El gobierno de Joe Biden parece haber comprendido que salvar al capitalismo exige sacarlo cuanto antes del orden neoliberal. Sacarlo de la economía y de la política neoliberales. “Es hora de que recordemos que ‘we the people’ somos el gobierno, ustedes y yo, no una fuerza en una capital lejana”, dijo, en contra del evangelio neoliberal al que pertenecía desde tiempos de Clinton.

Biden se propone una política fiscal diferente de la austeridad del Consenso de Washington, con sus programas de gasto para el rescate de la economía, para las infraestructuras y para ampliar la red de bienestar y reducir la pobreza. Quiere gravar a las grandes empresas, a las personas de altos ingresos y favorecer la ampliación del sindicalismo. Lo acompaña Janet Yellen, secretaria del Tesoro: política fiscal y monetaria de la mano. Se ha ubicado a la izquierda de su pasado, pero trabaja contra el ala conservadora de su partido y contra la oposición cerrada de los republicanos.

Al nobel neokeynesiano Paul Krugman por décadas lo convirtieron en un outsider. Ahora, editoriales de diversos medios escriben que Washington habla en lenguaje krugmaniano. Krugman escribe: Sus verdaderos motivos [de los republicanos] no son un misterio. Quieren que Biden fracase, al igual que querían que fracasara el presidente Barack Obama, y una vez más ofrecerán una oposición a ultranza a cualquier cosa que proponga un presidente demócrata. Tim Scott, encargado de formular la réplica a Biden, alertó contra los sueños socialistas de Biden, hágame usted el favor, y dijo en lengua neoliberal reaganaianamás impuestos, más gasto. Washington estará más en tu vida. Desde la cuna hasta la universidad. La belleza del sueño americano es que las familias deben definir ese sueño por sí solas. Deberíamos estar expandiendo oportunidades para todas ellas, no arrojando dinero para resolver problemas. Trump sigue actuando y los republicanos serán un obstáculo permanente. Las fuerzas negras de la expoliación neoliberal no están derrotadas, en todas partes resistirán hasta que las mayorías arruinadas puedan quitarse la venda y vean quién es su más voraz enemigo.

Esa misma oposición neoliberal cerrada actúa en México a la luz del día. El orden neoliberal en México creó un Estado de hecho y de derecho buscando su perpetuidad, donde el capitalista y el político se fundieron en uno. No sólo fue que los políticos operaron con absoluta desmesura al servicio de los empresarios con un arrogante desprecio por los asalariados y por el pueblo en general, sino que ellos mismos se volvieron capitalistas multimillonarios mediante el saqueo de las arcas públicas y los contratos de obra pública, o de servicios, que se dieron a sí mismos o en sociedad con los privados. Esos contratos no sólo fueron formulados a precios de expolio, sino que la obra pública resultó inservible, o quedó sin acabar, o bien los servicios no sirvieron a nadie.

La forma del Estado neoliberal no es la misma en cada nación; depende de la historia de cada uno. En México la igualdad jurídica para contratar y la igualdad jurídica ciudadana han ido de la mano de una de las condiciones de exclusión más extremas del planeta: México es desigual entre los desi-guales. La libertad de los poderosos para hacer y deshacer en el campo político y en el económico no conoció obstáculo. Las instituciones del Estado sirvieron para el atraco a diestra y siniestra y, además, se crearon instituciones autónomas para lo mismo: para repartir el botín entre la que la 4T llama, con total precisión, mafia del poder.

El PRI, por la voz llena de convicción neoliberal de la senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas, votó en contra de la reforma a la Ley de Hidrocarburos, porque, dijo: se trasgrede el principio de irretroactividad de la ley, al otorgarle ventajas competitivas a Petróleos Mexicanos en el mercado de los petrolíferos en detrimento de las personas que, en ejercicio de su libertad económica, participan ya en ese sector. Es decir, importan un bledo los efectos sociales y sobre las finanzas públicas que la ley tenía antes de ser reformada: a quienes el Estado neoliberal dio su ubre en ejercicio de su libertad, son sus dueños a perpetuidad. Así lo manda la competencia del mercado, según el credo expoliador.

