en diferentes áreas de gobierno y que tienen como función primordial el operar a favor del proyecto de postular a Martha Erika Alonso en la candidatura del PAN.

Ello como parte de una estrategia en la cual Diódoro Carrasco, actual secretario general de Gobiero, se ha convertido en el principal vigilante y ejecutor del plan transexenal del ex mandatario poblano Rafael Moreno Valle Rosas, quien tiene como prioridad el que su grupo político conserve el control del Poder Ejecutivo en el siguiente periodo oficial.

Se dice que la principal encomienda recibida por el equipo de Corro Labra es detectar cualquier conflicto, grupo político o contrincantes dentro del PAN que pongan en riesgo la intención de la esposa de Rafael Moreno Valle de convertirse en la abanderada panista en 2018.

Para lo cual, dicen los enterados, Iván Corro hace su trabajo con la sofisticada tecnología italiana e israelita que se adquirió en el sexenio pasado para espiar a opositores, medios de comunicación y hasta integrantes del grupo mortenovallista.

Iván Corro ha apercido en algunas reuniones oficiales de seguridad pública, pero en general es un personaje que siempre evita los reflectores.

Su primera aparición pública en el estado de Puebla fue en septiembre de 2016, en un encuentro que Diódoro Carrasco –como secretario general de Gobierno de la administración morenovallista– sostuvo con 17 presidentes municipales de la región de Teziutlán. Ahí se le presentó como “asesor en meteria de seguridad pública e inteligencia”.

Con Iván Corro parece que se seguirá la misma dinámica del sexenio pasado, en que todo el aparato de inteligencia y espionaje parece estar dedicado al tema de localizar y anular a todos los contrincantes políticos del morenovallismo, en lugar de buscar combatir a las mafias del huachicol, el crecimiento delictivo y los escándalos de corrupción oficial.

Se inició espiando al EPR

Iván Corro era el secretario de Protección Ciudadana del gobierno de Oaxaca –a mediados de los años 90– cuando irrumpió con mayor fuerza el Ejército Popular Revolucionario (EPR), por lo cual le encomendaron crear y dirigir el Centro de Estudios Gubernamentales de Oaxaca.

Esa nueva instancia se dedicó al espionaje político y fue dotada de tecnología para la intercepción de llamadas telefónicas, así como de aparatos para realizar escuchas a largo alcance, que incluyó la instalación de cuatro grandes antenas para monitorear todas las comunicaciones en las comunidades en donde se concentraban las fuerzas del EPR.

Ese Centro de Estudios Gubernamentales en un inició se creó con el apoyo del entonces gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León y al parecer con asesoría de las agencias de seguridad de Estados Unidos que veía con preocupación el brote de grupos guerrilleros en México.

Más allá del tema de seguridad interna de Oaxaca, las labores de Corro Labra con el tiempo se especializaron en el espionaje político, hasta llegar al extremo de ser quien vigilaba a José Murad Casab, el sucesor de Diódoro Carrasco en la gubernatura de esa entidad.

El semanario Proceso, en su edición de agosto del año 2000 narró que, el 19 de junio de ese año, el entonces gobernador de Oaxaca, José Murad Casab, había localizado micrófonos en su propia oficina y su residencia oficial.

El mandatario, en un documento que envió al gobierno federal, responsabilizó de ese espionaje a Iván Corro Labra, Eduardo de la Vega y José Trinidad Rodríguez Ballesteros. Al final los involucrados no fueron objeto de ningún proceso legal.

La importancia del señalamiento de Murad Casab –padre del actual mandatario oaxaqueño Alejandro Murat Hinojosa– en contra de Iván Corro, es que en ese entonces el segundo de ellos era coordinador regional del sureste del Sistema Nacional de Seguridad Pública, como parte del equipo de Diódoro Carrasco, quien fue secretario de Gobernación de los dos últimos años de la administración de Ernesto Zedillo.

El trabajo de Iván Corro Labra –según la denuncia que en su momento hizo el entonces gobierno de José Murad– no se reducía a la colocación de micrófonos y pasar informes de conversaciones privadas, sino incluía que dicho operador se reunía con periodistas de diferentes regiones de Oaxaca para garantizar la difusión de noticias negativas en contra del entonces mandatario.

La anterior descripción pinta a Iván Corro como un peso pesado del espionaje y tácticas de desestabilización política. Ahora esas habilidades las ha puesto al servicio del morenovallismo.

  • Edificó y vendió 240 casas en un terreno que no le pertenecía

Un clarísimo ejemplo de tráfico de influencias y de uso de información privilegiada en provecho de gente allegada al ex gobernador Rafael Moreno Valle es el caso que hoy presenta e-consulta sobre un predio ubicado en los límites de Nopalucan y Rafael Lara Grajales en el cual se edificaron 240 viviendas para empleados de la firma automotriz Audi.

En dicho terreno de unas siete hectáreas la constructora Aisa, de la cual es accionista Federico Bautista Alonso, edificó y vendió a través del Infonavit más de 200 viviendas.

Lo anterior no tendría nada irregular si no fuera por un par de pequeños detalles: uno, que el predio donde se construyeron las casas no era de la constructora sino de un particular que se enteró del despojo tres años después, por lo que hoy reclama el pago del bien inmueble ante el Juzgado de lo Civil de Tepeaca y, dos, entre los socios de la empresa figura el principal asesor del gobernador Rafael Moreno Valle en materia de grandes proyectos de desarrollo e infraestructura.

En el asunto hay tráfico de influencias, pues de otra manera no se explica cómo los gobiernos estatal y municipal autorizaron a Aisa Constructora de Puebla SA de CV el proyecto, los permisos de uso de suelo e impacto ambiental, y las licencias de construcción de un desarrollo habitacional en la zona de impacto de Audi, si ésta no era la dueña del predio, ni contaba siquiera con una promesa de compra-venta por parte del legítimo propietario Armando Miguel Bravo Martínez.

Pero también de uso de información privilegiada, de la que Federico Bautista —asesor del gobernador Rafael Moreno Valle—  y sus socios (Mario Bautista O’farril, Ricardo González Valdés, Juan y Lucio Caballero Ropero) se beneficiaron con un millonario negocio al amparo del poder.

Poder que seguramente se hará como el Tío Lolo para investigar este caso de corrupción y tráfico de influencias, pese a existir una denuncia concreta por parte del propietario del predio en contra de la empresa Aisa Constructora de Puebla que, por cierto, se constituyó en 2013, año en el que arrancó la construcción de la planta automotriz Audi en San José Chiapa.

Se trata del juicio reivindicatorio promovido por Armando Miguel Bravo Martínez, con número de expediente 516/2017 ante el Juzgado de lo Civil del Distrito Judicial de Tepeaca, en contra de la constructora de la que es accionista Federico Bautista Alonso.

