El secretario de Cultura, Julio Glockner Rossainz confirmó la salida de quien hasta hace unos días fuera la directora general de Artes y Fomento Cultural, Lourdes Roth López, y la llegada, como encargado de despacho, del marinista Oscar Alejo García.

El cambio, se da entre señalamiento de algunos columnistas de la ciudad quienes mencionaron que la salida de Lourdes Roth se daba por algunos yerros cometidos por la bailarina y directora de danza.

“Hay comentarios pocos atentos hacia una persona que tiene una trayectoria y una institucionalidad a toda prueba”, afirmó el titular de Cultura en Puebla respecto a esos señalamientos.

Durante una breve entrevista previa a su participación en el foro Retos y perspectivas de las Humanidades en México que organizaron académicos de los diferentes Colegios y Posgrados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAP, el antropólogo de formación dijo que Lourdes Roth “tiene las pruebas de que no actuó de una manera incorrecta”.

Precisó que mientras “alguien sustituye” a la bailarina formada en la Universidad de las Américas Puebla, será Oscar Alejo, arquitecto y académico universitario, quien se encargue del área.

“Lourdes era una funcionaria importante para mí por su experiencia y seriedad, por la institucionalidad con la actúa, y la siento como una ausencia que no es fácil de suplantar”, afirmó Glockner.

Agregó que no prevé otro cambio en su plantilla laboral y que se prepara para presentar, el próximo lunes 27 de enero, su primera comparecencia ante el Congreso estatal.

El reto de la SC es salvaguardar la tradición de la banalización

Como parte del último día del foro Retos y perspectivas de las Humanidades en México, el secretario de Cultura Julio Glockner afirmó que la dependencia tiene un reto: el salvaguardar la autenticidad de las tradiciones y su carácter genuino, de la banalización reinante, que todo empobrece y distorsiona.

Como ejemplo, mencionó la danza ritual de Los voladores, con más de tres mil años de resistencia, reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad, que se ha convertido en un acto de acrobacia para atraer turistas.

Por tanto, dijo que en la SC la cultura se entiende como el conjunto de obras materiales, espirituales y simbólicas que una sociedad produce y hereda a las siguientes generaciones, mismas que lo preservan y lo modifican conforme a sus propias circunstancias históricas.

Distinguió que en toda cultura se gestan dos tendencias opuestas y complementarias: tradición y modernidad. Así, una propicia la continuidad y la repetición, mientras la otra apuesta por la ruptura y la innovación.

Por tanto, el autor de libros como La mirada interior, sostuvo que para un desarrollo social armónico, lo tradicional debe decidir los términos y los ritmos de su propia transformación, y no se expongan a la imposición de cambios externos que irrumpen y causan alteraciones no deseadas.

“Estas modificaciones no deseadas, generalmente se han impuesto en las ultimas décadas, con el criterio neoliberal que no consulta ni considera los valores históricos, morales y estéticos que dan sentido”, mencionó Glockner Rossainz.

Acotó que por tanto, la modernidad debe considerar el elemental ejercicio democrático de informar y consultar a los pobladores sobre las transformaciones contempladas desde el poder político.

En ese sentido, el cofundador del Colegio de Antropología Social de la UAP refirió que a la SC la guían tres aspectos, mismos que delinean su quehacer.

El primero, tiene que ver con preservar y revitalizar las tradiciones que dan identidad individual y colectiva una comunidad, protegiendo la retroalimentación que hay entre el patrimonio material e inmaterial.

El segundo, en cambio, es hacer un intercambio intercultural entre lo occidental y las culturas originarias, algo que se expresa en las llamadas caravanas interculturales que llevan y traen la cultura y los saberes de la ciudad a las comunidades, y viceversa.

El último, concluyó el funcionario estatal, se trata de divulgar las obras artisticas de alta calidad en los museos de la SC y sus espacios.

El comité de acción política Latino Victory Fund dio a conocer la lista de la primera ronda de candidatos al Congreso que apoyará en las próximas elecciones del ciclo 2020.

Las mujeres representan más de la mitad de la lista, y muchas de ellas podrían hacer historia al convertirse en las primeras latinas en representar a sus respectivos distritos.

Es la lista más amplia que hasta ahora haya apoyado el comité, que se define como un grupo progresista que trabaja para aumentar el poder político latino en Estados Unidos.

A través de un comunicado, Latino Victory Fund especificó que con los cinco miembros del Congreso que fueron respaldados el año pasado a través del programa "Nuestros Campeones", la lista de candidatos para cargos de nivel federal suma ahora 16.

Luis A. Miranda, Jr, presidente del comité, señaló que la comunidad latina hizo grandes avances en el ciclo electoral de 2018 cuando los votantes acudieron a las urnas en números récord, eligiendo a la mayor cantidad de latinos lograda hasta ahora para el Congreso de los Estados Unidos.

“Latino Victory Fund se enorgulleció de haber desempeñado un papel clave durante esas elecciones históricas, y es por eso que no estamos cediendo ni una pulgada en 2020. El hecho de que Latino Victory esté respaldando su lista más grande de candidatos hasta la fecha es un testimonio del progreso”, afirmó Miranda, según el comunicado.

Asimismo, Mayra Macías, directora ejecutiva de Latino Victory Fund, aseguró que se trata de candidatos que pueden hacer historia.

“Ya sea que cambie los distritos rojos a azul en California y Texas o que elija a las primeras miembros latinas del Congreso del Medio Oeste, 2020 será un año histórico para la comunidad latina”, comentó Macías.

Los candidatos de Latino Victory: 

  • Ben Ray Luján, candidato al Senado de los Estados Unidos por Nuevo México. En 2018, presidió con éxito el Comité de Campaña del Congreso Democrático (DCCC), liderando el esfuerzo demócrata para recuperar la mayoría en la Cámara de los Estados Unidos.
  • Cristina Tzintzún Ramírez, aspirante al Senado de los Estados Unidos por Texas. A los 24 años, fundó el Proyecto de Defensa de los Trabajadores (WDP) y ayudó a aprobar varias leyes locales y estatales para proteger los derechos laborales de miles de personas.
  • Phil Arballo aspira representar el Distrito 22 del Congreso de California. Arballo dirige su propia pequeña empresa de servicios financieros y forma parte de la comunidad cívica local a través de organizaciones como la Cámara de Comercio Hispana de California Central y como presidente del Comité Asesor de Bicicletas y Peatones de Fresno.
  • Georgette Gómez candidata a representante por el 53 ° Distrito del Congreso de California. En 2018, fue elegida por unanimidad Presidenta del Consejo de San Diego. Es parte de la comunidad LGBTQ
  • Oz Vázquez compite por el Distrito 18 de Florida. Tras graduarse de la Florida State University, trabajó ayudando a las comunidades de bajos ingresos a construir viviendas asequibles y desarrollar pequeñas empresas en las zonas rurales de Carolina del Norte y trabajó en la oficina del Fiscal General de Florida.
  • Mara Candelaria Reardon compite por la representación del Distrito 1 de Indiana, en el Congreso. En 2018, fue elegida Presidenta del Caucus Demócrata de la Cámara de Indiana, acto histórico, ya que por primera vez estuvo compuesto por una mayoría de mujeres.
  • Christina Hale es candidata por el Distrito 5 en Indiana en el Congreso. Se desempeñó como Directora Ejecutiva de Kiwanis Youth Programs en Kiwanis International, donde ha dirigido programas locales y globales para mejorar las vidas de los niños al ampliar el acceso a la atención médica, la educación y las oportunidades de liderazgo
  • Michelle De La Isla compite por el Segundo Distrito de Kansas en el Congreso. Es profesora de educación financiera y trabajó construyendo hogares para familias en la ONG Habitat for Humanity.
  • Teresa Leger Fernández aspira representar el Tercer Distrito del Congreso de Nuevo México. Como abogada y defensora, ha promovido los derechos de voto, promovido la soberanía tribal y protegido las aguas de la acequia. Asimismo, ha representado negocios de varias tribus nativas estadounidenses y empresas comunitarias.
  • Melissa Mark-Viverito compite por representar el 15º Distrito del Congreso de Nueva York. Es la expresidenta del Consejo de la ciudad, la primera puertorriqueña y latina en ocupar ese cargo. En 2006 fue elegida al Distrito 8 del Consejo de la Ciudad de Nueva York, cargo que ejerció durante 11 años. 
  • Candace Valenzuela es candidata al 24 ° Distrito del Congreso de Texas. Esta fue la primera mujer latina y afroamericana en pertenecer a la junta escolar de Carrollton-Farmers Branch.
Esta semana marcada por la confusión, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prometió empleos para unos 4,000 migrantes pero luego comenzó a deportar a hondureños que intentan llegar a México o cruzar el país para alcanzar suelo estadounidense.

