México, Honduras y Guatemala acuerdan frenar la migración de centroamericanos a Estados Unidos

Estados Unidos anunció ayer que México, Guatemala y Honduras acordaron reforzar su seguridad fronteriza, como parte de los esfuerzos para frenar el creciente número de migrantes de Centroamérica que llegan a ese país.

La asistente especial sobre migración en el Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca, Tyler Moran, dijo que los tres países habían convenido aumentar el patrullaje en zonas limítrofes.

Hemos alcanzado acuerdos para que pongan más tropas en su propia frontera. México, Honduras y Guatemala han acordado hacer esto, sostuvo la asesora del presidente Joe Biden a la cadena MSNBC, al confirmar reportes previos revelados por Reuters.

Esto evitará que los traficantes de personas y los cárteles de la droga se aprovechen de la situación y también se protegerá a los menores que viajan solos, explicó.

Moran agregó que el gobierno de Biden trabaja con México para garantizar que tengan sistemas de refugio con el fin de atender a las familias y los niños.

Se duplican detenciones

La portavoz presidencial, Jen Psaki, dijo en rueda de prensa que este compromiso para aumentar los controles surgió durante discusiones bilaterales recientes y en curso desde hace tiempo.

Resaltó que México decidió mantener 10 mil soldados en su frontera sur, lo cual resultó en el doble de intercepciones diarias de migrantes, en tanto Guatemala envió mil 500 policías y militares a su frontera con Honduras, y éste desplegó 7 mil policías y militares”, declaró.

El objetivo es hacer más difícil el viaje (de los migrantes) y hacer que cruzar las fronteras sea más complicado, señaló Psaki.

Añadió que el acuerdo fue resultado de una serie de conversaciones bilaterales entre Estados Unidos y los gobiernos de las tres naciones.

Aclaraciones

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, aclaró que no hubo ningún compromiso por parte de nuestra delegación para poner militares en la frontera.

Lo que sí existe, dijo, es un compromiso del gobierno para evitar este tipo de migración que genera (...) esta ruta de muerte y luto a la familia hondureña.

Rosales recordó que tienen una fuerza fronteriza conjunta con Guatemala, conocida como Maya-Chortí, que trabaja no sólo el tema de migración ilegal, sino de ilícitos y combate al crimen organizado.

La presidencia guatemalteca, en tanto, descartó que haya un acuerdo firmado con Washington sobre el despliegue de tropas, indicó Reuters.

Un funcionario de la Casa Blanca informó que Guatemala y Honduras estaban desplegando los efectivos temporalmente en respuesta a una gran caravana organizada a finales de marzo.

Menores de edad

Más de 172 mil migrantes indocumentados fueron detenidos en marzo en la frontera de Estados Unidos con México, un alza de 71 por ciento en un mes y el nivel más alto en 15 años.

A su vez, el número de menores no acompañados registró un aumento de 100 por ciento en un mes, a casi 19 mil, según las recientes cifras oficiales.

Tyler Moran admitió la creciente migración irregular, pero puntualizó que 60 por ciento de las personas son rechazadas en cumplimiento de las medidas de salud pública para evitar la propagación del Covid-19.

En cambio, todos los menores, que suman 10 por ciento del total de los detenidos, son admitidos y el gobierno busca reunirlos con sus familiares en Estados Unidos.

Estamos tratando de trasladarlos de la manera más rápida y segura posible de los puestos de la Patrulla Fronteriza a instalaciones de servicios humanos y de salud, y luego al cuidado de un familiar, dijo.

Entre las razones que impulsan la migración irregular, Moran señaló la violencia en la región desde hace bastante tiempo e impactos ambientales y económicos, como los huracanes Eta e Iota en noviembre, que devastaron en particular a Honduras, y una sequía importante en Guatemala.

Es un problema realmente complejo y existe desde hace mucho tiempo. Y por eso no vamos a arreglar las cosas de la noche a la mañana. Pero el presidente se está tomando esto muy, muy en serio, afirmó Moran.

Harris, consultas

Si bien la vicepresidenta Kamala Harris ha sido nombrada como la encargada de las gestiones diplomáticas para atenuar el alza en el número de migrantes que llegan a la frontera estadunidense, Psaki se negó a dar detalles de su participación en estas gestiones, afirmando solamente que se trató de consultas a varios niveles.

Indicó que Roberta Jacobson, quien a finales de mes dejará su cargo como coordinadora de gestiones en la frontera sur, participó en las conversaciones con los tres gobiernos.

El aumento en la llegada de migrantes se está convirtiendo en un gran desafío para la Casa Blanca.

Read 116 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…