INTRAMUROS

A continuación le presentó la lista de beneficiarios de las notarías que el gobernador Rafael Moreno Valle otorgó al final de su sexenio, sin que estos cumplieran con los requisitos que la propia Ley del Notariado establece.

En la relación va a encontrar a cónyuges de ex colaboradores de Moreno Valle, como la esposa de Roberto Moya Clemente o la esposa del diputado Germán Jiménez García; a hermanos y parientes de otros legisladores como Mario Rincón González; a ex diputadas y diputados locales en funciones; a ex funcionarios y ex funcionarias del Sistema Estatal DIF, estrechamente vinculados a Martha Erika Alonso; a prestanombres de políticos como Ángel Trauwitz Echeguren, el diputado federal Eukid Castañón Herrera y el notario con licencia Sergio Moreno Valle Germán; y a ex funcionarios de la CAIP, la Secretaría de Finanzas y las universidades tecnológicas de Puebla y Xicotepec.

Aquí la relación:

Agustín Salmorán Soledad. Notaría 4 de Tepeaca. Abogado egresado de la Buap en 2012.

Alejandra Maupomé Cagigal. Notaría 6 de Cholula (San Andrés). Esposa del ex secretario de Finanzas y jefe de Oficina de Moreno Valle, Roberto Moya.

Alexandra Herrera Corona. Notaría  8 de Cholula (San Pedro). Ex comisionado de la CAIP y recomendada de Sergio Moreno Valle.

Alma Rosario Matías Colorado. Notaría 4 de Ciudad Serdán. Esposa del diputado y ex dirigente de Compromiso por Puebla, Germán Jiménez.

Beatriz del Rosario Triana González. Notaría 8 de Tepeaca.  Ex directora de Vinculación con otros organismos en la SEP y media hermana del diputado Mario Rincón González.

Claudia Álvarez Acosta. Notaría 4 de Zacatlán. Ex delegada del DIF en Zacatlán.

Dolores Martínez Barradas. Notaría 5 de Tepeaca. Ex delegada del DIF en San Andrés Cholula.

Flor de Naranjo Tirado Alejo. Notaría 12 de Tehuacán. Encargada de despacho del Abogado General de la UTP y recomendada del notario con licencia Sergio Moreno Valle.

Gabriela Montoya del Río. Notaría 2 de Tepexi. Egresada de la Buap en 2012.

Gilberto Suárez Machado. Notaría 6 de Tepeaca (San José Chiapa). Ex coordinador general jurídico de la SFA.

Irineo Pérez Vargas. Notaría 11 de Tehuacán. Ex subdirector de Atención Ciudadana de la Secretaría de Desarrollo Social.

Jennifer Legnar Dinorín. Notaría 3 de Zacapoaxtla. Ex coordinadora jurídica del DIF en la Delegación de Zacapoaxtla.

Jorge López Cuevas. Notaría 9 de Tehuacán. Presidente de la Junta Especial número 7 de Tehuacán.

Jorge Otilio Hernández. Notaría 2 de Acatlán. Diputado local y director de delegaciones del DIF.

Juan Carlos Tapia Santander. Notaría 4 de Tecamachalco. Ex representante del PAN ante el Consejo Distrital número 8 y recomendado del diputado Eukid Castañón.

Juan Manuel Luciano Martínez Tello. Notaría 5 de Ciudad Serdán.

Luis Antonio Nava Garzón. Notaría 7 de Tepeaca.

Luis Serrano Lázaro. Notaría 7 de Huejotzingo.

Manuel Pozos Cruz. Notaría 2 de Libres. Diputado local de Compromiso por Puebla.

María del Carmen Vázquez. Notaría 4 de Xicotepec. Ex rectora de la Universidad Tecnológica de Xicotepec.

María Elena Torres Machorro. Notaría 5 de Tecamachalco. Ex directora de Asistencia Jurídica del DIF  y esposa del ex diputado federal priísta Jaime Alcántara Silva.

Miguel Ángel Pérez Ramírez. Notaría 10 de Tehuacán. Administrador de empresas de Tehuacán y recomendado de un radiodifusor de Tehuacán.

Miguel Ángel Martínez García. Notaría 10 de Cholula (San Andres). Ex subdirector de Promoción Turística, hijo del extinto doctor Miguel Martínez Villalpando y recomendado de Ángel Trauwitz.

Norma Angélica Zacaula Martínez. Notaría 3 de Ciudad Serdán. Suplente de la diputada federal Lilia Arminda García Escobar y ex delegada del DIF en Chalchicomula.

Patricia Leal Islas. Notaría 7 de Cholula (San Andrés). Senadora, diputada local con licencia y ex contralora del estado.

Rosa N. Rodríguez Camacho. Notaría 6 de Tecamachalco.

Sergio Penagos García. Notaría 9 de Cholula (San Pedro). Encargado de despacho de la Sedeso y ex procurador fiscal de Puebla.

Víctor León Castañeda. Notaría 13 de Tehuacán. Diputado local del PAN.

Yesenia Bonilla Pérez. Notaría 2 de Tetela. Regidora en el ayuntamiento de Amixtlán

EN CORTO

Aunque todavía no sale ni la licitación para la línea 3 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), que irá del Periférico Ecológico y Bulevar Valsequillo, pasando por Ciudad Universitaria y el Bulevar 5 de Mayo, hasta la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), trascendió que ésta ya tiene destinatarios.

De acuerdo con una fuente confiable los beneficiarios de la Línea 3 del Sistema RUTA serán los hermanos Felipe de Jesús y Elfego García Ojeda, mejor conocidos como Los Pelones, a través de una de sus múltiples empresas.

Los llamados Pelones han sido favorecidos desde el sexenio pasado con millonarias obras, entre las que destacan la construcción de ciclovías, carreteras, hospitales y la pavimentación con concreto hidráulico de importantes vialidades en la capital del estado.

***

Correos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. y This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOfic

Monday, 12 June 2017 00:00

Sobreviviendo seis años más al PRI

Escrito por

Amparo contra el Metrobús de Reforma

Demandarían a Trump si bloquea a críticos

Es deprimente admitirlo, pero los resultados de las elecciones de Coahuila y Edomex aparentemente son definitivos: ganó el PRI. Procesos nauseabundos ambos que, por otro lado, muestran la intención de repetir el año próximo de suerte que el presidente que suceda a Peña Nieto sea un priísta. ¿Quién sería? El que sea. Si hicieron ganar al primo Del Mazo pueden hacerlo con cualquier candidato a la Presidencia. ¿No actuará en contra el fracaso de la gestión gubernamental: devaluación, endeudamiento histórico, impunidad, corrupción al máximo, gasolinazo, asesinato de periodistas y líderes sociales? Ya vimos que no. Cada uno de esos elementos debería ser suficiente para no votar por el PRI. Sin embargo, tiene a su favor la pobreza de la gente. No resisten la paga de 2 mil pesos por su voto. También lo favorecen los institutos electorales al servicio del gobierno. ¿Una alianza de partidos de oposición podría sacar al PRI?