Naciones Unidas pidió este viernes a México no deportar a aquellos migrantes centroamericanos que puedan ser perseguidos en sus países ni cerrarle las puertas a un proceso de asilo, a la vez que expresó preocupación por el impacto que pueda haber tenido en los niños el operativo desplegado en la víspera por la Guardia Nacional para detener su paso.

Un robusto contingente de agentes de seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador recurrió nuevamente este jueves al uso de gases lacrimógenos para frenar el trayecto de unos 800 migrantes que lograron cruzar a territorio mexicano por el poco caudaloso río Suchiate, que separa el oeste de Guatemala del sur de México.

Efectivos de la Guardia Nacional ya lo habían hecho previamente en la semana, lo que generó confusión pues inicialmente AMLO había prometido empleos para unos 4,000 migrantes pero su gobierno deportó apenas días después al primer grupo de hondureños de la caravana migrante que busca cruzar a México.

Tras ello, las oficinas de Derechos Humanos y para los Refugiados pidieron de forma conjunta al gobierno mexicano "preservar la unidad de las familias y asegurar la no devolución de quien enfrenta riesgos de persecución y acceso a su procedimiento de asilo. Las agencias reiteran su compromiso de apoyar al @GobiernoMX en esas tareas".

Asimismo, expresaron "preocupación por el impacto que el operativo de control migratorio de ayer (jueves) tuvo en niñez y personas en vulnerabilidad. México tiene derecho de controlar la entrada de extranjeros siempre que no haya uso excesivo de fuerza".

 México, de acuerdo con su canciller Marcelo Ebrard, ha deportado o tiene previsto enviar de regreso a unos 1,100 hondureños que, según él, decidieron hacerlo por decisión propia. Otros han pedido refugio o solicitado permisos de empleo temporal, agregó.

La situación de esta caravana de migrantes presagiaba que sería tensa desde el pasado fin de semana, cuando de acuerdo con la agencia AP había unos 2,000 migrantes únicamente en la ciudad de Tecún Umán, en el lado guatemalteco, y un abundante contingente de agentes de la Guardia Nacional en Ciudad Hidalgo, en el lado mexicano.

México ha buscado impedir el paso de estos migrantes por su territorio en medio de las presiones del gobierno del presidente Donald Trump para que reduzca el flujo migratorio en su frontera. En este contexto, algunos migrantes se han debatido entre cruzar ilegalmente cuanto antes, esperar a que lleguen más o lanzarse al río en grupos más pequeños.

Una advertencia lanzada por el director interino de ICE, Matthew Albence, pone en la mira a unos 700,000 jóvenes que desde agosto de 2012 renuevan cada dos años un permiso de trabajo. ¿Realmente puede hacerlo?

La afirmación hecha por el director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de que cuando "la Corte Suprema elimine DACA, en realidad podemos efectuar esas órdenes de expulsión", generó preocupación en la comunidad de dreamers protegidos por esa orden ejecutiva del presidente Barack Obama, que está en el centro de una pelea legal.

“Esta claro, se trata de la agenda de deportación masiva de (Donald) Trump y la vida de millones”, respondió el grupo activista United We Dream (UWD) a través de su cuenta en la red social Twitter.

El grupo agregó que, faltando quizás meses para conocer la decisión del máximo tribunal de justicia, “la fuerza de deportación está trabajando para deportar a los receptores de DACA inmediatamente después de una posible decisión negativa”.

“Sería posible”, dijo a Univision Noticias Juan Escalante, director de campañas digitales de FWD.us, un grupo de presión integrado por líderes de la comunidad tecnológica, entre ellos Mark Zukerberg, fundador de la red social Facebook; Reid Hoffman, fundador de Linkedln; Erick Schmidt, presidente de Google; y Drew Houston, fundador de Dropbox, entre otros. “Es obvio suponer que si esto lo dice el director interino de ICE es porque se están preparando”.

Pero Escalante señala que, por una parte, el fallo se espera para finales del verano (junio). “Y por otra no sabemos qué resolverá la corte y dependiendo del dictamen qué camino seguirán los casi 700,000 soñadores protegidos por el programa”.

El litigio

La Acción Diferida de 2012 (DACA), fue activada el 15 de agosto de 2012 durante el gobierno de Barack Obama. El programa difiere la deportación de jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país (antes de los 16) y se les conoce como soñadores.

El 5 de septiembre de 2017 el entonces fiscal general, Jeff Sessions, siguiendo instrucciones del presidente, canceló el programa, permitiendo que algunos renovaran sus permisos de trabajo que tienen una duración de dos años.

Cuatro meses después de la cancelación, una corte de San Francisco (California) determinó que la cancelación de DACA fue una decisión “caprichosa y arbitraria”, y ordenó que fuera restablecido tal y como se encontraba el 4 de septiembre de 2017, excepto para dreamers que antes no se habían registrado. 

Otros tres fallos similares confirmaron la vigencia de DACA, entre ellos la Corte de Apelaciones del 4º Circuito, que le dio la razón a los defensores del programa.

El dictamen le abrió las puertas al gobierno de Trump para acudir a la Corte Suprema, pedirle que revise las sentencias de los tribunales inferiores y cancele la protección, tal como lo estableció Sessions el 5 de septiembre de 2017.

En noviembre la Corte Suprema escuchó los argumentos orales de las partes y probablemente dictamine en el verano.

Los escenarios

La pregunta que muchos se hacen es: ¿qué sucederá si la Corte Suprema falla a favor del gobierno y se cumple la advertencia lanzada por Albence?

“Hay varias situaciones a tener en cuenta”, dice Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix Arizona y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

“El primero, si el dreamer protegido por DACA no tiene orden de deportación. En ese caso los fiscales de ICE deberán ubicarlo, iniciar un proceso de deportación y enviarle una Notificación de Comparecencia (NTA) para que asista ante un juez de inmigración”, señala.

Cabe descartar que las cortes de inmigración tienen casi 1.1 millón de casos acumulados y alrededor de 440 jueces. En promedio, algunos casos pueden demorar de dos a tres años en ser atendidos en una primera audiencia.

