Armando, originario de Zapopan, Jalisco, trabaja como constructor en Vancouver, Canadá. A la quincena gana 15 mil pesos mexicanos [su ingreso es de 17 dólares canadienses la hora] frente a los 2 mil 400 pesos que se pagan por el mismo horario en la Ciudad de México, y los 7 mil 500 de alguien con un posgrado. La mano de obra barata en México provocó “tensiones” durante la segunda ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde se ha abordado el tema del mercado laboral y las diferencias en los salarios de los trabajadores mexicanos y sus pares canadienses y estadounidenses, reveló la agencia británica Reuters.

Armando labora de 40 a 50 horas por semana, y considera que, aun con los riesgos por ser indocumentado, vale la pena.

“Sí es muy pesado, bastante, pero el pago mejor que siendo gerente en México”, comentó en entrevista con SinEmbargo durante su tiempo de descanso. Pero, al ser ilegal, no tiene acceso a los derechos laborales como el servicio de salud gratuito de los trabajadores formales. “Si vas al doctor una consulta y la medicina con receta es cara. Te automedicas si es algo tranquilo como gripe o tos. Si te lesionas, mejor regrésate a México”, dijo.

Los bajos salarios en este país son la mayor ventaja comparativa y atracción para las empresas al representar menores costos. De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el salario mínimo en México es de mil 911 dólares al año frente a los 15 mil 062 dólares en Estados Unidos y 16 mil 995 dólares en Canadá. Esto no representa una cancha pareja entre los socios comerciales. 

En México, el salario mínimo es de 80.04 pesos diarios ([alrededor de 10 pesos la hora], en Estados Unidos 7.25 dólares la hora y en Canadá 10 dólares canadienses la hora, de acuerdo con los gobiernos de cada país.

El informe “Tendencias de los salarios en el mundo y las regiones” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) determinó que mientras en América del Norte el salario medio real creció 0.8 por ciento anual en 2014 y 2 por ciento anual en 2015, en América Latina y el Caribe decreció -0.2 por ciento y -1.3 por ciento anual, respectivamente.

El principal sindicato del sector privado de Canadá advirtió durante las charlas que si México no sede en mejores estándares laborales, el TLCAN debe ser cancelado.

“México de alguna forma tiene que mantener a sus ciudadanos en la pobreza para generar empleos. Es un sinsentido y es indignante”, ha comentado el dirigente sindical canadiense Jerry Dias, de acuerdo con un reporte de El País.

La organización México, ¿Cómo Vamos? destacó que, a nivel estatal, el ingreso laboral mensual más alto durante el segundo trimestre de este año fue en Baja California Sur con 2 mil 989 pesos por persona; la Ciudad de México con 2 mil 550 pesos; y Chihuahua con 2 mil 377 pesos. En contraste, los tres estados con el menor ingreso laboral per cápita fueron tres estados del sur: Guerrero, con 983 pesos por persona; Oaxaca con 938 pesos por persona; y Chiapas, cuya población tuvo un ingreso de 898 pesos por persona.

Jesús, originario de la Ciudad de México, trabaja como maestro de circo en Montreal, Canadá. En un principio sólo fue a estudiar, pero al finalizar los cursos la misma escuela le dio trabajo. 

“Decidí quedarme aquí [Montreal] porque en ningún otro lado iba a encontrar la oportunidad de trabajar en una institución como la Escuela Nacional de Circo de Montreal. Por supuesto el nivel de vida aquí es mejor en cuestión económica y en cuestión de seguridad”, contó en entrevista con este diario digital.

“Las condiciones laborales definitivamente son mejores aquí, empezando por el salario mínimo que ronda los 10 dólares la hora”, dijo. “Aunque se pagan muchos impuestos, también hay muchos beneficios: como el servicio de salud gratuito y descuento en medicinas, la ayuda social si te quedas sin trabajo y la incapacidad por maternidad [te siguen pagando un porcentaje de tu sueldo mientras dejas de trabajar por parto o para estar con tu hijo los primeros meses]”.