López Obrador va solo en 2018

Andrés Manuel pintó ayer su rayita: Morena va sola en 2018. Su decisión será motivo de controversia. Sin embargo, ¿son aliados confiables Miguel Ángel Mancera, Ricardo Anaya, Margarita Zavala o los Chuchos? ¿Y gente menor, como Alejandra Barrales Magdaleno o Josefina Vázquez Mota? Ya se anticipa que Mancera, Anaya y Margarita se van a lanzar cada uno por su cuenta, con sus partidos políticos divididos. Mancera tal vez ni llegue a postularse para esa elección, porque lo perseguirá la sombra de los negocios llevados a cabo en el gobierno capitalino, así que el candidato presidencial del Partido de la Revolución Democrática podría ser otro. Es grande la apuesta de López Obrador de llegar sin alianzas a la Presidencia, sólo con Morena. Sin embargo, podría ayudarlo la división que está cundiendo en el PRI. El encarcelamiento de algunos de los miembros de la banda –los ex gobernadores– puede tener consecuencias impredecibles en el interior del partido. Se sienten traicionados.

Amparo en contra del Metrobús

Informa la Academia Mexicana de Derecho Ambiental que el juez octavo de distrito en materia administrativa concedió la suspensión en el expediente de amparo que promovió contra el paso de una nueva línea del Metrobús sobre el Paseo de la Reforma. En otras palabras, la obra deberá suspenderse. La gente no está en contra del transporte colectivo. Es una necesidad absoluta que debe promoverse, pero no a costa de la destrucción de un lugar de valor histórico como el Paseo de la Reforma. Casi un millar de árboles costaría el nuevo y millonario negocio de funcionarios del gobierno federal y una empresa francesa.

Foto

No se vale bloquear

El presidente Donald Trump está a punto de enfrentar otro problema legal durante su gestión. La organización de defensa de la libertad de expresión The Knight First Amendment Institute, de la Universidad de Columbia, le envió una carta en la que le advierte que presentará una denuncia si decide bloquear a las personas que lo han criticado. De acuerdo con la citada organización, la cuenta @realDonaldTrump es un ‘‘foro público’’ y debería estar sujeto a la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos, la cual garantiza la libertad de expresión.

Ombudsman Social

Asunto: la paga

¿Cómo ves eso de que el Partido Acción Nacional va por anulación de la elección del estado de México? Yo digo que es puro show del blanquiazul para simular ser oposición real.

Simón Vélez /Ciudad de México(vía Facebook)

R: Hay que justificar la paga. Cobran más si hay más horas de show.

Twitter

Le dio miedo ser gobernador del estado de Guerrero y ahora resulta que quiere ser presidente.

#RíosPiter

Luis Carlos López @luisbc89

Usemos una playera que diga: ‘‘No me asaltes, solamente traigo lo justo para mi camión’’.

Vidal @zo_0mbie

iPhone pronto bloqueará textos mientras se vaya al volante de algún automóvil. Ante esto, ¿alguien puede crear una aplicación que bloquee tuitear mientras se es presidente?

@chelseahandler (conocido comediante estadunidense)

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Foro: elforomexico.com/encuestas/

Monday, 12 June 2017 00:00

AMLO, vía 2018  

Escrito por
Morena y Andrés Manuel tienen bien agarrado al sistema electoral de la parte más sensible de la estructura del Estado y más les vale no soltarlo ni por un momento. El ambiente social está listo para favorecer las iniciativas que el tabasqueño y Morena decidan, por lo que no deben titubear. Como en toda la nación, en la población del estado de México hay indignación y hartazgo por el fraude, pero ese descontento debe ser encauzado sin tregua al adversario por un tiempo largo. Por supuesto, no se trata de algo fácil, pues como en otras ocasiones de su vida política, Andrés Manuel se encuentra en una tormenta perfecta ante el desafío de los poderes gubernamentales, de los partidos de derecha y de los poderes fácticos empeñados en casi dos sexenios en negarle, a costa del desprestigio de esos mismos poderes, el acceso legítimo al poder por medio del voto ciudadano, así sea esta vez con Delfina Gómez, ganadora de los comicios en el estado de México.

La diferencia con lo que pasaba anteriormente es que ahora la misma estructura de poder está seriamente fracturada y la recomposición de la alianza PRI y PAN, industriales, patrones financieros e incluso la alianza con Estados Unidos se está tornando más difícil hasta casi el punto de no retorno, sobre todo porque el gobierno de Trump ha entrado en la zona gris de su posible destitución, y aun si ésta no ocurriera su gobierno desde ya no puede desplegar su política prefascista con la facilidad que había previsto. Esta situación debilita a la derecha mexicana (en un intento desesperado Margarita Zavala se entrevistó con John McCaine, senador republicano por Arizona, para advertirle del supuesto peligro de Morena en el estado de México). Buscar apoyo en el extranjero no es nuevo en el PAN, durante años trajo votantes mexicanos de Estados Unidos en sus confrontaciones por las gubernaturas en los estados norteños y en 2006 contó con el auxilio de las trasnacionales que otorgaron permiso a sus trabajadores mexicanos en Estados Unidos para venir a votar contra López Obrador.

Pero el factor determinante de la debilidad de la derecha nativa es el comportamiento de la economía y la política de restricciones contra los programas sociales, la escasez de empleo, la falta de oportunidades y la depredación con la que están acabando el patrimonio nacional. Es decir, en la población hay una conciencia primaria de lo que está ocurriendo con los recursos materiales e inmateriales de su patrimonio, pero requiere de un discurso político único que le permita dirigir su energía al objetivo concreto de cambiar de rumbo el destino del país. El hecho de un nuevo conflicto electoral del que no puede rehuirse la confrontación constituye una de las mejores oportunidades para Morena, pero igualmente para la izquierda y las fuerzas populares y democráticas. Es decir, el fraude está desafiando no solamente a Morena, sino al conjunto de fuerzas que propugnan legítimamente por un país con democracia o de democracia real. En la elección Morena demostró que la mayoría de los mexiquenses votaron por un cambio y que repudian al PRI y al PAN por igual, por eso los morenistas como primera instancia tienen el recurso de esas bases. Esto nos lleva a las fuerzas que permanecen a la expectativa y deben ser alertadas, pero también alentadas, incluso, me atrevo a decir, politizadas; sindicatos, gremios, partidos marginados, universitarios, EZLN, intelectuales y movimientos populares deberían entrar a la contienda con las tradiciones populares de izquierda, ganando la calle, manifestándose en plantones, bloqueos intermitentes y haciendo presencia de protesta frente a la prensa electrónica y la impresa que no permiten la equidad y la libertad de expresión en sus medios, a pesar de la ley de comunicaciones. Resultaría paradójico que ahora la derecha panista logre robar las consignas de voto por voto y casilla por casilla, gane las calles de Coahuila con el apoyo de morenistas mientras en el estado de México se deje en manos de los órganos electorales el destino de esta elección.

