El escritor Gabriel García Márquez, en París en enero de 1982.ULF ANDERSEN (GETTY)
 

La imaginación de lectores, cineastas y críticos sobre cómo podría adaptarse Cien Años de Soledad a un formato audiovisual ha volado con los años. Pero el momento de ver la obra culmen de Gabriel García Márquez en una pantalla toma cada vez más forma. Durante la octava versión del Festival Gabo en Colombia, Rodrigo García Barcha, hijo del Nobel, director de cine y televisión y productor de la serie que se verá por Netflix, dio algunas pistas.

La primera y de gran importancia para la memoria de García Márquez, quien siempre dudó sobre cómo las historias de Macondo podrían llevarse al cine, es que se hará en español y con un elenco latinoamericano. “Una de las condiciones es que se hiciera en Colombia y en español, definitivamente”, dijo Rodrigo García Barcha durante la charla Siguen las historias en la gran pantalla (y en muchas otras), con el director de cine Andrés Wood y el crítico de cine, Samuel Castro. Junto a Gonzalo García Barcha son productores ejecutivos de la serie.

Lo segundo es la duración, cómo comprimir una historia compleja con mezcla de tiempos- otra de las inquietudes que manifestaba García Márquez cuando le proponían llevarla al formato audiovisual-. La adaptación en Netflix se podrá ver en dos temporadas, en total veinte horas, dijo. Pero quizá lo más importante es que para Rodrigo García Barcha hay tranquilidad sobre los cambios que adelantan los guionistas, especialmente en los primeros capítulos. “Se han hecho un par de cosas estructurales, astutas, pero no son alarmantes, es muy fiel al libro. Y se tienen muchas horas para contarlo”, dijo en referencia al trabajo de Jose Rivero, uno de los guionistas.

Para el director de películas como Últimos días en el desierto o 10 pequeñas historias de amor, entre otras, adaptar libros al cine es difícil más allá del abolengo que tenga la obra. “En el caso de los libros de Gabo que tienen larga historia de malas adaptaciones, hay algo que se comparte y es demasiado respeto por el libro”, dijo. “En sus libros hay poco diálogo y cuando los personajes hablan lo hacen de manera poética, lapidaria y contundente; el cine no aguanta eso, no pueden estar hablando como dioses”, agregó.

Cien Años de Soledad no es la única obra del Nobel que se está trasladando al formato serie. El propio Rodrigo acompaña la versión de Noticia de un secuestro, para Amazon Prime. Dirigida por el chileno Andrés Wood, (Machuca, Violeta se fue a los cielos) también tiene un elenco internacional y guionistas colombianos. Una de ellas, Nubia Barreto, ayudó al Nobel durante la investigación del libro que, a manera de reportaje, cuenta el secuestro de prominentes figuras de la política colombiana durante la época del narcoterrorismo.

“Más que la fama de un libro, el desafío con Gabo es la grandeza del universo verbal, que es parte importantísima del valor de la novela. Traspasarlo a la imagen de forma literal es muy complejo porque tiene muchos subtextos. El reto es como reinterpretar esa grandeza”, dijo Wood.

Para este caso no se trata de un documental sino una historia ficcionada sobre el libro. “Toda historia es una adaptación”, afirmó García Barcha al explicar que no le preocupan los cambios que pueda tener. “Es como Instagram: la mayoría de las fotografías se suben con un filtro. La serie es así. Aún el libro de Gabo, los hechos que él decidió incluir y excluir, la estructura que hizo para crear suspenso, viene con filtro. Lo importante es la esencia de la historia, el respeto de lo que la historia quiere contar y de lo que la gente vivió, sin abaratar sus emociones. Es una historia en la que el público va a amar las libertades que nos hemos tomado para contarla”, remató el director de cine que además dirige varios capítulos de Santa Evita, serie basada en el libro de Tomás Eloy Martínez.

Read 833 times Last modified on Saturday, 12 December 2020 18:48
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…