El segundo escenario, dice Hernández, “si el dreamer tiene una orden de deportación vigente. En ese caso, queda sujeto a la discrecionalidad de ICE ubicarlo, detenerlo y ejecutar la orden”, añade.

Pero Hernández advierte que la agencia federal encargada de las deportaciones tiene sus “prioridades”, y que en muchos casos los dreamers con orden de deportación no tienen crímenes graves que los convierta en deportables. “Sino, no tendrían la protección de DACA”, indica.

Información protegida

A la pregunta si la información sobre los dreamers en manos del gobierno podría ser usada para expulsarlos del país si la Corte Suprema falla a favor del gobierno, Hernández dijo que “se desataría una o varias demandas en los tribunales de justicia”.

Explicó que, cuando se activó el programa, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración prometió que la información de los dreamers sólo será utilizada para los beneficios del programa y que no entregará los datos a ICE para fines de deportación.

“Si esta vez lo hace, estaría violando su compromiso y eso terminará en las cortes, quienes deberán dilucidar el punto”, precisó.

Pero la promesa parece haber desaparecido en los últimos tres años. “Estamos viendo que en los casos de visas humanitarias, como la U para víctimas de violencia doméstica, cuando una persona pierde su caso la USCIS le envía la información a ICE para proceder a deportar a ese inmigrante”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“Si eso están haciendo con estas visas, imagínese lo que harán con DACA. No creemos que la información recopilada con un propósito no sea utilizada, en este caso, para deportar personas”, agregó.

Futuro incierto

A la pregunta si los dreamers serán deportados en masa si la Corte Suprema falla en contra de DACA y a favor del gobierno, Gálvez dijo que “no será tan fácil ejecutar la amenaza, pero si el gobierno va a abrir procesos de deportación y comenzará a llevar a cabo aquellos casos donde ya existe una orden de deportación”.

“Mire, ellos ya tienen toda la información en sus manos. Prepararán las NTA y les dirán a los soñadores que tienen que presentarse en oficinas o tribunales para propósitos de deportación”, indicó.

Gálvez también dijo que “en la mayoría de los casos los dreamers batallarán años para permanecer en el país, no los podrán echar de un día para el otro. Pero sí no me cabe la menor duda que los pondrán en la boca del lobo”.

En los argumentos presentados en noviembre ante la Corte Suprema, el gobierno insistió en que el Trump, en uso de su autoridad presidencial, canceló el programa “basado en su creencia” y ante las “serias dudas” de que la política de DACA, creada por el expresidente Obama “es ilegal”. Y que la decisión respecto eliminar el beneficio la tomó utilizando “la discreción” que al presidente le otorga su Autoridad Presidencial (APA), un tema que no está en juego y no debe ser revisado por el organismo Judicial.

Con el fin de acercar la cultura y apoyar la economía familiar, 15 museos del estado tendrán entrada libre para las y los poblanos durante enero.

Para hacer efectivo este beneficio que promueve la Secretaría de Cultura, a través del organismo Museos Puebla, los visitantes deberán comprobar su residencia en el estado presentando una identificación oficial (INE) o un documento que compruebe su poblanidad. En el caso de los menores de edad y estudiantes, es admisible la credencial de sus centros educativos.

Los museos de Puebla capital, San Andrés Cholula y Tehuacán que participan en esta iniciativa son los siguientes:
  1. San Pedro Museo de Arte, 4 Norte 203, Centro Histórico, Puebla
  2. Museo Regional Casa del Alfeñique, 4 Oriente 416, Centro Histórico, Puebla
  3. Museo José Luis Bello y González, 3 Poniente 302, Centro Histórico, Puebla
  4. Museo Taller Erasto Cortés, 7 Oriente 4, Centro Histórico, Puebla
  5. Biblioteca Palafoxiana, 5 Oriente 5, Centro Histórico, Puebla
  6. Museo de Arte Ex convento de Santa Rosa, 3 Norte 1203, Centro Histórico, Puebla
  7. Museo de la Evolución Puebla, Av. Ejército de oriente esquina cazadores de Morelia, Los Fuertes, Puebla
  8. Museo de la Evolución Tehuacán, Carretera Federal Puebla - Tehuacán 1211, San Lorenzo Teopilco, Tehuacán, Puebla
  9. Museo Regional de Cholula, 14 Poniente 307, San Andrés Cholula, Puebla
  10. Museo Internacional del Barroco, Bulevar Atlixcayotl 2501, Reserva territorial Atlixcayotl. San Andrés Cholula, Puebla
  11. Museo Infantil La Constancia Mexicana, Av. Obreros independientes s/n Col. Luz Obrera, Ex fábrica de la Constancia Mexicana, Puebla
  12. Museo de la Música de Viena, Av. Obreros independientes s/n Col. Luz Obrera, Ex fábrica de la Constancia Mexicana, Puebla
  13. Museo de la Música Mexicana Rafael Tovar y de Teresa​, Av. Obreros independientes s/n Col. Luz Obrera, Ex fábrica de la Constancia Mexicana, Puebla
  14. ​Marionetas Mexicanas Casa del títere, Av. Obreros independientes s/n Col. Luz Obrera, Ex fábrica de la Constancia Mexicana, Puebla
  15. Museo del Automóvil, Acceso por Francisco Villa 4 Col. Las Fuentes, Puebla
HORARIO
Martes a jueves de 10 a 17 horas y vienes a domingo de 10 a 18 horas. Museo Internacional del Barroco se encuentra abierto de martes a domingo de 10 a 19 horas.

Entre lágrimas y abrazos, las familias guatemaltecas se vieron en Estados Unidos después de casi dos años de separación luego de que el gobierno de Donald Trump deportara a padres sin sus hijos en el marco de la política de tolerancia cero. Ahora, juntos, pelearán nuevamente sus casos de asilo para permanecer bajo esta protección en el país.

Byron Xol no es el mismo. Su padre David hace un gesto con la mano asombrado por el estirón que dio su niño, que ya casi está del alto de su hombro. Además, ahora habla tres idiomas y no uno, como cuando pisó Estados Unidos que solo entendía el dialecto de su pueblo, el Q’eqchi’.

Ahora el inglés es su idioma fuerte y también entiende el español. La noche del miércoles el padre y el hijo volvieron a abrazarse, cuando se reencontraron en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles después de casi dos años de una distancia física que comenzó cuando el gobierno del presidente Donald Trump deportó a David a Guatemala, sin su hijo, en el marco de la política de tolerancia cero.

Como David, ocho padres guatemaltecos y uno salvadoreño se reencontraron con sus niños luego de que un juez federal fallara a favor de sus casos alegando que Estados Unidos les había impedido ilegalmente solicitar asilo. Este viernes temprano por la mañana, todos juntos se presentarán en la oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Los Ángeles para entregar documentos y dar cuenta del inicio del nuevo proceso migratorio, como les exigieron las autoridades.

David y Byron habían cruzado juntos el Río Grande en una balsa a mediados de mayo y, de inmediato, fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza, que los trasladaron al centro de procesamiento de McAllen, en Texas. Habían huido de las pandillas en Guatemala, que torturaron a David como castigo porque predicaba como practicante evangélico que los niños buscaran un futuro diferente al de la vida criminal.