Si bien desde la izquierda Andrés Manuel ha recibido críticas por algunas de sus posiciones erráticas, no es hora de volver sobre esas cuestiones sin antes apoyar las demandas de recuento de votos y de limpiar la elección mexiquense, a todas luces fraudulenta. Sectores oportunistas de los partidos hegemónicos empiezan a hablar de un bloque opositor, construido sin Morena ni López Obrador, tal como en estas páginas se consignó en una entrevista con Javier Corral, gobernador de Chihuahua, planteando prácticamente la rendición de la izquierda, como si los votos del PAN y los suyos propios no hubieran servido a las causas priístas. Es importante reconocer que mientras el país se hundía en la desidia y el desencanto provocado por la hegemonía neoliberal el único político activo, contestatario ha sido López Obrador con todas las deficiencias que podamos abonarle. Por eso no es casual que uno de los mejores analistas de la política mexicana, en su más reciente libro, después de someterlo a un análisis crítico sin concesiones haya dicho de él lo siguiente: No hay ningún otro político en México que sea capaz de convocar masas para salir a las calles, ni en la izquierda alguno con mejor posicionamiento para las elecciones presidenciales de 2018 (Encabronados, 2017, editorial La neta mexicana, pág. 170). El libro es autoría de Julio Hernández López y, por supuesto, recomendadísimo.

Monday, 12 June 2017 00:00

Heráclito y los cerdos

Escrito por
“Los cerdos gozan máscon el fango que con el agua limpia”, escribió Heráclito, y leerlo hoy deja un no sé qué de contemporáneo y próximo a nosotros, con nuestros gobernantes mandando arrojar cabezas de cerdo a quienes aspiran a destronarlos. Como los cerdos de Orwell (Napoleón & Co), pero decapitando a sus iguales.

Heráclito nació en los tiempos que hoy contamos al revés (por aquello de la Cristiandad) en el año 540, y debió morir hacia 480, 60 años después. O sea que no tuvo Facebook y sus características parecen difíciles de interpretar en la actualidad. Sin embargo, cuando uno escarba en los tepalcates y papelitos de su escritura, justamente llamados Fragmentos, se encuentra con una voz tan pertinente que se antojaría invitarlo a cenar o echarse un trago. Eso sí, las posibilidades de un desaire serían elevadas, dado que la gente le disgustaba y se resistió a ser político. Al paso de los años su misantropía empeoró. Coloquialmente se le recuerda como en pensador del río en el cual nadie se bañará dos veces. La posteridad se ha dedicado a decantar lo que escribió, lo que dijo, lo que dicen que dijo y lo que muchos creen que dijo pero no. Ya Sócrates y Platón, apenas un siglo después, disputaban no con él, con sus pedazos. Contemporáneo de los mayas preclásicos vecinos del Pacífico, como él lo fue del Jonio, cabe suponer que su pensamiento, bien articulado, era bastante puro. Los olmecas ya se desvanecían en las selvas del Golfo.

Heráclito fue severo, temible, sarcástico, aristocrático, incorruptible. Pudo ser rey, pues heredaría el trono efesio de su padre, el rey Bloson (otros lo llaman Heraconte). Declina por un plato de lentejas o algo así, pues sabe lo que es realmente el poder. Cambia Éfeso por los ritos órficos y una vida en el cerro comiendo plantas, pero cede a una intensa correspondencia (perdida) con el hombre más poderoso de su tiempo y señor de las tierras de Heráclito, Darío, campeón persa. Diógenes lo describirá magnánimo y desdeñoso. Cuando sus paisanos le piden que les redacte leyes, él se niega pues no las merecen, les gustan las leyes malas. Se retira al templo de Artemisa a jugar con los niños y cuando los ciudadanos insisten replica: ¿De qué se asombran? ¿Acaso no es mejor esto que dedicarse a la política con ustedes? Timón lo llamaría despreciador de multitudes. Su final, que precede a los estoicos, ocurre al aire libre cuando se hace cubrir de estiércol frente al ágora. Meanto de Cízico cuenta que, estando irreconocible bajo la mierda, fue devorado por los perros.

El historiador Rodolfo Mondolfo destaca su inclinación por los opuestos. De hecho, funda la dialéctica y es precursor de Hegel y Marx. Vio a su reino acanallarse y apostó por el Logos (la razón). Conoció la filosofía oriental y la egipcia. Pensó que el pensamiento es una enfermedad y la vista un engaño. Vituperó a Homero por cuentero (merecía ser expulsado de las competiciones y azotado, lo mismo que Arquíloco) y creyó firmemente en el inmovilismo. Dijo que los que duermen son activos colaboradores de las cosas que suceden en el cosmos. Cambiando descansaba, y sostenía que mientras todos despertamos en el mismo mundo, cada uno de los que duermen vuelve a su mundo particular.

Denuncia a su gente: En vano tratan de purificarse manchándose con sangre, y peor aún, dirigen oraciones a las estatuas, como si uno se pusiera a hablar con los edificios. En la versión heracliteana de Matilde del Pino se lee que los cerdos se limpian con lodo y las gallinas con ceniza. Y que si las cosas injustas no existieran, no conoceríamos siquiera la palabra justicia.

Su pensamiento, a siglísimos de distancia, es incomparable pero puede resultar insoportable: Si la felicidad residiera en los placeres del cuerpo, proclamaríamos felices a los bueyes cuando encuentran para comer chícharos amargos. Intuyó que la Tierra es redonda, y postuló que el sol tiene el tamaño del pie humano. Previendo a Goldcorp, el Grupo México y el desastre de la minería a cielo abierto, concluye que los que buscan oro excavan mucha tierra y encuentran poco.

La muerte le parecía un problema de los despiertos. Los dormidos sueñan, y ahí no hay muerte. Pero así como un hombre tonto se entusiasma con cualquier palabra (algo bien sabido por los publicistas), le parecía necesario que el pueblo luchara en defensa de una ley justa como por sus murallas. Supo que los burros prefieren la paja al oro y que sólo los hombres se bañan en sangre y los cerdos en lodo y creen limpiarse.

El anuncio del presidente Donald Trump de que Estados Unidos se retiraría del Acuerdo de París, fue recibido con consternación y temores de que la decisión pondrá en riesgo este pacto global. Para América Latina, que de manera unánime apoya los esfuerzos planetarios para enfrentar el cambio climático, la estrategia dificultará cumplir los objetivos climáticos y tensará las relaciones con Estados Unidos.

Los países de América Latina se encuentran entre los más comprometidos en el combate del cambio climático. Casi tres cuartas partes de los ciudadanos en la región, uno de los porcentajes más elevados en el mundo, consideran que el cambio climático es un problema muy serio.

