La formación inicial docente es el comienzo de un largo camino de actualizaciones. Quien toma el camino de la docencia, debe tener muy claro que los conocimientos aprendidos no se estacionan en la memoria de una vez para siempre, sino que están en “movimiento”, se incrementan y están alertas para conocer nuevas experiencias educativas. Los profesores nos sabemos sometidos al tiempo y a un continuo “devenir”, que debemos sumar día a día el conocimiento adquirido con la revisión en forma periódica y permanente lo que ya conocemos. Lo comparo con la experiencia de escalar montañas, llegar a una cumbre, que parece la más alta y llegando a su cima se distingue otra. El profesor que no tiene deseo de una formación permanente, “restringe la creatividad y la intuición congénitas. y contraría la imaginación. la clarividencia precoz y la sabiduría del corazón, …” (Gabriel García Márquez).

La formación docente de excelencia, sigue siendo la más clara garantía para una educación para todos y todas, por ello estamos obligados todos y todas a encarar el presente con compromiso pedagógico, ético y social para ir al encuentro del mañana desde el presente. Los profesores tenemos que mirar al futuro, pero el pasado es la pierna que tenemos en el suelo cuando avanzamos, necesitamos no olvidar el camino recorrido. Si hay buenas experiencias busquemos lo bueno y si es nuevo, perfecto, pero no confundamos lo bueno con lo nuevo porque caeremos en una ingenuidad y llamaremos «escuela innovadora» a cualquier deslumbrante novelería. “No podemos pretender comprender el presente y trazar una ruta hacia el horizonte con la mirada clavada en el retrovisor. Mucho menos cuando la velocidad y la aceleración continua de las innovaciones nos increpan sobre el futuro de la formación docente” (Luis Bonilla-Molina).

A los educadores, en general, -por experiencia-, sabemos que no todo lo viejo no vale, o que todas las innovaciones son buenas. Ahora tenemos la oportunidad de acompañar a nuestros estudiantes en proceso de encontrar el “equipaje” que necesitarán para vivir su futuro. Ya conocemos que es mucho más fácil educar a los estudiantes para nuestro pasado que para su futuro, por no mirar el futuro, por el poco interés por conocer las nuevas propuestas o por apatía para aprender nuevas rutas pedagógicas, -entre otras razones- que “justifican” la poca exigencia personal, el mantenerse en “zona de confort” o revalorizar la tarea docente.

Para Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE, los sistemas educativos son (en su mayoría) sustancialmente conservadores, porque todo cambio o actualización causa ansiedad en los padres, al enfrentarse a la exigencia de aprender cosas que – algunos de ellos- no entienden. “Los profesores del Siglo XXI tenemos la exigencia de conocer “la historia de la pedagogía, de la educación, de los avances científicos en la materia. Los profesores debemos ser formados psicopedagógicamente con mucha exigencia, no dejar de estudiar y de prepararnos nunca, “ya que esta profesión requiere de una transformación y de una evolución personal continua”.

El mundo educativo no es estático, siempre ha habido, hay y habrá nuevas opiniones, propuestas y experiencias educativas, filosóficas, pedagógicas, psicológicas, didácticas, epistemológicas, tecnológicas, psicológicas, históricas y lingüísticas entre otras, que tocan tangencial o transversalmente el quehacer docente. “Sabemos que una sociedad evoluciona, tiene movilidad social cuando las diversas generaciones van aportando a una mejor y mayor calidad educativa. Es a través de una mejor educación con mejores profesores, como las personas mejoran su futuro laboral, se pueden adaptar a los cambios tecnológicos e incorporar los avances tecnológicos a los nuevos conocimientos, pero con ética. Los profesores tenemos que estar atentos a los cambios, porque no somos piezas de museo, sino seres humanos – con valores y trascendencia- que asumimos ser corresponsables de la generación, crecimiento y estabilización de “una escuela abierta para todos los alumnos, ya sea que vivan en una pequeña población rural o en grandes urbes, lo que permitiría una mayor equidad social”.

Un buen número de profesores estamos convencidos –sea cual sea el manejo de tecnologías educativas de última generación o no- que nuestra tarea en el aula no puede ni será reemplazada por la informática, la robótica o el 5G y, menos organizará el trabajo en equipo colaborativo y corresponsable. La presencia, comunicación, cercanía y la interacción del profesor con los alumnos, su palabra, su escucha, su mirada y sus emociones con huella propia, lo hace un agente necesario e indispensable en el proceso enseñanza – aprendizaje de los seres humanos. Porque estamos transitando una etapa “con menos lección tradicional y más aprendizaje autónomo (apoyado en soportes más interactivos), entre pares (colaborativo) y con la comunidad”. 

“De hecho, deshumanizamos a la gente para encajarlos dentro de las economías industriales, y creo que ahora debemos rehumanizarnos de nuevo a través de la educación” (Eva Millet).  El profesor, “está siendo menos transmisor de información y más diseñador de entornos, situaciones, experiencias y procesos de aprendizaje“. Y esa tarea no la haría un robot. 