El 21 de mayo de 2018, mientras estaban en detención, el padre fue trasladado a una corte y en un juicio masivo —junto a otro grupo de centroamericanos juzgados al mismo tiempo— se declaró culpable de entrada ilegal al país. De regreso al reclusorio le dieron la peor noticia: bajo la política de tolerancia cero sería devuelto a Guatemala. A la fuerza, sin entender lo que decía el documento escrito en inglés y aunque suplicó, lo obligaron a firmar el papel, que era su orden de deportación.

Lo deportaron solo, como ocurrió con 463 padres y madres que pasaron por la misma situación mientras la política estuvo vigente. A Byron lo enviaron a un centro de menores del gobierno en el este de Houston por 11 meses y tras pelear el caso en una corte federal, su abogado, Ricardo de Anda, logró que fuera puesto al cuidado de una familia durante los últimos nueve meses. Desde entonces, llamaba con frecuencia a su casa en el poblado indígena San Miguel El Limón.

"Gracias a Dios cayó en manos de esta familia, que lo ha cuidado muy bien", cuenta de Anda a Univision Noticias por teléfono. "Tuvimos que pelear porque el gobierno no quería dejarlo ir. Tuvimos que ir a corte federal y pedir a un juez que ordenara que lo soltaran. Esta familia le ha dado tanto amor, lo ha mantenido en comunicación con su familia en Guatemala constantemente".

Los Xol estuvieron entre los primeros afectados por la política de tolerancia cero, que comenzó a aplicarse en la frontera con absoluta opacidad desde principios de mayo de 2018. Con ella, el gobierno procesaba por cruce ilegal a todos los adultos que llegaban por puntos no autorizados de la frontera, incluidos aquellos que viajaban con niños. Cuando las autoridades admitieron la aplicación de esta práctica, desde el 5 de mayo al 20 de junio —cuando un juez ordenó frenar esta política— ya habían sido separados de sus padres al menos 2,654 menores. Y para muchos niños, el trauma no acabó con la reunificación.

"Estoy muy emocionado"

Cuando David Xol, de 27 años, iba en el avión de Guatemala a Los Ángeles tenía sentimientos encontrados: además de la emoción por el reencuentro con su hijo, sentía miedo de que Byron, ahora con 9 años, no le reconociera.

"Era muy difícil, porque ya habíamos garantizado que iba a ocurrir esa reunificación, ya no era una cosa de quizás. Ahora había una seguridad", cuenta de Anda, quien se encuentra con David, Byron, y las ocho familias más que están en Los Ángeles evaluando los siguientes pasos. "David estaba muy nervioso porque su hijo ni lo iba a reconocer otra vez. Aunque estaba muy excitado de verlo, como quiera tenía ese miedo".

La noche del miércoles, al llegar a Estados Unidos, David y su abogado iniciaron la petición de asilo con el funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que los recibió en el aeropuerto. Está en la misma posición en que estuvo cuando lo separaron de su hijo, dice el abogado: "Él pidió asilo basado en su religión evangélica, cristiana (...) Está con su hijo, pero ahora ya no se lo van a quitar y va a poder pedir que se ventile su causa en las cortes de migración".

A pesar del miedo de David, el reencuentro con su hijo fue como lo esperaba. El padre no podía contener las lágrimas y decía: "Estoy muy emocionado, muy contento. Ha pasado mucho tiempo de no poder verlo, hasta ahora". Ambos se dieron un abrazo que duró minutos. El niño sonreía: "Mostró mucha emoción con el padre, está muy cercano a él y durmieron juntos anoche", cuenta de Anda. El padre le acariciaba los cabellos.

Ambos vivirán juntos en California en una iglesia evangélica con una comunidad que los va a acoger y ayudar económicamente. El plan es que ganen la petición de asilo y puedan traer a Estados Unidos a la esposa y otros dos hijos menores que quedaron en Guatemala.

De Anda asegura que aunque están juntos, el daño que la separación les causó es difícil de borrar: "Realmente ese miedo nunca lo van a perder, ese trauma, esas dificultades de él y su hijo que van a traer con ellos por el resto de sus vidas".

A pesar de su importancia para la economía, los empleos que no requieren de mano de obra calificada no son bien remunerados porque los trabajadores pueden ser reemplazados fácilmente por otras personas o máquinas. Según la data más reciente de la Oficina de Estadísticas Laborales, en muchos estados ha aumentado el salario en los últimos años. Sin embargo millones de estadounidenses continúan ganando menos de $30,000 al año.
 
<b>Puesto 25. Trabajadores agrícolas. </b>Ganaron en promedio un salario anual de 28,704 dólares en 2018. Es un trabajo que no requiere educación formal, generalmente de alta exigencia física y a menudo requiere experiencia en el manejo de maquinarias. En el país hay 641,000 de estos trabajadores, 
<a href="https://www.bls.gov" target="_blank">según la Oficina de estadísticas laborales de Estados Unidos</a> (BLS, por sus siglas en inglés).
1/25
Puesto 25. Trabajadores agrícolas. Ganaron en promedio un salario anual de 28,704 dólares en 2018. Es un trabajo que no requiere educación formal, generalmente de alta exigencia física y a menudo requiere experiencia en el manejo de maquinarias. En el país hay 641,000 de estos trabajadores, según la Oficina de estadísticas laborales de Estados Unidos (BLS, por sus siglas en inglés). Crédito: Lucy Nicholson/Reuters
PUBLICIDAD
 
<b>Puesto 24. Panaderos. </b>Ganaron en promedio 28,548 dólares en 2018. A estos trabajadores a menudo se les exige tener una educación adicional más allá de la escuela secundaria, como alguna especialización en cocina. En el país hay 151,000 de estos empleados.
2/25
Puesto 24. Panaderos. Ganaron en promedio 28,548 dólares en 2018. A estos trabajadores a menudo se les exige tener una educación adicional más allá de la escuela secundaria, como alguna especialización en cocina. En el país hay 151,000 de estos empleados. Crédito: EFE
 
<b>Puesto 23. Peluqueros, estilistas y cosmetólogos. </b>Ganaron en promedio 28,340 dólares en 2018. En los 50 estados se le exige a estos trabajadores una licencia, sin embargo es una de los empleos peor pagados en el país. Hay 309,000 de estos empleados en EEUU.
3/25
Puesto 23. Peluqueros, estilistas y cosmetólogos. Ganaron en promedio 28,340 dólares en 2018. En los 50 estados se le exige a estos trabajadores una licencia, sin embargo es una de los empleos peor pagados en el país. Hay 309,000 de estos empleados en EEUU. Crédito: Getty Images
 
<b>Puesto 22. Limpiadores de autos y equipos. </b>Ganaron en promedio 27,976 dólares en 2018. Este trabajo no tiene ningún requisito educativo y hay 232,000 de estos empleados en el país.
4/25
Puesto 22. Limpiadores de autos y equipos. Ganaron en promedio 27,976 dólares en 2018. Este trabajo no tiene ningún requisito educativo y hay 232,000 de estos empleados en el país. Crédito: Getty
 
<b>Puesto 21. Operadores de máquinas de envasado y empaquetado.</b> Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. Por lo general, esta ocupación requiere un diploma de escuela secundaria como nivel mínimo de educación. Hay 250,000 de estos empleados en el país.
5/25
Puesto 21. Operadores de máquinas de envasado y empaquetado. Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. Por lo general, esta ocupación requiere un diploma de escuela secundaria como nivel mínimo de educación. Hay 250,000 de estos empleados en el país. Crédito: sergeyryzhov/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 20. Recolectores de basura y material reciclable.</b> Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. La mayoría de los otros trabajos de esta lista están ocupados principalmente por mujeres, pero más del 87% estos empleados, unos 63,000 en EEUU, son hombres.
6/25
Puesto 20. Recolectores de basura y material reciclable. Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. La mayoría de los otros trabajos de esta lista están ocupados principalmente por mujeres, pero más del 87% estos empleados, unos 63,000 en EEUU, son hombres. Crédito: TexasPixelPro/Getty Images
 