Los países latinoamericanos y caribeños son muy vulnerables a este problema. Un aumento importante en las temperaturas mundiales conduciría a una reducción de la tierra cultivable, la pérdida de islas de baja altitud y las regiones costeras, así como a fenómenos meteorológicos más extremos en muchos de estos países. Latinoamérica cuenta con una tercera parte del agua dulce del planeta y casi el 30 por ciento de terrenos nuevos que podrían cultivarse, lo cual convierte a esta región en un centro importante para la producción mundial de alimentos.

 

Los centros urbanos de la zona —60 de las 77 ciudades más grandes del mundo se ubican en la costa— y las islas caribeñas son extremadamente vulnerables al aumento de los niveles del mar que podrían dañar la infraestructura y contaminar los humedales de agua dulce. Centroamérica, el Caribe y el este de México enfrentarían la amenaza de una mayor frecuencia de tormentas tropicales de alta intensidad. En Sudamérica, el cambio climático ya parece estar alterando los patrones de lluvias y aumentando el descongelamiento de glaciares, lo que pone en riesgo las cuencas que abastecen el agua potable, la producción agrícola y la energía hidráulica de decenas de millones de personas.

Veinticinco países países de América Latina y el Caribe ya ratificaron el acuerdo. Costa Rica hizo la promesa más ambiciosa y fue uno de los pocos países en el mundo que se comprometió a reducir sus emisiones a fin de cumplir con la meta mundial de mantener el aumento de la temperatura promedio del planeta por debajo de los dos grados centígrados.

Cumplir estos objetivos será un desafío. El rápido aumento en la compra de automóviles, los subsidios a los combustibles y la falta de incentivos para autos eficientes y eléctricos convierte al sector del transporte en una de las fuentes de emisiones de mayor crecimiento de América Latina. Después de la disminución de las tasas de deforestación, esta zona ha visto un repunte reciente, más evidente en la región amazónica de Brasil. La creciente demanda de electricidad también está impulsando un aumento en las emisiones, en particular en los países donde la generación de energía se basa principalmente en el carbón o el petróleo, como en México, mientras que las sequías cada vez más frecuentes y la fuerte oposición a las represas hidroeléctricas han hecho menos confiable a la hidroenergía limpia.

La cooperación y el apoyo internacional serán clave para que los países latinoamericanos y caribeños puedan cumplir con los compromisos de París y ampliar sus promesas en el futuro, que es la intención de los negociadores climáticos. Los planes de reducción de emisiones desarrollados por varios países, entre los que se encuentran México, Argentina, Colombia, Perú y Bolivia, incluyeron compromisos incondicionales, además de promesas más ambiciosas, a condición de transferencia de tecnología y financiamiento internacional.

Durante el anterior gobierno de Estados Unidos, el cambio climático y las energías limpias eran un área importante de cooperación internacional. En 2014, Obama prometió entregar tres mil millones de dólares al Green Climate Fund, que ayuda a los países pobres a luchar contra el cambio climático y a adaptarse a este. El fondo fue un compromiso clave en París para que los países desarrollados se integren, a pesar de la mayor responsabilidad histórica que tienen las naciones industrializadas en el cambio climático. Obama transfirió 500 millones de dólares al GCF mientras fue presidente.

Sin embargo, la gestión de Trump ya está actuando para eliminar por completo el financiamiento encaminado a contrarrestar el cambio climático. El plan presupuestario de Trump elimina el apoyo a la Iniciativa Mundial contra el Cambio Climático y las contribuciones a los programas de Naciones Unidas para el mismo fin. En su anuncio del 1 de junio, el presidente reiteró que Estados Unidos ya no haría las contribuciones prometidas al Green Climate Fund.

La decisión del presidente Trump de retirarse del acuerdo climático parece ser parte de una política más amplia de desvinculación de los asuntos internacionales que acabará por dañar la relación de Estados Unidos con los países latinoamericanos. La política exterior de “Estados Unidos primero” de Trump tiene como objetivo evidente fortalecer los intereses y la seguridad nacional de Estados Unidos, y Trump ha indicado que dará más prioridad a la defensa que a la cooperación internacional. El presupuesto del presidente, que presentó ante el Congreso el 16 de mayo, propone un recorte del 30 por ciento en el financiamiento para el Departamento de Estado en comparación con el año anterior, mientras que aumenta el gasto en defensa.

Hasta ahora, muchas de las iniciativas de energía limpia de Obama en América Latina y el Caribe siguen vigentes. Los apoyos relacionados con energías limpias para Centroamérica y el Caribe, que forman parte de paquetes de ayuda de mayor envergadura ya aprobados por el Congreso, parecen seguir por buen camino. Estados Unidos continúa con los planes de participar en la Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas —una iniciativa del gobierno de Obama—, que tendrá lugar en Chile en septiembre. 

Sin embargo, los recortes presupuestarios propuestos, junto con la decisión de abandonar el Acuerdo de París, ponen en duda cuánto durará esta cooperación. La falta de nombramientos en posiciones de liderazgo clave para Latinoamérica (por ejemplo, Trump no ha nombrado al nuevo subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado) también inhibe la capacidad de la administración para adoptar una estrategia proactiva de participación en la región. La falta de liderazgo tanto en los asuntos del hemisferio occidental como del cambio climático en el actual gobierno estadounidense debilita la cooperación con los aliados de Estados Unidos en la región.

Después del anuncio de Trump, muchos líderes latinoamericanos condenaron la decisión de Estados Unidos de abandonar el Acuerdo de París y reiteraron su compromiso con los objetivos del cambio climático. Con la histórica caída del costo de las energías renovables y los avances en la eficiencia energética, las energías limpias son incluso más rentables. Sin embargo, cumplir los retos mundiales de luchar y adaptarse al cambio climático requiere la cooperación del mundo entero, y la decisión de Estados Unidos de retirarse de esta cooperación internacional dañará su relación con Latinoamérica y con el resto del mundo.

 
Monday, 12 June 2017 00:00

Yo soy Cañada Honda

Escrito por

Pronuncio la frase no sólo como expresión empática. Lo es, pero pretendo sea más. Soy Cañada Honda en la esperanza de la articulación de un movimiento que implique a las escuelas normales en la construcción de un proyecto de formación de docentes, desde la experiencia y el compromiso que ha representado históricamente el normalismo en México.

Soy Cañada Honda, sí. Seis años de vida en el internado (de los 12 a los 18) fortalecieron -como decimos los normalistas rurales- la sensibilidad hacia la gente, la capacidad de decisión, la búsqueda estratégica de modos dignos de sobrevivencia y el deseo de ser artífices de un mundo mejor.