Considera que los derechos de los trabajadores se respetan más en Canadá porque no hay discriminación por raza, preferencia sexual, si estás embarazada o si estás tatuado o perforado.

A pesar de la presión de los negociadores canadienses y estadounidenses, el Gobierno mexicano y los empresarios nacionales han argumentado que los derechos de los trabajadores es una situación que cada país debe resolver de manera interna.

Alan, también mexicano, trabaja como director de fotografía y asistente de cámara en Toronto. La industria audiovisual canadiense depende mucho de la industria estadounidense. Él lo atribuye a que el dólar canadiense es más barato que el estadounidense [un dólar canadiense equivale a 0.81 dólares americanos], por lo tanto los sueldos y honorarios son más bajos. Sumado a los créditos de impuestos que ofrece el gobierno canadiense a las producciones foráneas, se vuelve más atractivo filmar en Canadá que en varias ciudades de Estados Unidos.

“Es bien sabido que el trabajo es mejor remunerado aquí que en México, pero así como la paga es mayor el costo de vida se vuelve proporcional. Vancouver y Toronto son de las ciudades más caras para vivir en Norte América después de Nueva York. Es cierto que se puede vivir dignamente trabajando de ‘low income jobs’, es decir como cocineros, meseros y personal de limpieza, pero tampoco creo que sobre mucho para ahorrar. Aunque la gran diferencia son las prestaciones sociales”, aseguró.

Aunque depende del área y puesto, opinó que en general las condiciones laborales son mejores y probablemente permitan alcanzar una mejor calidad de vida que en México.

 

OBREROS EN SECTOR MANUFACTURERO

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que el TLCAN quita trabajos y ha orillado a empresas automotrices como Ford y General Motors a retirarse del territorio mexicano. La organización civil Alianza Global Jus Semper concordó con que el acuerdo comercial es un “desastre”, pero para los trabajadores mexicanos.

“Los verdaderos perdedores son los trabajadores mexicanos, quienes subsidian los salarios y los precios de los consumidores estadounidense con salarios de moderno-trabajo-esclavo, con millones perdiendo sus formas de ganarse la vida, obligados a emigrar a Estados Unidos”, expone en su estudio “Brecha salarial en México frente a economías desarrolladas”.

El Departamento del Trabajo de la primera potencia mundial informó que en agosto los salarios por hora promedio subieron tres centavos al alcanzar los 26.39 dólares.

Respecto al sector manufacturero, Alianza Global Jus Semper destacó que los trabajadores mexicanos ganan sólo el 26 por ciento de lo que deberían ganar para ser compensados a la par con sus contrapartes estadounidenses en términos de poder de compra.

Los empleados estadounidenses ganan 37.71 dólares por hora mientras los mexicanos ganan sólo 5.90 por hora en este sector. Dado que los costos de vida en términos de poder de compra en México son 60 centavos por cada dólar, los trabajadores manufactureros equivalentes mexicanos deberían de ganar 22.59 por hora.

En Canadá, en contraste, hay una pequeña brecha con sus contrapartes estadounidenses, ya que el salario de 30.94 dólares es 79 por ciento del salario equivalente necesario (39.09 dólares) para estar a la par, con un poder de compra de 1.04 dólar por cada dólar estadounidense.

En el mismo sector manufacturero, las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) exponen que un obrero estadounidense gana 20.80 dólares por hora mientras que un mexicano obtiene 2.30 por hora, es decir, nueve veces menos.

En el caso de la industria automotriz, la principal en México del sector manufacturero, de acuerdo con el estudio “Explosión de la Industria Automotriz en México: De sus encadenamientos actuales a su potencial transformador”, nuestro país tiene los costos laborales más bajos entre 18 países. El salario para los obreros en las líneas de producción es de 3.95 dólares por hora frente a Brasil (11.4 dólares) o Canadá (40.4 dólares).