<b>Puesto 19. Trabajadores de salones de belleza y otros servicios de cuidado personal. </b>Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. Aunque estos establecimientos se consideran un lujo, en 2014 la BLS proyectó que el empleo en esta industria tendría un crecimiento de 13.4% en la siguiente década, casi el doble del crecimiento total promedio proyectado en todos los empleos. Hay 258,000 de estos trabajadores en el país.
7/25
Puesto 19. Trabajadores de salones de belleza y otros servicios de cuidado personal. Ganaron en promedio 27,508 dólares en 2018. Aunque estos establecimientos se consideran un lujo, en 2014 la BLS proyectó que el empleo en esta industria tendría un crecimiento de 13.4% en la siguiente década, casi el doble del crecimiento total promedio proyectado en todos los empleos. Hay 258,000 de estos trabajadores en el país. Crédito: Getty Images
 
<b>Puesto 19. Trabajadores de establecimientos de entretenimiento y relacionados. </b>Ganaron en promedio 27,196 dólares en 2018. Estos son los empleados no especializados de los parques, cines, teatros y casinos, entre otros. Los 85,000 trabajadores de esta industria ganaron un promedio de 523 dólares por semana en 2018, muy por debajo de la mediana semanal del pais (900 dólares, el equivalente a 46,800 al año).
8/25
Puesto 19. Trabajadores de establecimientos de entretenimiento y relacionados. Ganaron en promedio 27,196 dólares en 2018. Estos son los empleados no especializados de los parques, cines, teatros y casinos, entre otros. Los 85,000 trabajadores de esta industria ganaron un promedio de 523 dólares por semana en 2018, muy por debajo de la mediana semanal del pais (900 dólares, el equivalente a 46,800 al año). Crédito: Antonio_Diaz/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 17. Recepcionistas de hoteles, moteles y resorts. </b>Ganaron en promedio 27,040 dólares en 2018. Para este empleo generalmente no se exige educación más allá de un diploma de escuela secundaria, aunque algunos lugares de alto nivel pueden preferir graduados universitarios. Es un oficio dominado por jóvenes, la mayoría de estos empleados tiene 23 años de edad en promedio. Hay 85,000 de estos trabajadores en el país.
9/25
Puesto 17. Recepcionistas de hoteles, moteles y resorts. Ganaron en promedio 27,040 dólares en 2018. Para este empleo generalmente no se exige educación más allá de un diploma de escuela secundaria, aunque algunos lugares de alto nivel pueden preferir graduados universitarios. Es un oficio dominado por jóvenes, la mayoría de estos empleados tiene 23 años de edad en promedio. Hay 85,000 de estos trabajadores en el país. Crédito: macniak/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 16. Auxiliares de enfermería, psiquiatría y salud en el hogar. </b>Ganaron en promedio 26,832 dólares en 2018. A diferencia de las enfermeras registradas, no se requiere que los asistentes de salud en el hogar tengan ningún tipo de título universitario, aunque los empleados de algunos centros de cuidado deben estar certificados. Hay 1,419,000 de estos trabajadores en EEUU.
10/25
Puesto 16. Auxiliares de enfermería, psiquiatría y salud en el hogar. Ganaron en promedio 26,832 dólares en 2018. A diferencia de las enfermeras registradas, no se requiere que los asistentes de salud en el hogar tengan ningún tipo de título universitario, aunque los empleados de algunos centros de cuidado deben estar certificados. Hay 1,419,000 de estos trabajadores en EEUU. Crédito: byryo/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 15. Asistentes de cuidado personal. </b>Ganaron en promedio 26,000 dólares en 2018. Es un empleo que no requiere educación universitaria y el BLS proyecta que su demanda tendrá un crecimiento de más del 38%, debido al aumento de la expectativa de vida en el país. Actualmente hay 786,000 de estos trabajadores.
11/25 
Puesto 15. Asistentes de cuidado personal. Ganaron en promedio 26,000 dólares en 2018. Es un empleo que no requiere educación universitaria y el BLS proyecta que su demanda tendrá un crecimiento de más del 38%, debido al aumento de la expectativa de vida en el país. Actualmente hay 786,000 de estos trabajadores. Crédito: DGLimages/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 14. Cuidadores de niños. </b>Ganaron en promedio 26,000 dólares en 2018. Estos trabajadores son esenciales en cualquier economía porque mantienen a los niños supervisados antes de la edad escolar y permiten que ambos padres trabajen fuera de casa. Sin embargo, lo que ganaron los 437,000 de estos empleados que hay en EEUU es mucho menos de la media general el país (46,8000 dólares).
12/25
Puesto 14. Cuidadores de niños. Ganaron en promedio 26,000 dólares en 2018. Estos trabajadores son esenciales en cualquier economía porque mantienen a los niños supervisados antes de la edad escolar y permiten que ambos padres trabajen fuera de casa. Sin embargo, lo que ganaron los 437,000 de estos empleados que hay en EEUU es mucho menos de la media general el país (46,8000 dólares). Crédito: fizkes/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 13. Operadores de máquinas de coser. </b>Ganaron en promedio 25,896 dólares en 2018. Estos trabajos están desapareciendo en EEUU a medida que las empresas automatizan la producción o fabrican en otros países. En 2014 la BLS proyectó que estos empleos disminuirían 16,7% para 2024 y en EEUU hay actualmente 131,000 personas en este oficio.
13/25
Puesto 13. Operadores de máquinas de coser. Ganaron en promedio 25,896 dólares en 2018. Estos trabajos están desapareciendo en EEUU a medida que las empresas automatizan la producción o fabrican en otros países. En 2014 la BLS proyectó que estos empleos disminuirían 16,7% para 2024 y en EEUU hay actualmente 131,000 personas en este oficio. Crédito: 6okean/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 12. Meseros y meseras. </b>Ganaron en promedio 25,792 dólares en 2018. El salario mínimo federal para los trabajadores que reciben propinas es menor que el de los demás trabajadores. Si bien algunos estados los salarios son más altos, en la mayoría estos empleados dependen de las propinas para compensar la diferencia. En general este trabajo no requiere experiencia y hay 932,000 personas haciéndolo en el país.
14/25
Puesto 12. Meseros y meseras. Ganaron en promedio 25,792 dólares en 2018. El salario mínimo federal para los trabajadores que reciben propinas es menor que el de los demás trabajadores. Si bien algunos estados los salarios son más altos, en la mayoría estos empleados dependen de las propinas para compensar la diferencia. En general este trabajo no requiere experiencia y hay 932,000 personas haciéndolo en el país. Crédito: Jasper Juinen/Getty Images
 