Iniciábamos el ciclo profesional, cuando el Gobierno de Díaz Ordaz, asestó el gran golpe. La reducción de 29 a 14 Escuelas Normales Rurales. Algunos de nuestros maestros trataban de disuadir la protesta buscando convencernos de que habría una mejor atención, el presupuesto se incrementaría y mejorarían las condiciones para habitar y estudiar; una promesa de bienestar a costa del de otros. Aceptamos la incorporación de compañeras de Galeana, de Atequiza y de Tiripetío, obligadas primero en nuestra incomprensión de los acontecimientos, solidarias luego, reconociendo en ellas nuestra propia condición y la legítima aspiración de llegar a ser maestras. Como hoy, el ejército sofocaba toda manifestación de inconformidad. Vivimos el clima autoritario y represor del sexenio eventualmente “protegidas” en el uso político de la protesta en beneficio del gobierno estatal.

Las investigaciones realizadas en torno a las escuelas normales rurales dan cuenta del abandono y la existencia marginal a la que fueron desplazadas con el cambio del proyecto económico del país. Luego estigmatizadas a partir de las imágenes de noticiarios focalizando “las atrocidades de que son capaces los normalistas”. Recientemente, el crimen Ayotzinapa mostró al mundo las condiciones de miseria del internado. Y como Ayotzinapa, todos los demás.  Consternada, indignada, leí mucho sobre la inadmisible continuidad de las normales rurales y me he preguntado insistentemente sobre la responsabilidad del Estado en la formación de profesores, en la atención de las instituciones que administra, en la obligación sobre el derecho a la educación para todos. Ni filosofía ni política. Eso es hoy un asunto de economía. Me he preguntado por la idoneidad de los profesores para los contextos de los que provienen y por las disposiciones para incorporarse a una profesión denostada, sojuzgada, sometida. Escribo ahora quizá, con más pasión que razón, en este nuevo gran golpe: frente a la futilidad con la que el Estado reduce su compromiso con la formación docente; frente a la negación de la pobreza contenida en la apuesta por la individualización, la meritocracia y la simplificación del “cualquiera puede ser maestro”.  Cuestiono el desplazamiento de la responsabilidad hacia los maestros y las comunidades por los resultados de las escuelas, siempre exigidas y siempre a la espera de los recursos prometidos que cuando llegan, si llegan, llegan tarde o a medias.

Y hay que decirlo, no son sólo las normales rurales las que han sido colocadas en vías de extinción. Las Escuelas Normales todas, han sido puestas en entredicho; la apertura del “servicio profesional docente” para profesionales de diversos campos sin requisito de la formación escolarizada para la docencia, así como la transformación de las condiciones laborales y profesionales en los centros de trabajo, apuntan a instalar una cultura distinta en la escuela pública. Desde las propias condiciones e imaginarios de quienes se incorporan, obligados a construir perfiles, a orientarse por parámetros e indicadores, llegarán a contextos escolares donde las exigencias no sólo se multiplican, además habrán de conseguir sus propios medios para resolver lo que al Estado le compete.  

¿Cuáles son los supuestos sobre llegar a ser maestro y cómo se produce el sujeto docente?  ¿Cómo la experiencia puede contribuir a construir alternativas que atiendan a las condiciones y proyecto de futuro, frente a la desestructuración del trabajo docente y la reconfiguración de la docencia como profesión?  

El apagón, mi querido Alberto, no se busca sólo sobre las normales rurales, es sobre las normales. Por eso la esperanzadora resistencia de las estudiantes de Cañada Honda, quienes se juegan la permanencia al buscar asegurar oportunidades para otras, como ellas, que pese a todo eligen ser maestras; y en el fondo, la existencia de la institución en su significado histórico. Y no, no creo que deseen vivir en las condiciones en las que se mantienen actualmente los internados, es simplemente que la opción a su alcance es ese. Se les critica como si aquellos, aquellas, que no pueden pagar ni estancias ni traslados para asistir puntualmente a la escuela desde sus regiones, debieran renunciar a aspiraciones y derechos.  O sus formas de lucha, como si sobre sus aprendizajes no nos plantearan preguntas sobre los habitus constituidos y sobre las condiciones de existencia.

Y qué tal si en lugar de criminalizar la protesta se evalúan los costos de una oferta de formación a la carta, que no alcanza a imaginar siquiera la heterogénea realidad, y se decantará inviable, cuando aun siendo idóneos, los profesores lleguen a vivirlas. Y qué tal si las normales aún pueden construir un proyecto alternativo.  Si encuentran razones para ser y reivindican su lugar estratégico frente nuevas y diversas formas de relación societales, frente al mercado que rompe identidades y una política educativa que induce a valorar en términos de costo-beneficio quienes somos.

Lo que reclaman las estudiantes de Cañada Honda, puede juzgarse ligeramente como intransigencia reiterativa, como pretensión de privilegios inmerecidos, como gasto inútil si se consideran las evaluaciones de la formación normalista.  Yo quiero pensarlo como la expresión de la posibilidad contestataria que desestabilice la pasmosa calma con la que muchas escuelas normales parecen (parafraseo a Benedetti) seguir esperando su destino, congelando toda acción que los ponga en riesgo, salvándose, juzgándose sin tiempo.

Monday, 12 June 2017 00:00

Venezuela, entre el trauma y la catarsis

Escrito por

Durante los últimos dos meses Venezuela ha ocupado el lugar reservado a las calamidades más sobrecogedoras del mundo. Es prácticamente imposible observar la dinámica de protesta y represión que vive el país sin plantearse la pregunta, lapidaria y acaso retórica, “¿qué habrá hecho esa pobre gente para merecer esto?”.

Lo que ha hecho Venezuela para, no hablemos de merecer sino llegar a esta situación, no se puede explicar siquiera con una relación de las fechas claves de la historia contemporánea del país, porque la caída en picada que la ha sumido en el hambre y la miseria no empezó con la muerte de Hugo Chávez en 2013 ni con su llegada al poder en 1998. Empezó antes del Caracazo de 1989, antes, inclusive, de aquel fatídico Viernes Negro de febrero de 1983. Ese día lo que comenzó a caer fue el valor del bolívar, pero para entonces ya se habían sentado los cimientos, frágiles e inestables, de una sociedad que había nacido del descontento, la protesta y la desobediencia civil contra el dictador Marcos Pérez Jiménez, y que se acercaba al desplome.

Pérez Jiménez forzó sobre Venezuela una serie de valores como el orden, la disciplina y la seguridad, con los que se pretendía fundar una nación tropical primermundista. Esa imposición pasó factura a derechos fundamentales: durante el perezjimenismo, Venezuela vivió una década de violencia institucional y amordazamiento colectivo, materializados en la Seguridad Nacional de Pedro Estrada y en miles de presos políticos.

El resultado, tal vez inevitable, fue el resentimiento y, hasta cierto grado, de subversión en diversos grupos de la sociedad venezolana, especialmente los estudiantes, quienes, al igual que ahora, se convirtieron en el principal elemento desestabilizador. Sin embargo, no es descabellado afirmar que, más que los valores prescritos por el Nuevo Ideal perezjimenista, la principal fuente de indignación del venezolano de la época era la represión y la falta de libertad.

