Solicitudes de asilo podrían superar las 100 mil en agosto, México
Cuartoscuro
 

El número de solicitantes de asilo en México sigue batiendo récords cada mes. Al cierre de julio la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) registró 12 mil 804 peticiones de protección, la mayor cifra hasta el momento. Si la tendencia se mantiene en agosto se superarán las 70 mil que se tramitaron en 2019, que hasta ahora era el año con más solicitudes de refugio.

“Si hacemos la proyección llegaríamos a los 110 mil. Cada vez llega más gente”, dijo el coordinador general de la Comar, Andrés Ramírez, quien reconoció que cada mes están reevaluando las previsiones debido al incremento en el número de registros. 

Las más de 12 mil solicitudes del último mes supone que diariamente se tramiten en las oficinas de Comar más de 400 peticiones de protección. Por países, Honduras sigue siendo el que más solicitantes de asilo aporta, con 26 mil 557. Por detrás están Haití, con 13 mil 255 y Cuba, con 6 mil 446. 

El cuarto país es El Salvador, con 4 mil 402; seguido por Venezuela (3 mil 558), Guatemala (2 mil 963) y Nicaragua (1 mil 803). Por último aparecen Chile (1 mil 717), Brasil (1 mil 016) y Colombia (681). Aquí aparecen dos fenómenos. Por un lado, que el 62% de las peticiones de protección llegan de dos países: Honduras y Haití, Por otro, que los registrados como chilenos y brasileños son en realidad hijos de haitianos establecidos allí tras el terremoto de 2010 y que ahora vuelven a ponerse en ruta ante las crisis en estos países. 

Ramírez explicó que fenómenos recientes, como la crisis política desatada en Haití tras el asesinato de su presidente, Jovenel Moise, no han impactado todavía en los flujos que llegan a México pidiendo asilo. Entre las razones que explican este incremento de los extranjeros que solicitan protección está el fin de las medidas de aislamiento decretadas por COVID-19, la crisis económica derivada de la misma pandemia, los huracanes en los países centroamericanos y las “altas expectativas” derivadas de las medidas de flexibilización en la frontera decretadas por el presidente de EU, Joe Biden. “Las razones no han cambiado, siguen siendo las mismas, la diferencia es que ahora estamos en medio de una tercera ola de COVID”, explicó Ramírez. 

Los contagios por coronavirus son una dificultad añadida para la Comar, que frecuentemente se ha visto obligada a cerrar sus oficinas tras detectar algún contagio. 

Entre los casi 65 mil nuevos solicitantes, Ramírez observa tres categorías. Por un lado, quienes llegan a México para pedir asilo en el país de forma genuina. Por otro, quienes solicitan esta ayuda como medio para poder atravesar México de camino a EU, su verdadero destino. Por último, personas que no desean pedir asilo pero que se ven obligados a ello al no encontrar vías para su regularización y con el objetivo de obtener una visa humanitaria que gestiona el Instituto Nacional de Migración (INM).

Debido a la pandemia México suspendió los plazos de algunos procesos administrativos, entre ellos la solicitud de asilo. De este modo, ya no están implementados los 45 días de plazo más otros 45 de prórroga que tenía la Comar para finalizar un trámite. Ramírez reconoció que el incremento del flujo de personas, unido a los cierres temporales debido a contagios, están provocando que los procesos sean más lentos. “Lo que hace más complicada la vida es la COVID, porque frecuentemente hay que cerrar oficinas. No podemos darnos el lujo del contagio”, dijo. 

En 2019, antes de la pandemia, EU recibió 93 mil solicitudes de asilo. Este año está previsto que México supere esta cifra. 

Read 303 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…