<b>Puesto 11. Empacadores manuales. </b>Ganaron en promedio 25,740 dólares en 2018. Es un trabajo no calificado y aunque cada vez los estadounidenses compran más en línea las personas encargadas de empaquetar está disminuyendo por la automatización. Se proyecta que los trabajos de embalaje manual crecerán 1.8% para 2024 (mientras el promedio de todos crecerá 7.4% en el mismo período de tiempo). Hay 490,000 personas con este oficio en EEUU.
15/25
Puesto 11. Empacadores manuales. Ganaron en promedio 25,740 dólares en 2018. Es un trabajo no calificado y aunque cada vez los estadounidenses compran más en línea las personas encargadas de empaquetar está disminuyendo por la automatización. Se proyecta que los trabajos de embalaje manual crecerán 1.8% para 2024 (mientras el promedio de todos crecerá 7.4% en el mismo período de tiempo). Hay 490,000 personas con este oficio en EEUU. Crédito: sorn340/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 10. Cocineros. </b>Ganaron en promedio 25,272 dólares en 2018. Aunque muchos se forman en escuelas de cocina la mayoría de estos empleados se capacitan en el propio trabajo, que puede tener un alto nivel de complejidad y les obliga a estar muchas horas de pie. Se proyecta que la demanda de cocineros aumentará un 6% para 2026, el equivalente al crecimiento promedio en todos los trabajos. Hay 1,325,000 personas con este oficio en el país.
16/25
Puesto 10. Cocineros. Ganaron en promedio 25,272 dólares en 2018. Aunque muchos se forman en escuelas de cocina la mayoría de estos empleados se capacitan en el propio trabajo, que puede tener un alto nivel de complejidad y les obliga a estar muchas horas de pie. Se proyecta que la demanda de cocineros aumentará un 6% para 2026, el equivalente al crecimiento promedio en todos los trabajos. Hay 1,325,000 personas con este oficio en el país. Crédito: dima_sidelnikov/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 9. Servicio de comida en establecimientos que no son restaurantes.</b> Los empleados de cafeterías de hospitales, centros de estudio y empresas ganaron en promedio 25,168 dólares en 2018. Muchos de los 106,000 trabajadores en este oficio lo hacen a tiempo parcial y se proyecta que la demanda de estos empleos crecerá un poco más que el promedio. En EEUU 1,325,000 personas ejercen este oficio.
17/25
Puesto 9. Servicio de comida en establecimientos que no son restaurantes. Los empleados de cafeterías de hospitales, centros de estudio y empresas ganaron en promedio 25,168 dólares en 2018. Muchos de los 106,000 trabajadores en este oficio lo hacen a tiempo parcial y se proyecta que la demanda de estos empleos crecerá un poco más que el promedio. En EEUU 1,325,000 personas ejercen este oficio. Crédito: monkeybusinessimages/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 8. Anfitriones de restaurantes y cafeterías. </b>Hay 102,000 de estos trabajadores en EEUU y en 2018 ganaron 24,492 dólares. Es una posición que casi en su totalidad es ocupada por mujeres, especialmente de menos de 25 años.
18/25
Puesto 8. Anfitriones de restaurantes y cafeterías. Hay 102,000 de estos trabajadores en EEUU y en 2018 ganaron 24,492 dólares. Es una posición que casi en su totalidad es ocupada por mujeres, especialmente de menos de 25 años. Crédito: Arbobogg Imagery/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 7. Mucamas. </b>Hay unas 825,000 en el país y en 2018 ganaron 24,284 dólares. Suelen ser empleadas de hoteles y otros servicios de alojamiento por lo que están más concentrados en destinos turísticos como Hawaii o Las Vegas. Como el trabajo forma parte de la industria del turismo, el crecimiento de la cantidad de empleo en este ramo depende de la fortaleza de general de la economía.
19/25
Puesto 7. Mucamas. Hay unas 825,000 en el país y en 2018 ganaron 24,284 dólares. Suelen ser empleadas de hoteles y otros servicios de alojamiento por lo que están más concentrados en destinos turísticos como Hawaii o Las Vegas. Como el trabajo forma parte de la industria del turismo, el crecimiento de la cantidad de empleo en este ramo depende de la fortaleza de general de la economía. Crédito: KatarzynaBialasiewicz/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 6. Cajeros. </b>En EEUU hay alrededor de 1,390,000 de estos empleados y en 2018 ganaron en promedio 24,180 dólares. Estos puestos de trabajo se están perdiendo con la automatización, ya que son sustituidos por cajeros automáticos que toman la orden y reciben el pago del cliente. Aunque el BLS proyecta un crecimiento general del empleo del 7% en todo el país para 2026, se prevé que el número de cajeros disminuya en un 1% en el mismo período.
20/25
Puesto 6. Cajeros. En EEUU hay alrededor de 1,390,000 de estos empleados y en 2018 ganaron en promedio 24,180 dólares. Estos puestos de trabajo se están perdiendo con la automatización, ya que son sustituidos por cajeros automáticos que toman la orden y reciben el pago del cliente. Aunque el BLS proyecta un crecimiento general del empleo del 7% en todo el país para 2026, se prevé que el número de cajeros disminuya en un 1% en el mismo período. Crédito: YakobchukOlena/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 5. Ayudantes de cocina. </b>Estos empleados ayudan a los cocineros en tareas como cortar, pelar y preparar alimentos fríos y generalmente están bajo su supervisión. Ganaron 24,076 dólares en 2018 y hay unos 473,000 de estos trabajadores en el país.
21/25
Puesto 5. Ayudantes de cocina. Estos empleados ayudan a los cocineros en tareas como cortar, pelar y preparar alimentos fríos y generalmente están bajo su supervisión. Ganaron 24,076 dólares en 2018 y hay unos 473,000 de estos trabajadores en el país. Crédito: kadmy/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 4. Asistentes de comedor, cafetería y barra. </b>Son unos 118,000 en EEUU y ganaron 23,244 dólares en 2018. Se encargan de asistir a los cocineros y barmans, lo que no requiere más que una breve capacitación.
22/25
Puesto 4. Asistentes de comedor, cafetería y barra. Son unos 118,000 en EEUU y ganaron 23,244 dólares en 2018. Se encargan de asistir a los cocineros y barmans, lo que no requiere más que una breve capacitación. Crédito: EvgeniiAnd/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 3. Lavaplatos. </b>Los 111,000 trabajadores en esta categoría en EEUU ganaron 22,932 dólares en promedio en 2018. Son contratados generalmente en restaurantes medianos o grandes, hospitales y hoteles, y es uno de los pocos trabajos mal remunerados que está dominado por hombres: más del 80%.
23/25
Puesto 3. Lavaplatos. Los 111,000 trabajadores en esta categoría en EEUU ganaron 22,932 dólares en promedio en 2018. Son contratados generalmente en restaurantes medianos o grandes, hospitales y hoteles, y es uno de los pocos trabajos mal remunerados que está dominado por hombres: más del 80%. Crédito: bgton/Getty Images/iStockphoto
 
<b>Puesto 2. Preparación de alimentos y servicio al cliente en restaurantes informales o de comida rápida. </b>En 2018 ganaron en promedio 22,672 dólares. Los 147,000 empleados en esta categoría en EEUU reciben generalmente salario mínimo. La Oficina de Estadísticas Laborales proyecta que este tipo de empleo crecerá 16,8% en 2024, más del doble de la tasa promedio de crecimiento general de empleo.
24/25
Puesto 2. Preparación de alimentos y servicio al cliente en restaurantes informales o de comida rápida. En 2018 ganaron en promedio 22,672 dólares. Los 147,000 empleados en esta categoría en EEUU reciben generalmente salario mínimo. La Oficina de Estadísticas Laborales proyecta que este tipo de empleo crecerá 16,8% en 2024, más del doble de la tasa promedio de crecimiento general de empleo. Crédito: Everett Atlas/Getty Images
 
<b>Puesto 1. Trabajadores de lavandería y tintorería. </b>En 2018 ganaron en promedio 22,464 dólares, esto es alrededor de 432 a la semana, el trabajo que menos paga en EEUU. Aunque los trabajos con salarios más bajos generalmente son ocupados por personas más jóvenes, los 108,000 empleados en esta categoría en el país tienen en promedio 44.8 años.
25/25
Puesto 1. Trabajadores de lavandería y tintorería. En 2018 ganaron en promedio 22,464 dólares, esto es alrededor de 432 a la semana, el trabajo que menos paga en EEUU. Aunque los trabajos con salarios más bajos generalmente son ocupados por personas más jóvenes, los 108,000 empleados en esta categoría en el país tienen en promedio 44.8 años. Crédito: RossHelen/Getty Images/iStockphoto
Elementos de la Guardia Nacional mexicana iniciaron un operativo en el sureño estado fronterizo de Chiapas para impedir que los migrantes que ingresaron al país esta mañana siguieran su camino hacia Tapachula.