Es por ello que el derrocamiento de Pérez Jiménez en enero de 1958 generó una paradoja social que eventualmente habría de marcar el rumbo de la historia de Venezuela por al menos medio siglo: por una parte estaba el rechazo postraumático de todo aquello que estuviese ligado al depuesto dictador; por la otra, el sentido de identidad del venezolano estaba íntimamente relacionado con el imaginario de orden y progreso que Pérez Jiménez había sabido proyectar con eficacia.

La situación se vio complicada, además, por la exclusión del Partido Comunista del Pacto de Punto Fijo de 1958, lo cual supuso una extensión del periodo de inestabilidad política en el país y llevó al núcleo más radical a emprender la lucha armada. Así pues, la guerrilla aprovechó audazmente las circunstancias para dar una imagen de continuidad a la resistencia y apelar a la admiración que el pueblo había desarrollado por la figura del detractor durante los años del perezjimenismo.

El venezolano acogió con calidez la imagen tremendamente romantizada del revolucionario, pero no lo consideró una alternativa viable para gobernar el país. Para eso estaba la institucionalidad democrática, encarnada en Rómulo Betancourt, cuyo modelo compartía la visión de desarrollo propuesta por Pérez Jiménez, la ambición de hacer de Venezuela un bastión del orden del Primer Mundo en Latinoamérica. Sin embargo, desde un principio, los gobernantes democráticos comprometieron la credibilidad y el prestigio del sistema, por lo que el pueblo venezolano se fue inclinando, como por efecto de repulsión magnética, hacia el polo opuesto al discurso oficialista, es decir, hacia el desorden.

Durante los años de bonanza en Venezuela, los gobiernos sucesivos de Carlos Andrés Pérez y Luis Herrera Campins, la falta de crédito moral del sistema democrático se vio paliada por un derroche de recursos que se reflejó en una especie de gran orgía social, una expresión del desorden inaudita y casi idílica que habría de tener graves consecuencias. Tan pronto el país volvió, a mediados de los ochenta, a la realidad de la inflación, la inseguridad y el desempleo, reapareció también, con renovado fervor, la vena antagónica del venezolano, ya no refractada en el coqueteo con un grupo subversivo sino expresada directamente en el clamor, estrepitoso y multitudinario, por un cambio radical.

El ascenso de Hugo Chávez al poder podría considerarse como el último peldaño de la desvinculación de la sociedad venezolana con los valores del perezjimenismo, es decir, como el triunfo final del desorden. En su búsqueda por la libertad, el derecho, tal vez inclusive la justicia, el venezolano apoyó una candidatura que ofrecía frescor más que método, rejuvenecimiento sin mayor planificación y que, sobre todo, prometía ser lo otro, algo completamente transgresor. Venezuela, afectada ya por una feroz falta de orden cayó con Hugo Chávez en un bochinche generalizado.

Las semejanzas –más formales que concretas– entre la situación de 1957 y la de 2017 deberían estar ya bastante claras: en ambos casos hablamos de gobiernos eminentemente opresivos, de extensos periodos de descontento, de movilizaciones masivas en contra de la autoridad.

El sufrimiento, el hambre, la pobreza, la inseguridad a la que se han visto sometidos los venezolanos en la última década garantiza que esta generación, como aquella, tendrá que enfrentarse a un trauma. El futuro de Venezuela, que es lo que está en juego, depende fundamentalmente de dos cosas: en primer lugar, de que el gobierno actual, sostenido exclusivamente por el apoyo de las fuerzas armadas, sea derrocado –esta semana, este mes, este año–, reemplazado por un gobierno de transición, y debidamente juzgado por los actos criminales que ha cometido, no solo en las últimas semanas. 

En segundo lugar, es imperativo que el trauma que ha producido esta experiencia sea canalizado de manera constructiva. Es por eso que, en paralelo al proceso de regeneración económica, jurídica e institucional que Venezuela necesita, habrá también que promover una regeneración moral. La tarea puede ser más sencilla de lo que parece, pues la indignación del venezolano debería hacerlo rechazar el tipo de prácticas –la corrupción, el caos, el amiguismo, la complicidad en el crimen organizado o no– que por más de 30 años han llevado al país a la ruina.

Así Venezuela quizás consiga construir, sobre las bases del horror actual, una sociedad más comedida y transparente que pueda guiar al país durante los próximos 50 años. Tendrá sus defectos, pero serán diferentes a los del chavismo, a los del perezjimenismo, a los de la era democrática. Entonces, quizás, pueda decirse que todo esto valió la pena.

 
Monday, 12 June 2017 00:00

Semana torista

Escrito por

El concepto “semana torista” no nació con la feria de San Isidro, que en sus principios apenas constaba de cinco o seis festejos. Fue acuñado en este siglo, y no porque la lidia de determinadas divisas consideradas “duras” no figurara en la cartelería isidril desde tiempo atrás, sino por afán de darle un carácter particular a la última semana de la feria, cuando la desmesurada duración de ésta desbordaba ya la tradición y el sentido común: una manera, pues, de prolongar el volumen del negocio, porque con semejante ganado sólo cabe programar toreros baratos, a favor del poder de convocatoria del hierro anunciado.

Esta vez, la semana torista empezó el domingo 4, para culminar ayer, con la corrida de Miura. Cuadri, Dolores Aguirre, Victorino Martín, Rehuelga –debutante– y Adolfo Martín conformaban el resto del menú, porque Alcurrucén es otra cosa –Simón Casas la coló el jueves sin que se sepa por qué–. Y sucedió lo previsible: que de 36 buenos mozos apenas se les cortara la oreja a dos, sin contar las que le abrieron la puerta grande a Juan del Álamo, pues éstas las obtuvo, toreando de verdad, de su desigual lote de Alcurrucén, que ni incrustada en mitad de la semana torista puede considerarse ganadería especializada en criar las inquietantes prendas cornudas que sobreabundaron en estos días.

 

Rehuelga rompe el maleficio. La divisa debutante, de simiente santacolomeña, lidió el miércoles 7 y obró el milagro de contrariar el signo a que esta clase de carteles vive condenado. Y es que por encima de un volumen, un peso y unos pitones más que respetables, predominó en sus toros la buena casta. Con el milagro adicional de que el quinto, “Coquinero”, que había movido la báscula hasta los 647 kilogramos, luego de empujar en varas de manera emocionante, continuó embistiendo a la muleta de Alberto Aguilar, que se jugó la vida con entereza sin conseguir que el público le prestase más atención a él que al descomunal bovino, para cuyos restos se exigió y obtuvo la vuelta al ruedo, dejando contrito y pensativo al esforzado lidiador, que tras una tibia petición saludó discretamente desde el tercio. Acababa de confirmarse otra de las premisas de la semana torista: que los ojos de la afición estén puestos más en los toros que en los toreros.

