En época de Covid-19, guardado en casa me perdía en el desorden de libros y escritos, y recordaba en automático el de José Saramago, Todos los nombres.

Registraba el enorme placer de perderme en el confuso laberinto de libros relacionado como los expedientes sin salida del famoso escritor. Pasadizos oscuros y cuenta de papeles empinados e inencontrables. Lo desconocido que se diseminaba en la conservaduría de un registro civil.

Repartidos en los estantes, medio enterrados unos, casi ocultos por las telarañas y el polvo otros, véanse y no se veía la infinidad de registros sobre la vida y la muerte arrojados en diferentes épocas, formando columnas que flameaban la atención sobre lo efímero que somos.

Don José, el personaje de la historia de amor de Saramago, transcurre su vida en largos y solitarios paseos por los pasillos de dicho registro civil. O bien encaramándose en una escalerilla con fólders de la parte superior de los estantes, olvidados y escondidos en oscuros rincones. Examinados de cerca, conservan escritos, datos de hombres, mujeres y niños que fueron inscritos en el momento de nacer o morir.

La flojera de dulces arrebatos, bella interpeladora de la realidad envuelta en vagas fantasías refugiadas en el registro civil al que da vida José Saramago, el genial escritor portugués.

Al compás del ir y venir de la luz y la oscuridad del cuarto reposan las actas de nacimiento o de defunción que resurgen, se extinguen en el polvo, con olor a hojas de papel mojado que un día fueron vírgenes y desde una papelería alumbraban el camino del sol.

Esta semana soleada como anuncio de la primavera o del calor del cambio climático que se nos avecina fueron propiciadores de la magia que despierta la historia alucinante de Saramago. Misterio que araña y enfría la piel y adentra en el juego de la vida-muerte, porque, para él, la raza amante del sol ni en los cubículos de los registros civiles se resigna a renunciar al astro rey.

¡Que perezcan el cerebro, el corazón, el hígado, los genitales, los brazos y las piernas! Pero los ojos se salven, por si algún día una vieja hechicera quiera desafiar al tiempo. En la lectura de montañas de expedientes de vivos y muertos, un rayo de sol estaría jugando con la muerte.

Fantasía perdida en la noche de los tiempos, basada en la cultura de los expedientes, la burocracia que busca el sol. Un día la fiebre de la civilización destruirá los registros civiles, junto a la amplia idea del interminable naufragio de las cosas, el miedo ruin, egoísta en que nada ha de quedar. Sólo nos consuela la importancia de respetar los ojos a la hora de la muerte. Ese instinto de muerte que estudió Freud.

Pulsión de destrucción de la economía síquica en la parte maldita de ese gasto, pura pérdida o la desaparición en la biblioteca, entre montañas de libros antiguos húmedos y polvorientos.

 

 

Read 141 times

Cultura

    Un día como hoy pero de 1941, se estrenó El Ciudadano Kane. El 1 de mayo de 1941 se estrenó la película El Ciudadano Kane del director, actor, productor y guionista Orson Welles. Charles Foster Kane está inspirado en el personaje real William Randolph Hearst, magnate de
La actriz Sylvia Pasquel (izq) en una escena de la cinta El diablo entre las piernas. Foto Cortesía Alebrije CIE/Cinetec     Paz Alicia Garciadiego comenzó a escribir el guion de El diablo entre las piernas sin la intención de que fuese filmada. Comencé a plasmarlo después de verme en el
La ausencia de Francisco Toledo es notoria en la casa que en 1988 convirtió en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO). Pero su visión de la vida y las cosas perdura. Toledo vio detalles que el ojo común no detecta. Vio el arte en lo cotidiano y logró trascender a otros espacios y
Al quedar fuera de la configuración territorial y política del Nuevo Mundo, Italia no es considerada protagonista en la historia de México ni en el devenir de América Latina, sin embargo, la curiosidad intelectual ha sido el estrecho vínculo entre ambos.   Ello, quedó asentado en el primero de
La pekinesa Chloé Zhao se convirtió el domingo en la primera asiática y tan solo la segunda mujer en conquistar un Oscar en la categoría de dirección. La directora se llevó a casa dos estatuillas en la atípica gala de la Academia, marcada por la crisis del coronavirus y la debacle económica que
Phillip Bladh, Carlos Cortes, Michellee Couttolenc y Jaime Baksht bromean con su premio Oscar a mejor sonido por la película "el sonido del metal". En vídeo, el momento de la entrega del premio. Foto: Chris Pizzello   La película Sound of Metal, cuyo sonido fue editado y mezclado por una
Yuh-Jung Youn, la sensación de la noche en las redes, posa con su Oscar por mejor actriz de reparto por 'Minari'.CHRIS PIZZELLO / GETTY IMAGES     ¿Se puede ser gracioso? Según los Oscar, no es el momento. No hubo este año el clásico monólogo inicial que repasa a los nominados y al
Chloé Zhao, directora de 'Nomadland', con sus dos estatuillas. En vídeo, resumen de la gala.CHRIS PIZZELLO/AP   Hollywood ha abogado este domingo por el futuro del cine y de la diversidad en la industria. Uno de los principales motores del entretenimiento ha querido decir por qué sigue
El actor Anthony Hopkins fotografiado en 1991, en plena resaca de la fama estratosférica (y el amor de crítica y público) que conoció tras 'El silencio de los corderos'. MIRRORPIX / GETTY IMAGES   Cuando el pasado diciembre Anthony Hopkins (Port Talbot, Reino Unido, 1937) celebró en un vídeo de
Fotogramas de Hillbilly, La madre del Blues y Sound of Metal Los premios Oscar 2021 se celebran el próximo domingo, 25 de abril. En un año tan atípico, muchas de las películas nominadas a los Oscar 2021 ya están disponibles en las plataformas VOD. Aunque aún hay cintas que se pueden ver en
Esta semana llegan a las salas de cine españolas tres thrillers: Una joven prometedora, un homenaje a esas amigas que en algún momento de la vida lo han sido todo y a todas las mujeres que han sufrido no ya una violación, sino el cuestionamiento de su palabra por su manera de vestir o
Charles Chaplin, en el campamento gitano de 'Charlot, bohemio (The Vagabond)' (1916). En vídeo, una secuencia de la película.     Charles Chaplin pensó durante muchos años que había nacido en el gran Londres en 1889. Hijo de artistas del music-hall, nunca logró encontrar su
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…