Los agentes rodearon el grupo de migrantes que se encontraban en un punto de la carretera entre Ciudad Hidalgo y Tapachula, en Chiapas, y bloquearon por completo la carretera.

Cuando los elementos de la Guardia comenzaron a acercarse, los migrantes se concentraron en un grupo mientras gritaban “estamos en paz, aquí estamos en paz”. Sin embargo, las autoridades lanzaron gas lacrimógeno a los migrantes, lo que ocasionó que los centroamericanos se dispersaran.

Los migrantes intentaron evitar a las autoridades corriendo, pero fueron contenidos y subidos a camiones para su traslado a oficinas del Instituto Nacional de Migración. En tanto, algunos centroamericanos solicitaron de rodillas y llorando que se detuviera el operativo.

"Nos engañaron, nos dijeron que nos iban a dar un permiso, pero nunca imaginamos que nos iban a hacer esto (el operativo), lo que queremos es trabajar, nos van a deportar y en mi país me espera lo mismo, el gobierno de mi país no hace nada por nosotros", dijo uno de los migrantes retenidos al diario Milenio.

Esta mañana, más de 1,000 migrantes centraomericanos cruzaron el Río Suchiate, cerca del puente internacional Suchiate 2, a pesar de la fuerte corriente y ante la escasa vigilancia de las autoridades, pero ofrecieron al Gobierno mexicano orden y solicitar refugio de manera formal.

Con banderas de sus países, como Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, y pancartas con la leyenda "Queremos hablar con el señor presidente directamente", los migrantes partieron de madrugada caminaron más de 10 kilómetros desde Ciudad Hidalgo al municipio de Frontera Hidalgo, en el suroriental estado mexicano de Chiapas.

Ahí, los centroamericanos determinaron pedir asilo al Gobierno mexicano, como ofreció en un primer momento el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la condición de obtener libre tránsito al menos en el estado de Chiapas. Pero su avance fue frenado.

Apenas el lunes, entre 500 y 1,000 migrantes de la primera caravana de 2020, que sumó hasta 5,000 personas, cruzaron corriendo el río Suchiate junto al puente Rodolfo Robles, que divide a Guatemala de México, donde miembros de la Guardia Nacional mexicana detuvieron a 402 centroamericanos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que otras 40 volvieron por su cuenta a Guatemala y otras 58 se internaron por la selva, además de un total acumulado de otros 679 hondureños deportados vía aérea por Villahermosa, Tabasco, y vía terrestre por Tapachula, Chiapas.

Thursday, 23 January 2020 00:00

Nuestros niños entre sogas

Written by

Todavía nos reíamos de los seis millones de cachitos de lotería a 500 pesos cada uno para rifar el avión presidencial, nos llenábamos la cara de una de esas risas lastimeras, desdentadas y descompuestas que inspira México, cuando una nota periodística de discreta resonancia fue un recuerdo de lo que somos: algo muy poco cómico. Nos llegó en un murmullo al oído, como si no te aguantas el ataque de risa y alguien te recuerda en lo bajito: “Hey, estás en un velorio, allá los deudos y ahí el muerto”.

En realidad, lo que esa nota nos dijo con letras negras en fondo blanco fue: “En el país cada mes se registran más de 50 suicidios infantiles”. A veces las noticias que son recuentos numéricos, en finanzas, por ejemplo, al lector promedio nos dejan sensación de vacío, como si nada fuera real. Cuesta interpretar los dígitos y darles connotación. Si no sabes de economía, ninguna acumulación de ceros a la derecha te relata nada. 

Y uno puede esforzarse y acabar de leer, pero a los 20 segundos esas cifras se esfumaron de tu mente: se olvidan porque fuimos incapaces de captar simbolismo alguno.

Pero a veces, pocas, un recuento de números es el abismo. Y del mismo modo nos queda un vacío, pero ahora porque son ellos nuestro país desfigurado. Cada número habla de nuestras entrañas podridas. 

La nota de Blanca Valadez y Rafael López, el lunes en Milenio, descendió con las cifras del INEGI en una escalera hacia la sepultura de lo más querido: nuestros niños.

  • Desde hace diez años hay un promedio de 52 suicidios infantiles al mes. 
  • De 2008 a 2018, 6 mil 862 menores se suicidaron.
  • 85 % por ciento de los suicidios fueron por ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación.
  • La mayoría de los niños padecía “falta de afecto”, eufemismo para disimular sus criminales causas: violaciones, golpes, abuso sexual, observación de violencia, acoso. 

Difícil que el suicidio de un niño sea noticia y asunto de discusión nacional. La semana pasada fue ambas porque el pequeño José Ángel ingresó a su escuela de Torreón, casi en una escena cinematográfica, con una playera que decía “Natural Selection” —como la del autor de la masacre de Columbine— para luego asesinar a su maestra, herir a sus compañeros, suicidarse.  

Pero los datos del INEGI prueban que bien pudo haber en una década 6 mil 862 notas similares, las mismas de los menores que se mataron en México.

No podíamos esperar números blancos en ese particular fenómeno dentro de un país que en 2019, en un nuevo récord histórico, superó los 34 mil asesinatos. Todos esos, claro, por gente que mató a otra gente. Las víctimas, en todo caso, querían vivir. 

Pero aquí hay personas, niños, cuya familia, entorno social, país, son a tal punto un tormento cotidiano que es preferible dejar de existir. Es ésa la única manera en que, asumen, podrán recuperar la paz. La vida, una condición que debería ser un privilegio en el que un pequeño juega, quiere y es querido, tiene amigos, aprende, crece (es feliz, en definitiva) para miles dejó de tener sentido.

¿Ser niño en México? Mejor no quiero ser nada.

Hoy leía las dificultades para detectar las señales en niños suicidas porque ellos, a diferencia de los adultos, expresan de modos sutiles su dolor: aislamiento, desgano en sus actividades preferidas, curiosidad por la muerte, ausentismo escolar, y otros indicios.

No vendría mal que nuestro sistema educativo y los padres de familia recibieran sistemáticas e inteligentes campañas de entrenamiento para detectar señales, atender con psicólogos y psiquiatras a los menores y evitar los suicidios por miles, hasta ahora ignorados. Y tampoco estaría mal ver a nuestros dramas de frente, que los gobernantes los divulgaran públicamente y no fueran solo notitas terroríficas y tímidas (horrible paradoja) dentro de los periódicos. 