La corrida, con mucho que torear toda ella, tuvo en contrapartida una movilidad poco esperable de semejante muestrario de mastodontes, pero ni Fernando Robleño ni Pérez Mota pudieron salvar airosamente el compromiso.

 

Oreja a Gómez del Pilar. Dolores Aguirre, divisa poco apetecida por la gente de coleta, volvió a Las Ventas con un encierro menos arisco que de ordinario. Hubo dos que embistieron, tercero y quinto, y si con éste anduvo francamente desconcertado Alberto Lamelas –que toreaba su primera corrida del año–, al otro le pudo y le cortó la oreja Gómez del Pilar, que tampoco se calza el chispeante con frecuencia, pero se reveló como un torero con valor y posibilidades. El que topó con el lote imposible en este festejo del lunes 5 fue Rafaelillo, que tendría ayer, con la de Miura, su última oportunidad.

 

Talavante y Ureña. De las figuras, el único que les puso el pecho a las balas –es decir, que aceptó medirse con astados de la semana torista– fue Alejandro Talavante, reaparecido ese día tras su cornada del 24 de mayo. Y en el gesto llevó la recompensa, porque al primer victorino de su lote le dio por embestir, y al extremeño por correrle la zurda en tres excelsas tandas al natural que fueron lo más sustancioso de una faena de oreja, que supuso un remanso de finura, originalidad y sosegado torerismo en medio de tanto sobresalto. Esa misma tarde del martes, Paco Ureña se encontró con “Pastelero”, un victorino de libro –humillador, codicioso y listo como él solo–, y el hombre le plantó cara de verdad, sin florituras, que no cabían, muy teatral a ratos, pero logrando que la plaza entera se dejara ganar por la fuerza de la emoción, eterna promesa soterrada en este tipo de corridas. No mató pronto al cárdeno, pero su vuelta al ruedo fue de las más aclamadas del ciclo.

El aporte del ganadero de Galapagar se redujo a dicho par de encastados animales, más largo de tranco y mejor tratado el segundo, más tobillero y propicio a la épica el tercero; porque los otros dos de Talavante y Ureña, y el lote de un Diego Urdiales desmotivado y como fuera de distancia no ofrecieron ninguna facilidad.

 

Joselito Adame, en blanco. Incómodo estuvo José, el jueves 8, con un par de bichos más insípidos que otra cosa –rajado el primero, brusco y huidizo el otro, conformaron el lote menos propicio de Alcurrucén–; que no estaba de vena el de Aguascalientes lo demuestra su atropellado quite por gaoneras al cuarto, y los reproches del público a su colocación entre pase y pase –fuera de cacho, para decirlo pronto–; y con la espada también apuntó ese desánimo, al grado de atravesar feamente al quinto, con el que escuchó un aviso.

Algo significativo tuvo su tarde, y los estadísticos no han dejado de destacarlo: éste fue para Adame su paseíllo número 12 en Las Ventas (10 en San Isidro), igualando la docena de Miguel Espinosa, aunque no sus 11 comparecencias isidriles, y situándose a uno solo de Carlos Vera “Cañitas”, el mexicano con más corridas en el coso venteño (13). Paradójicamente, Cañitas, que perdería la pierna derecha debido a una cornada terrible en El Toreo de Cuatro Caminos (21.08.60), jamás en su vida toreó en la Plaza México.

 

Del Álamo y el presidente. Un señor llamado Trinidad López se ganó la bronca más sonora de la feria por negar la segunda oreja a Juan del Álamo, que había dado una lidia perfecta a “Licenciado” (551 kilos), colorado melocotón y paliabierto, un toro de comportamiento rarísimo, manso declarado de salida, con regates de púgil ante los capotes y que se escupió descaradamente de los caballos, huidizo a más no poder; pero el salmantino se tuvo fe y se la tuvo a semejante pájaro, y “Licenciado” terminó embistiendo con un son delicioso por ambos pitones, correspondiendo con insólita calidad a la entrega del torero, que primero lo fijó del tercio a los medios con medidos y plásticos doblones, y luego le corrió la mano a placer, mejor con la derecha que con la zurda, en faena compacta y emotiva, que el público siguió con verdadero entusiasmo. Muerte de bravo, en los medios, tuvo el colorado de Alcurrucén, y sólo al despistado presidente le pareció que aquello no merecía el premio de las dos orejas. En pago, tuvo que darle una del sexto –éste sí manso perdido: blando al hierro, huidizo, calamochero y probón–al que Del Álamo se arrimó como desesperado, apoyado unánimemente por un público decidido a arrancarle al palco ese apéndice tan mal negado con anterioridad. Inviable del todo una faena limpia y ligada, desprendida la estocada, aun así Trinidad López tuvo que sacar el pañuelo y ceder el trofeo que le abría a Juan del Álamo su primera puerta grande de Madrid. Y sin duda, la más clamorosa de las tres habidas durante la presente isidrada.

Ya veremos si sirve para que el salmantino circule por las ferias, o queda en mera anécdota.

 

Gran toro de Alcurrucén. Negro meano, precioso de hechuras, se llamó “Antequerano”, salió en cuarto lugar y le correspondió a El Cid, que aun toreándolo bien –incluso muy bien por momentos– no llegó a ponerse a la altura de un ejemplar de gran codicia y nobleza, con un son y una transmisión tremendos. Claro que no era fácil poderle, y El Cid le pudo, y hasta le sacó algunos derechazos y naturales de escándalo, la mano bajísima, el temple exacto y ligados en un palmo. Pero la faena, vista en conjunto, no alcanzó el nivel demandado por el quizás mejor toro de la feria. Aun así, sin el pinchazo previo a la estocada seguramente le habría cortado una oreja a este gran “Antequerano”, cuyo arrastre fue acompañado por una ovación clamorosa, acorde también con su gran pelea en varas, la segunda de las cuales tomó desde largo, recargando con gran fijeza y estilo. Un toro de vacas, que decían los clásicos.

 

Antonio Ferrera. Ineludible el elogio del veterano diestro ibicenco, que vive la etapa magistral de su accidentada carrera y por fin está encontrando el reconocimiento debido. Si el 21 de mayo les había inyectado vigor, a fuerza de torerismo, a dos apagados animales de Las Ramblas, buscándole al juez una bronca por negarle la segunda oreja del cuarto tras magnífica faena, este viernes 9, con la decepcionante corrida de Adolfo Martín, exhibió una vez más valor y recursos de sobra, acompañados de un temple, una verticalidad y un buen gusto de nuevo dignos de premio, malogrado en este caso por su espada. Pero la prolongada ovación de Las Ventas a Ferrera supo a confirmación rotunda de que hay en él un maduro maestro en tauromaquia.

Page 8 of 133
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…