La Cofece dice de sí misma que se propone promover y proteger la competencia en los mercados para contribuir al bienestar de las familias y al crecimiento económico del país. El dogma neoliberal cree que las empresas públicas son lo mismo que las privadas; aunque ha regulado de modo de favorecer a las privadas. En beneficio de las familias, afirma con absoluto irresponsable desparpajo.

Si alguna área del Estado no funciona, es preciso reformarla. Si el Estado todo no funciona, hay que reformarlo, siguiendo el artículo 39 constitucional. Eso debe hacerse, en lugar de inventar organismos autónomos neoliberales para el beneficio de la mafia del poder, a la que es urgente ubicar en un tobogán final en junio próximo.

Read 145 times

Cultura

    Un día como hoy pero de 1941, se estrenó El Ciudadano Kane. El 1 de mayo de 1941 se estrenó la película El Ciudadano Kane del director, actor, productor y guionista Orson Welles. Charles Foster Kane está inspirado en el personaje real William Randolph Hearst, magnate de
La actriz Sylvia Pasquel (izq) en una escena de la cinta El diablo entre las piernas. Foto Cortesía Alebrije CIE/Cinetec     Paz Alicia Garciadiego comenzó a escribir el guion de El diablo entre las piernas sin la intención de que fuese filmada. Comencé a plasmarlo después de verme en el
La ausencia de Francisco Toledo es notoria en la casa que en 1988 convirtió en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO). Pero su visión de la vida y las cosas perdura. Toledo vio detalles que el ojo común no detecta. Vio el arte en lo cotidiano y logró trascender a otros espacios y
Al quedar fuera de la configuración territorial y política del Nuevo Mundo, Italia no es considerada protagonista en la historia de México ni en el devenir de América Latina, sin embargo, la curiosidad intelectual ha sido el estrecho vínculo entre ambos.   Ello, quedó asentado en el primero de
La pekinesa Chloé Zhao se convirtió el domingo en la primera asiática y tan solo la segunda mujer en conquistar un Oscar en la categoría de dirección. La directora se llevó a casa dos estatuillas en la atípica gala de la Academia, marcada por la crisis del coronavirus y la debacle económica que
Phillip Bladh, Carlos Cortes, Michellee Couttolenc y Jaime Baksht bromean con su premio Oscar a mejor sonido por la película "el sonido del metal". En vídeo, el momento de la entrega del premio. Foto: Chris Pizzello   La película Sound of Metal, cuyo sonido fue editado y mezclado por una
Yuh-Jung Youn, la sensación de la noche en las redes, posa con su Oscar por mejor actriz de reparto por 'Minari'.CHRIS PIZZELLO / GETTY IMAGES     ¿Se puede ser gracioso? Según los Oscar, no es el momento. No hubo este año el clásico monólogo inicial que repasa a los nominados y al
Chloé Zhao, directora de 'Nomadland', con sus dos estatuillas. En vídeo, resumen de la gala.CHRIS PIZZELLO/AP   Hollywood ha abogado este domingo por el futuro del cine y de la diversidad en la industria. Uno de los principales motores del entretenimiento ha querido decir por qué sigue
El actor Anthony Hopkins fotografiado en 1991, en plena resaca de la fama estratosférica (y el amor de crítica y público) que conoció tras 'El silencio de los corderos'. MIRRORPIX / GETTY IMAGES   Cuando el pasado diciembre Anthony Hopkins (Port Talbot, Reino Unido, 1937) celebró en un vídeo de
Fotogramas de Hillbilly, La madre del Blues y Sound of Metal Los premios Oscar 2021 se celebran el próximo domingo, 25 de abril. En un año tan atípico, muchas de las películas nominadas a los Oscar 2021 ya están disponibles en las plataformas VOD. Aunque aún hay cintas que se pueden ver en
Esta semana llegan a las salas de cine españolas tres thrillers: Una joven prometedora, un homenaje a esas amigas que en algún momento de la vida lo han sido todo y a todas las mujeres que han sufrido no ya una violación, sino el cuestionamiento de su palabra por su manera de vestir o
Charles Chaplin, en el campamento gitano de 'Charlot, bohemio (The Vagabond)' (1916). En vídeo, una secuencia de la película.     Charles Chaplin pensó durante muchos años que había nacido en el gran Londres en 1889. Hijo de artistas del music-hall, nunca logró encontrar su
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…