Nos hacen reír como penosos payasos por aviones que se rifaran en la lotería, en los mismos minutos en que nuestros niños se cuelgan. EP

Hay que ser muy hipócrita para sorprenderse por el asesinato de un pibe en el verano de Villa Gesell Cualquier habitante de Villa Gesell sabe que el verano y los jóvenes son una bomba de tiempo lista para estallar cuando menos se lo espera. Basta con caminar las playas del centro en el mes de enero y perderse en la masa inabarcable de piberío en curda para darse cuenta que un mínimo cruce puede desatar una batalla campal. De nada sirven los refuerzos policiales. Por lo general, los policías esperan que los pibes se revienten a golpes para caerles encima. No se trata de aumentar la represión, como plantean algunos, sino de pensar la contención. Pero a quién puede importarle la contención en una ciudad que espera el verano y el explosivo turismo joven para compensar la malaria de los meses largos del frío. No hay verano que no ocurran grescas, violaciones y colapsos alcohólicos. Suelo escuchar las críticas a los boliches. Se los responsabiliza, pero ninguna gestión se anima a clausurarlos porque, se sabe, los boliches son el imán que magnetiza los pibes. Además, ¿el problema son los boliches?

 

Cuando publiqué Cámara Gesell fui puteado y amenazado. Las fuerzas vivas me la tuvieron jurada durante un tiempo largo, que atentaba contra el turismo, me acusaban, hasta que se dieron cuenta de que era mejor quedarse en el molde. Porque si bien lo mío era la ficción de una ciudad balnearia conurbanizada, la misma se basaba en datos indiscutibles de la realidad: la especulación estaba ahí. La especulación que proviene, históricamente, desde el fordista Carlos Gesell, el fundador. Un poco de historia: Carlos Gesell forestó estos médanos para obtener madera más económica para la fabricación de cunitas y al fracasar su negocio inició un ingenioso plan de loteos. Parece una broma macabra: muchos de los chicos que durmieron en las cunitas de la legendaria Casa Gesell fueron padres y sus hijos y nietos luego llegan a este balneario donde hoy mueren sus chicos. Cuando se lo presenta al Viejo Gesell como ecologista me causa gracia. A ningún ecologista se le ocurre crear una ciudad en los médanos. Que es lo que hizo el venerable Don Carlos. Paradojalmente, este hábil comerciante, considerado curiosamente un hippie pionero, era hijo de Silvio Gesell, un economista radical que despotricó contra la usura y fue citado por Ezra Pound. Nada que ver con su padre, aquí está su invento. También se ha dicho que la Villa fue la cuna del rock nacional. Es curioso este mito: es sabido que el Viejo se paraba ante los micros que llegaban cargados de jóvenes y fiscalizaba a ver cuánto dinero traían para sus vacaciones. Me animo a una hipótesis: el interés, el dinero, está enraizado fuertemente en la historia de este balneario que se planteaba como un Woodstock de cuarta.

Así las cosas, esto que es hoy un balneario que presume de ser territorio juvenil es un matadero. A ver: no hay verano que en Gesell no haya pibes víctimas. Ninguna novedad. Basta caminar las calles del centro y la playa en las primeras horas de la mañana para ver a los pibes dados vuelta errando por la 3, cuerpos machucados después de una pelea, tirados contra una pared, ahogados en su propio vómito, o bien en la playa inconscientes. Entonces, ¿de qué nos asombramos? ¿Acaso no es de dominio público que nuestro hospital, siempre colapsado en los meses de fuera de temporada, aún más en verano, empieza a recibir en la tarde temprano a chicas y chicos con coma alcohólico? ¿De quién es la responsabilidad? ¿Del chancho o de quién le da de comer? El chanchito, la gran alcancía del invierno, es la multitud de pibas y pibes, en su mayoría de clase media, que todos los veranos, especialmente en enero, vienen a Villa Gesell a desabrocharse como pueden la represión familiar, escolar y del sistema todo. A la hora de atender sus necesidades de esparcimiento veraniego (sic), los padres prefieren mirar para otro lado, quitárselos de encima, les alquilan por internet, y los despachan alegremente convenciéndose que los chicos son responsables. No, los chicos no son responsables. Y en este punto habría que empezar a pensar la educación, la sexual y tanta deuda pendiente. En estos días leí una profusa variedad de artículos de sociólogos, psicólogos y feministas que abordan la situación a partir de ese asesinato puntual. Acuerdo con todas estas interpretaciones. Aquí se visualizan el machismo, el patriarcado y las manadas en un territorio liberado de inhibiciones. Pero hay que sumarle también una cuestión de clase, los pibes de colegios privados que se divierten matando a patadas y ya grandulones tiran un cordero desde un helicóptero. A esta suma de violencia social, que es política, creo interesante agregarle, conociendo el terreno, la hipocresía: “En Villa Gesell vivimos del turismo. Y la temporada nos va salvar”.

En efecto, escribo estas líneas con pena, dolor y furia. No quiero abusar de la autoreferencia. Pero me cuesta. He visto, años atrás, a la Bonaerense razziar un boliche de la 3 y arrojar los pibes por la ventana. En la calle, otros policías los esperaban, los apaleaban y se los cargaban. También, es cierto, me cuesta escribir porque me lastima recordar otro verano, hace ya diez años, cuando acompañé a una piba violada a hacer su denuncia en la comisaría local. La bonaerense disponía ese verano de una cantidad considerable de denuncias de violación. Y se hablaba de un sátiro de los médanos. Las pesquisas terminaban siempre capturando como sospechoso algún perejil, al que era fácil culparlo de lo que podía haber hecho y también de lo que no.

Ahora, ante este crimen, no habría, en todo caso, que denunciar una vez más a la dirigencia geselina, toda la dirigencia, que desde hace décadas, no establece una política de turismo que contemple la contención del aluvión adolescente. Entren a cualquier supermercado y observen qué compran los pibes: botellas de vodka, tequila, ginebra, fernet, cerveza, un pan lactal y algo de fiambre. Es cierto, uno puede preguntarse, si quienes les alquilan a los pibes, por lo general departamentos de cuarta, taperas y sucuchos, no son conscientes. Es que nadie, ningún propietario, ningún supermercadista, ningún kiosquero, después de los largos meses de invierno, como dije, se quiere perder la temporada salvadora.

Pero, ¿de qué hablo? Hablo de los intereses de una sociedad capitalista y eso que un sociólogo supo denominar técnicamente el ocio represivo. Aunque parezca un desvío en estas reflexiones, los jueguitos electrónicos, hay que subrayarlo, son matriz pedagógica y negocio importante de la temporada. Para los más chicos, las máquinas con batallas de superhéroes contra monstruos, batallas espaciales, la posibilidad de manejar un lanzamisiles en una pantalla que atruena. Si es en esta diversión violenta e hipermachista que los padres instruyen a sus hijoscómo pretender que esos hijos, en la adolescencia, se comporten de otro modo

Irrefutable, ahora mataron un pibe a la salida de un boliche. Todos estos factores enumerados buscan explicar el crimen. ¿Quiénes lo mataron? ¿Los que lo patearon? ¿O fueron sus padres? ¿Por qué no, también, como copartícipes, los especuladores que confían que la temporada los va a salvar? Conjeturas y no tanto. Hay una sociedad capitalista y patriarcal, profundamente machista, que debe hacerse cargo de su muerte. Y también de los pibes que murieron en temporadas pasadas y los que volverán a morir en las venideras. 

Page 1 of 269
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…