Un buen número de profesores estamos convencidos –sea cual sea el manejo de tecnologías educativas de última generación o no- que nuestra tarea en el aula no puede ni será reemplazada por la informática, la robótica o el 5G y, menos organizará el trabajo en equipo colaborativo y corresponsable. La presencia, comunicación, cercanía y la interacción del profesor con los alumnos, su palabra, su escucha, su mirada y sus emociones con huella propia, lo hace un agente necesario e indispensable en el proceso enseñanza – aprendizaje de los seres humanos. Porque estamos transitando una etapa “con menos lección tradicional y más aprendizaje autónomo (apoyado en soportes más interactivos), entre pares (colaborativo) y con la comunidad”. 

“De hecho, deshumanizamos a la gente para encajarlos dentro de las economías industriales, y creo que ahora debemos rehumanizarnos de nuevo a través de la educación” (Eva Millet).  El profesor, “está siendo menos transmisor de información y más diseñador de entornos, situaciones, experiencias y procesos de aprendizaje“. Y esa tarea no la haría un robot. 

Read 282 times

Cultura

Uno de los últimos retratos de la pintora mexicana Frida Kahlo ha batido este martes el récord de un artista latinoamericano en subasta. El autorretrato Diego y yo, de 1949, fue la estrella de la puja que la casa Sotheby’s ha celebrado este martes en Nueva York, en el marco de la temporada de otoño
Tierra sobre tierra, define el artista Oscar Formacio (Cholula, 1989), llama a entender la diversidad de formas, configuraciones y tensiones entre lo gráfico, lo volumétrico, lo arquitectónico y la instalación para pensar más allá de la práctica artística que se cuelga o se pone en una base, y
Dos figuras antropomorfas de barro, modeladas y con aplicaciones procedentes de la Costa del Golfo de México, específicamente del centro de Veracruz, de filiación cultural totonaca, elaboradas en el periodo Clásico mesoamericano (400 – 900 d.C.), las cuales se encontraban en el catálogo de la casa
Comala, espacio artístico, volverá a abrir. Luego de padecer al Covid-19, sus estragos económicos y el llamado a la no reunión que llevó a deshabitar los espacios, este centro cultural ubicado en el barrio de El Alto reabrirá con un nuevo programa de talleres que apostarán por lo presencial y lo
Escena del video 'Una trayectoria, una colección: Federico Silva' realizado por Osvaldo Villagrán, para conmemorar los 98 años del escultor, pintor y académico mexicano.   En Tlaxcala, el estado más pequeño de la República, se encuentra la casa donde vive Federico Silva (Ciudad de México, 16 de
Escultura de ‘Tlalli’, que se colocará en una glorieta de Paseo de la Reforma, en sustitución de la estatua de Cristóbal Colón. Foto José Antonio López   La historia del llamado “descubrimiento de América” tiene diversas formas de ser vista. La visión dominante ha sido una que glorifica a la
Artistas y creadoras difundieron una carta en la que piden a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, retirar al artista Pedro Reyes el encargo de la escultura “Tlalli” que sustituirá a la estatua de Colón. En la misiva con fecha 12 de septiembre, alrededor de 300 artistas firmantes consideran
El Edificio Carolino de la UAP tendrá un nuevo uso. Como parte de la creación del Barrio Histórico Universitario se gestó el Museo Carolino, centro de cultura y saberes que se inaugura con la exposición Víctimas y victimarios de José Rivelino Moreno Valle, mejor conocido como Rivelino.
La conmemoración a 500 años de la caída de Tenochtitlán (1521) ha dado pie a diversas reflexiones que buscan comprender el mundo en que vivían las culturas originarias que habitaban el territorio ahora conocido como México y la manera en que el choque con el mundo español dio origen a nuestra
De la casa de Juana Peñate Montejo en Tumbalá, Chiapas, México. Foto: Diana Laura Montejo. Leer la poesía de Juana Peñate Montejo equivale a sumergirse en el rico y vibrante mundo de Chiapas, México. Sus poemas evocan a la naturaleza verde que rodea a su hogar en Tumbalá: sus ríos y montañas, las
Óleos de Agustín de Iturbide y su esposa Ana María Huarte, así como fotografías y reproducciones de recetarios antiguos, además de algunos cubiertos especiales y lebrillos del Talavera que representan lo que se sirvió a quien se nombró emperador de México al visitar Puebla el 28 de agosto de 1821,
Fotografía de autora   Xàbò mè’phàà   Xàbò mè’phàà, Ajngáà nikraòminanè ná chaca, naraxná xé mbíyu. Natsí mathán ri ríga, xí tsí gìxthamínè ná a’wuá rá.     Ná a’kuín mbro’on, nìguakra’wíi. A’kúun, araxná xó’ tsía’khe agú Kha’ngò maxámbùma xó’ rí xtáa.        
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…