Print this page

 

LA OCUPACIÓN DE LA PLANTA EMBOTELLADORA DE LA EMPRESA Y SU CONVERSIÓN EN ALTEPELMECALLI, CASA DE LOS PUEBLOS, EN CUANALÁ, PONE FRENO AL BRUTAL SAQUEO HÍDRICO

Juan C. Bonilla, Puebla

Luego de tres semanas de la toma de las instalaciones de la ex embotelladora Bonafont en el municipio de Juan C. Bonilla, Puebla, más de dos centenares de personas asistieron al Encuentro Internacional de Científicxs por la Vida, llevado a cabo en el Altepelmecalli, la Casa de los Pueblos, del 30 de agosto al 4 de septiembre del 2021.

Nosotros, los Pueblos Unidos de la región de Cholula y los Volcanes que luchamos en contra de la empresa Bonafont, propusimos el encuentro de científicas y científicos por la vida porque vimos la necesidad de abrir un espacio en el cual las diferentes voces pudieran expresarse, aportar sus conocimientos, experiencias, propuestas y críticas a favor de la vida, contrario a la ciencia convencional, extractivista y neoliberal.

En este encuentro participaron científicos e intelectuales como Raúl Zibechi, Gilberto López y Rivas, Yuderkys Espinosa, Raquel Gutiérrez, Carmen Cariño, Eliana Acosta, Linda Marín, Alejandra Colom, Mónica Berger, Gabriela Méndez, los documentalistas Juan Carlos Rulfo y Valentina Leduc, la defensora de los derechos humanos Estela Hernández Jiménez, y estudiantes de diversas universidades, quienes sostuvieron un diálogo con representantes comunitarios, mujeres, jóvenes, abuelas y abuelos, médicas tradicionales, activistas, ambientalistas, artistas, personas de la disidencia sexual y de género, colectivas, representantes de organizaciones sociales, asociaciones civiles, cooperativas agroecológicas y de comunicación comunitaria, promotores comunitarios, biólogas, sociólogas, antropólogas, músicos, poetas, muralistas, escritores, así como representantes de pueblos originarios nahuas, otomís, ñuu savi, tutunaku, entre otros.

Se habló de la situación socioambiental del Alto Atoyac y del acuífero de Puebla, destacando el estudio técnico, científico y participativo realizado por el Centro de Derechos Humanos Fray Julián Garcés, complementado con estudios de caso del río Metlapanapa y de Santa María Zacatepec; también se explicaron alternativas y propuestas comunitarias frente al extractivismo, el saqueo y demás agravios a los territorios de vida, como los despojos que realizan la academia, las empresas y los gobiernos, tales como robo de saberes, de prácticas, de la palabra, conocimientos y pensamiento de los pueblos.

La Casa de los Pueblos. Las instalaciones del ahora Altepelmecalli, Casa de los Pueblos, en Cuanalá, fueron por casi treinta años un espacio de saqueo de agua, explotación y contaminación de la naturaleza, a cargo de la empresa Bonafont, que forma parte del corporativo Danone. Ahora podemos presenciar cómo, a partir de la reapropiación por parte de los Pueblos Unidos y con el respaldo de al menos veinte pueblos de la región, la Casa de los Pueblos se vive como un sitio de reflexión, sentipensamiento y escucha, un espacio para imaginar y vivir otros mundos posibles.

El saqueo. Tres empresas concentran el 82 por ciento del mercado del agua en México: Danone, Cocacola y Pepsicola, las cuales distribuyen agua embotellada con un valor de 200 mil millones de pesos. Bonafont, de Danone, es líder al recabar el 38 por ciento de los ingresos por este rubro, seguida de Ciel, de la Cocacola, con el 25 por ciento y E-Pura, de Pepsicola, con el 19 por ciento.

Frente a esta situación, los pueblos declaramos que Bonafont nunca más regresará a operar y nunca más permitiremos el saqueo a nuestro territorio. Tampoco permitiremos la instalación de desarrollos inmobiliarios, industriales y otros proyectos extractivistas que destruyen y contaminan el suelo, agua, ríos, aire.

Estas instalaciones se han tomado para resarcir todo el daño que hicieron en la región. Ahora vemos cómo los niveles de agua en los pozos, ameyales y ríos de las comunidades comienzan a recuperarse y es por eso que nosotros seguiremos resistiendo.

En esta lucha lo único que siempre recibimos de los malos gobiernos y las empresas es el desprecio, la persecución y criminalización de los defensores de la vida. Responsabilizamos a los tres niveles de gobierno por la intimidación que desde el primer día los Pueblos Unidos hemos recibido.

El mensaje. Hoy estamos en este espacio donde durante 29 años se nos despojó de nuestra agua sagrada, y por este robo nuestros pozos se secaron. No contentos con tanto daño, pretendían hacer crecer la extracción; pero los pueblos no lo permitimos y el 22 de marzo de 2021 decidimos cerrar esta planta de saqueo. Tras el cierre, las comunidades notaron aumento en la disponibilidad de agua en sus pozos. Fue casi de inmediato que los efectos de nuestra organización se hicieron presentes. Así, durante cinco meses resistimos y nos dispusimos a invitar a más compañeros de otros pueblos. En cada comunidad preguntamos en asambleas qué es lo que haríamos. La decisión fue unánime: la empresa Bonafont no volverá a saquear nuestra agua y las instalaciones ahora servirán para el bienestar de las comunidades. Y así lo hicimos el 8 de agosto, fecha en que se conmemora el natalicio de Emiliano Zapata, los Pueblos Unidos de la región cholulteca abrimos este lugar para convertirlo en la Casa de los Pueblos. Aquí los pueblos encontrarán su casa, un lugar desde donde nos podemos organizar para seguir defendiendo la vida y enseñar a los que vienen a hacerlo. Para que nuestra labor sea completa, sabemos que también debemos escuchar otras voces, otras experiencias. Consideramos muy importante que nuestros compañeros científicos nos compartan su visión para que nuestra perspectiva crezca.

Hicimos este Primer Encuentro de Ciencias por la Vida porque sabemos que la ciencia la han usado los malos gobiernos, los capitalistas, para dañar y destruir la tierra, contaminar el agua, dañar la vida toda. Nosotras, nosotros, creemos que la ciencia debe ser para la vida y por la vida y que debe ser pensada y construida por los pueblos.

La despedida. Agradecemos que hayan llegado hasta la Casa de los Pueblos a solidarizarse con nosotros. Fue muy enriquecedor y reconfortante que tantos compañeros estén sumando sus esfuerzos para esta lucha por la vida.

Como los compañeros zapatistas lo han dicho, la organización es la única forma para vencer a este sistema asesino. Sólo así, organizándonos en nuestras geografías y hermanándonos con otras luchas, venceremos.

Read 325 times
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…